Warning: Unexpected character in input: '' (ASCII=22) state=0 in /home/petroleoenergia/public_html/components/com_flippingbook/router.php(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code on line 1

Parse error: syntax error, unexpected ')' in /home/petroleoenergia/public_html/components/com_flippingbook/router.php(1) : eval()'d code(1) : eval()'d code on line 1
Hablemos de eficiencia

Idioma

Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97     Dólar 20.14/20.15     Petróleo MME 46.03     EUR/USD 1.0557 / 1.0559     Gasolina 16.56/18.38/17.76     Texas Oil 53.97

Hablemos de eficiencia

 Por: Beatriz H. Romano

 

Durante su estancia en México, Alberto Fossa, consultor internacional de ICA Procobre, se dio cita para una charla en exclusiva con Petróleo&Energía, donde platicó, entre otras cosas, sobre lo que ha sido la importante implementación en la industria internacional de la norma ISO 50001, norma creada para la gestión eficiente de la energía.

Ingeniero eléctrico, maestro y doctor en Energía de la Universidad de São Paulo, Brasil, son algunos de los títulos que ostenta Alberto Fossa, quien comienza explicándonos cómo ocurrió su fortuita transición de trabajar en consultorías de distribución y transmisión de energía eléctrica a hacerse especialista en temas de petróleo y gas.

 

“Hace más de 20 años una persona de ICA en Brasil me invitó a participar en un proceso de tuberías. Yo era ingeniero eléctrico y no hablaba nada de tuberías, pero fui invitado porque tenía una amplia experiencia en la parte de la normalización. Me dijo: ‘Hay un proceso de normalización para la conducción de gases combustibles; nosotros ya tenemos consultores especialistas en la parte de electricidad, así que nosotros te necesitamos para el de tuberías. Tú conoces de normas y las normas son todas iguales’”, sonríe Fossa. “Entonces me preparé para la primera reunión y a la segunda ya estaba como coordinador de la Comisión Nacional de Instalación de Gases Combustibles. Así es como ICA promovió la primera revolución en mi carrera profesional”, recuerda.

 

Luego de esta catapulta, el también Director Ejecutivo de la Asociación Brasileña de la Eficiencia, Cumplimiento e Instalaciones decidió prepararse más académicamente en el tema de energía hasta que llegó su segunda oportunidad cuando ICA arrancó un nuevo proyecto internacional en torno al tema de eficiencia energética.

 

“Eran finales de 2008 y yo estaba apoyando las reglamentaciones de los equipos (industriales) de Brasil cuando me invitaron a una reunión sobre un tema de gestión de energía. En esa reunión se encontraban los Comités brasileños responsables de seguir las actividades de la ISO para hablar sobre el arranque de la TC242 (norma: Energy Management). La 242 nació con una coordinación dupla entre Estados Unidos y Brasil como un acuerdo entre los organismos de normalización. Necesitaban de técnicos que participaran en los procesos ,y entonces asumí la coordinación en Brasil y comencé a participar de todas las reuniones internacionales. Ahí me encantó el tema”.

 

Con todo este movimiento en la temática de energía y desde entonces vinculado con la eficiencia energética, Alberto Fossa se convirtió en pieza fundamental para el desarrollo de la norma ISO 50001, publicada en 2011; pues, aunque más de 50 países estuvieron involucrados en este proceso desde su inicio, el especialista formó parte del selecto grupo técnico que trabajó profundamente en su desarrollo.

 

“Es un grupo que tiene construido todo un tratado de definiciones y conceptos necesarios para el arranque y promoción de estos proyectos”, comenta el experto.

 

La buena gestión es energía

 

De lleno en la norma 50001 y debido a sus  conocimientos, es invitado por la Organización de las Naciones Unidas como experto en energía, lo que lo lleva a participar en actividades de Viena, promover la norma en las industrias de Ecuador y participar en proyectos de Colombia, Mozambique y Egipto. Con todo su expertisse, el especialista nos responde la cuestión sobre la calificación que merecería América Latina en relación a la gestión de energía de acuerdo a la 50001.

 

“Desafortundamente ahí andamos muy mal -expresa al instante Fossa-. Lo que se mira es que los europeos están al frente de todos los movimientos, aunque esto debe contextualizarse cuando se miran panoramas internacionales y se compara quién está por delante y quién no se está desarrollando tanto. Los europeos están al frente, primero, porque tienen un problema de producción de energía muy serio y muy importante.

 

“Alemania desarrolló un programa muy grande de renovables porque su intención es ser independientes y autosuficientes en la producción de energía. Si no se maneja la demanda se tiene que manejar la producción. Hay que construir un balance entre la producción y la demanda con producciones autónomas para controles de los consumos. Francia, Inglaterra, Italia, Dinamarca, Suecia, Finlandia… ¡prácticamente toda Europa tiene proyectos importantes!”

 

El doctor también subraya que por encima de esta importancia lo que existe es un fuerte involucramiento del gobierno, en el que se mantiene una postura seria en sacar adelante los proyectos que conlleven incluso a la capacitación de las personas.

 

“Tratamiento de las temáticas en alto nivel es lo que distingue las cosas”, afirma.

 

En cuanto al país mejor posicionado en América, señala al norte y opina que la administración del presidente estadounidense, Barack Obama, trajo un cambio significativo de cultura y mentalidad al involucrarse más en la temática de la eficiencia, por lo que alaba el programa estadounidense de DOE (Departamento de Energía Americano), encargado de promover a gran escala todos los tipos de eficiencia, incluyendo la energética, a través de planes efectivos de monitoreo en los sectores industriales.

 

“Con certeza, de toda América, Estados Unidos está al frente, quizás no por mucho pero sí más; es cierto también que por la dimensión de los recursos que ellos tienen”, menciona el consultor.

 

México frente a la 50001

 

Como protagonista de los procesos ISO reconoce que su nación, Brasil, se ha atrasado en esta materia pese a su larga historia energética y de haber desarrollado desde la década de los 90, programas de eficiencia de energía que sirvieron de inspiración a otros países latinos. “Incluso México se perdió un poco en estos últimos seis años”, añade.

 

Sin embargo el doctor da una palmada de aliento a las regulaciones mexicanas: “Me parece que las bases regulatorias del Gobierno en la región de México son buenas. Hay leyes que regulan e incentivan los programas de eficiencia energética de forma general. México también ha hecho muchas cosas y me alegra estarlo acompañando en sus proyectos”.

 

Entre los retos que los mexicanos tenemos que superar para alcanzar esta eficiencia, Alberto Fossa nos menciona uno clave: “De demostrada importancia es la participación de las ESCO  (Energy Service Companies o Empresas de Servicios Energéticos) para que promuevan el uso de los equipos eficientes, pero con una atención más fuerte en los sectores industriales y comerciales, que es donde se usa una mayor cantidad de energía.

 

“Hay un trabajo importante de gran dimensión en las ESCO. Lo que sucede es que éstas siempre tuvieron preferencia en promover cambios tecnológicos basados en los arrojos de recuperación de inversiones, pero el problema es que se ha demostrado que los avances basados en arrojos no son permanentes; se cambian algunas cosas, se hayan algunas mejoras, pero no mantienen una constancia.

 

“Por eso, la comunidad internacional se interesó en arrancar con los conceptos de gestión de energía, ya que ella garantiza permanentemente dichos arrojos. Esa es la motivación principal con la que se pretende capturar una participación más contundente de otros agentes de la sociedad, promoviendo este cambio cultural. Lo que se trata es movilizar y motivar a las organizaciones a pensar en energía de una forma distinta. No se piensa, de hecho, casi en nada en relación a energía”, lamenta.

 

Alberto Fossa también nos advierte que falsamente asumimos la energía como algo que estará garantizado a través del tiempo, cuando en realidad deberíamos discutir la temática de que no hay energía para todo el mundo, sobre todo si hay un interés de aumentar la economía que a su vez aumentará la producción y esta producción demandará más energía siendo consumida. El especialista nos empuja a abrir la interrogante de si el mundo podría contar con la energía suficiente que soporte un gran crecimiento a la par del bienestar de la población.

 

“Discutir el crecimiento económico de un país es una cosa mucho más compleja y de seguridad energética de la que se cree. Los gobiernos europeos saben que hacer una ecuación de balance entre producción, disponibilidad energética y consumo… no es fácil. Es un tema sumamente estratégico”.

 

Futuro eficiente

 

Por fortuna, nuestro entrevistado nos comparte que hoy en día hay alrededor de 7,800 empresas certificadas bajo la norma ISO 50001. Aunque el 50 por ciento de esta certificación se la lleva Estonia y Alemania y el 30-35 por ciento en el resto de Europa. El pequeño faltante… distribuido por el mundo.

 

Es decir que las empresas certificadas en Estados Unidos, México y Brasil se cuentan en decenas, quizás 20 ó 25; las que pueden contabilizarse, ya que afirma que hay varias que tienen el sistema implementado pero no certificado, debido a que no hay una exigencia formal por parte de los gobiernos para que las empresas se certifiquen.

 

De esta manera, toca el punto de la importancia gubernamental para incentivar estas normas y aplaude el avance que otros países han tenido en relación con la obligatoriedad de la certificación. Se sirve nuevamente de Alemania para ejemplificarnos.

 

“Alemania incentivó a través de subsidios de costos de energía. No era obligatorio, pero si tenías una industria certificada, entonces conseguías comprar la energía a bajo costo. Hay formas de manejar el incentivo, aunque yo aún no estoy convencido de que una franca obligatoriedad sea una solución general, pero sí puede considerase dependiendo del país. Hay países que entienden esto”.

 

Así, insiste en el trabajo local con los gobiernos y en estar muy conectados con las promociones y temáticas internacionales. “México ya tiene un equipo muy grande y consistente participando en estas discusiones, eso ha sido una decisión muy acertada”, asegura, Fossa.

 

“Hoy nosotros tenemos que poner todos nuestros esfuerzos volcados hacia la capacitación de personas en esta competencia. Todo lo que se promueve está basado en el conocimiento. Hay nuevos conocimientos de gestión; hay conocimientos técnicos vinculados al uso de los equipos adecuados; a los cambios de los procesos productivos. La profundización de conceptos se hace trayendo la discusión día a día. Destaco los gobiernos siempre porque me parece que la sociedad siempre mira aguardando la dirección de los gobiernos. Si los gobiernos no deciden la sociedad sigue aguardando.

 

“La promoción de conocimiento de ICA, el propio establecimiento de la CONUEE en México y las políticas más recientes de los gobiernos en el mundo saben que ésta es una temática importante.”