“AMLO está recortando el gasto público para no impactar en el recurso asignado a la construcción de una nueva refinería”

La grave crisis energética del coronavirus ha afectado a todos los países productores del mundo. México no fue una excepción. Ante la caída de los precios del petróleo, el país expresó su voluntad de detener la producción de petróleo en 19 nuevos campos. Sin embargo, el apoyo del presidente de Estados Unidos ayudará a las actuales autoridades mexicanas a superar la crisis del petróleo con menos, según lo declaró al Instituto de Desarrollo de Tecnología Energética (IRTTEK) el profesor José Ignacio Martínez Cortés, analista de economía energética y coordinador del LACEN.

– En abril el presidente de México anunció el plan de recorte de producción de petróleo. ¿Será efectiva la medida?

La solicitud de reducir en 23% la producción petrolera diaria afectaría la política energética que está impulsando el presidente López Obrador, es por ello que solicitó el apoyo de Estados Unidos para que absorbiera el 75% de lo solicitado, esto es, Trump apoyó a México con la reducción de 300 mil barriles diarios y así Pemex solo eliminaría la producción de 100 mil barriles diarios.

Con esta medida se cubre la producción que tiene PEMEX, 1 millón 253 mil barriles diarios, pero no impacta en la venta internacional ya que los países árabes ofrecen aun mejor precio su oferta petrolera.

– El FBI está investigando a varias compañías mexicanas y europeas presuntamente involucradas en el comercio de petróleo venezolano. ¿Cómo afectará esto las relaciones entre EE. UU. y México?

De ser fehaciente la investigación sería una sanción a particulares o a funcionarios públicos, pero no se penalizaría a Pemex. De estar la petrolera mexicana participando en este hecho, Trump no apoyaría a México.

De hecho, un compromiso no escrito que México asumió con el apoyo de Trump es que México mantuviera una presencia de bajo perfil entre el conflicto político que tienen Washington y Caracas.

– México tiene una estrategia que consiste en refinar más petróleo crudo para luego tener que comprar menos gasolina en el extranjero. ¿Hasta qué punto está justificada esta estrategia?

Es una práctica que México tienen desde hace 35 años cuando Pemex reconvirtió su proceso productivo. En este sentido, es el cambio que quiere impulsar López Obrador de producir gasolina en México, de ahí es la inversión en infraestructura petrolera, tanto en la construcción de una nueva refinería (Dos Bocas) y la modernización de dos refinerías más (Minatitlán y Silao).

– ¿Qué papel tiene el sector de petróleo para la economía de México en este momento?

La economía mexicana ya no está petrolizada pero el ingreso petrolero sí impacta en los egresos de la Federación, ya que representa el 23% de los ingresos tributarios.

Por ello, con la caída del precio internacional del crudo, México pierde un fuerte ingreso, al pasar el crudo mexicano de 49 a 24.8 dólares, con ello se pone en riesgo los proyectos en infraestructura y los programas sociales.

De ahí es que el presidente está recortando el gasto público para no impactar en el recurso asignado a la construcción de una nueva refinería

En colaboración con el Instituto IRRTEK.

Últimas noticias

¿Sin dinero no hay energía?

El Sistema Nacional de Refinación presenta un avance del 76% en su rehabilitación

Sector de Energías Renovables apoyan a más de 82 mil Familias en la Contingencia Sanitaria