Agricultores sustituyen diésel por energía fotovoltaica en Quintana Roo

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

  • Agricultores, ganaderos y comunidad en general se benefician con este sistema impulsado
    por energía solar. 
  • El sistema permite eliminar el uso de diesel, propiciando una agricultura más amigable con el medio ambiente.

Othón P. Blanco, Tulum y Bacalar culminaron la fase inicial de la instalación del primer sistema de riego agrícola impulsado con energía renovable, este es el primer proyecto de tal magnitud en toda la Península de Yucatán.

Se trata de varias obras de sistema de riego con bombeo fotovoltaico implementado en estos dos municipios de Quintana Roo, donde en una primera etapa han sido beneficiadas las comunidades de Xcalak, La Unión, Pucté, Mahahual, Xul-Ha, Javier Rojo Gómez y Maya Balam, donde se han instalado 2 mil 487 paneles solares de producción nacional de 540 watts, lo que da un total de 1.3 Mega Watts, un proyecto bastante ambicioso que buscará ampliarse durante 2023 y que pretende replicarse en todo el estado en los próximos años. 

El sistema de bombeo fotovoltaico es un proyecto impulsado por la Asociación Civil Rivera, en colaboración con Conagua y es abastecido por paneles solares de la empresa mexicana Solarever Tecnología de América, una de las primeras compañías nacionales que fabrica paneles fotovoltaicos de clasificación Tier 1, con sellos FIDE y Hecho en México. 

La materialización de este proyecto implica un gran logro a nivel industrial, económico, social y ambiental, ya que amplía las alternativas de suministro de agua potable en la zona rural del estado, donde es fundamental garantizar el acceso a este recurso a largo plazo. 

La instalación del sistema de bombeo fotovoltaico permitirá un ahorro de 1.3 MW en electricidad anual y representará una reducción de 23,500 toneladas de CO2, equivalente a lo que absorben 1,500 árboles durante 1 año. Además, impulsará el uso del sistema de riego por goteo para fines agrícolas, eficientando al máximo el uso de un recurso tan vital como lo es el agua. 

El sistema fotovoltaico bombea líquido desde los mantos acuíferos de la zona, que pueden alcanzar de 20 hasta 50 metros de profundidad característicos de toda la península.  Para poder extraer agua desde tales profundidades, se requiere el uso de motores, tradicionalmente impulsados por diesel o la red eléctrica pública; afortunadamente, la región cuenta con gran disponibilidad de horas de luz solar lo cual favorece la viabilidad de la implementación de este nuevo sistema. 

De esta forma, la instalación está en funcionamiento desde que sale el sol y hasta que se oculta, permitiendo generar de 40 hasta 70 litros por segundo para abastecer al menos 80 hectáreas de cultivo. El 90% de esta agua extraída a través de la energía captada por los paneles solares es utilizada por los agricultores de caña, papaya y hortalizas, mientras que el 10% restante tiene como fin beneficiar a los ganaderos y población en general de Othón P. Blanco, Tulum y Bacalar principalmente durante una primera fase.

Cabe destacar que algunas zonas de los municipios de Quintana Roo no cuentan con infraestructura eléctrica para impulsar los motores para sus sistemas de riego ni para sus actividades básicas diarias y, debido a las características geográficas de la zona, instalar una red eléctrica tradicional resulta prácticamente inviable. Por tanto, surge una necesidad de acceso que puede ser cubierta a través de energía fotovoltaica, ya que es una fuente de energía estable y económica, explicó el Lic. Juan Carlos Rivas, Gerente de Proyectos Estatales de Solarever. 

El mayor reto es el desconocimiento 

Uno de los principales obstáculos para la implementación de energía limpia y el uso eficiente del agua es la poca información con la que cuentan los agricultores de la zona acerca de los beneficios ambientales y económicos del riego por goteo alimentado por el sistema de bombeo fotovoltaico.

“Todavía hay varios agricultores que no creen en el beneficio de este tipo de proyectos solares que permiten manipular motores de hasta 40 a 70 caballos de fuerza, por lo que siguen prefiriendo los métodos tradicionales que usan diésel. Sin embargo, nos motiva que los agricultores que se han sumado al proyecto están emocionados con los resultados de los sistemas que hemos implementado en los campos. 

Nosotros los llevamos a los riegos para que vean el funcionamiento y la potencia de los motores y para que conozcan que el riego por goteo permite de un 90 a 95% de eficiencia en el consumo de agua”, mencionó el Ing. César Rincones Meza, Presidente del Consejo Directivo de la Asociación Civil que impulsó este proyecto en el estado.

Para finales de año, el proyecto se ampliará a 1.6 Megawatss, lo que equivale a la instalación total de 5,500 paneles solares de 540watts, mismos que permitirán no sólo el bombeo de agua para agricultores y ganaderos, sino para cubrir parte de la demanda doméstica del resto de comunidades de Othón P. Blanco, tocando el turno de Ucum, Tres Garantías, Huay-Pix, Carlos A Madrazo. 

Esta obra está pensada para cubrir a todas las comunidades del estado de Quintana Roo con dicho sistema, durante 2022 se culminará con el municipio de Othón P. Blaco, luego se seguirá con otros municipios y localidades dando prioridad a aquellas que tienen mayor número de habitantes y que no cuentan con red eléctrica pública de CFE.

De esta forma y a través de la sustitución del diesel por energía solar,  la Asociación Civil Rivera, Conagua y Solarever impulsan la sostenibilidad del sistema agrícola, ganadero y de las actividades diarias de las personas en Quintana Roo.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Lentitud para permisos ‘ahorca’ a gasolineros

Producción de los contratos de hidrocarburos alcanza los 101 mil barriles diarios

Captación de agua de lluvia, solución ante sequía provocada por el cambio climático