AMPES, EVOLUCIÓN Y VISIÓN DESDE LA PROVEEDURÍA

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Desde la voz de algunas mujeres de la AMPES, nos dan una visión de género dentro de esta importante asociación. Aquí sus historias y lecciones.

UNA VISIÓN INCLUYENTE 

Maricarmen Sánchez M.
Gerente de Ventas Corporativas en SNE
Sistemas Neumáticos de Envíos 

Igualdad de género, participación equitativa, empoderamiento de las mujeres, son solo algunas de las declaraciones y demandas que a nivel global buscan impulsar cambios en la vida de las mujeres, desde el derecho a decidir por uno misma sobre nuestra vida y qué hacer con ella, a la libertad, a la justicia económica, a la participación política, a las oportunidades laborales, a no sufrir ningún tipo de violencia.
El grito de “libertad, igualdad y fraternidad” que proclamaran las mujeres de Paris en 1789, en una marcha hacia Versalles durante la Revolución Francesa, ha sido el estandarte de la lucha de valerosas mujeres en todo el mundo que se han atrevido a romper juicios e ideas que nos limitan.
Aunque el porcentaje de nuestra participación como mujer a nivel mundial en el sector energético es de tan solo el 22%, de acuerdo con la IEA (Agencia internacional de la Energía), es de reconocer que en la última década hemos ido incursionando en ámbitos que, en décadas pasadas, solo estaban destinados para el género masculino.
Mi trayectoria profesional como líder comercial y en consultoría por más de 20 años en el sector industrial y energético, me ha permitido el ser partícipe de la incursión de nuestro género en una gran diversidad de áreas, poniéndose de manifiesto que la disciplina, el continuo aprendizaje, el compromiso, la responsabilidad, la adaptabilidad, la capacidad de establecer relaciones humanas, son virtudes que nos van llevando a un empoderamiento progresivo.
Referentes de dedicación y entrega son nuestras compañeras despachadoras que no obstante los desafíos, entre la vida familiar y laboral, siempre nos reciben con una sonrisa y se han ido ganando el reconocimiento y apoyo de sus compañeros del género masculino.
En este sentido, un modelo innovador ha sido implementado por un grupo en el norte del país, donde claramente se vislumbra cómo se alienta a sus colaboradores, de manera especial a la mujer, a sentirse parte de la organización y se percibe el orgullo de pertenecer a una empresa incluyente.
Dentro de este proceso de incursión al sector por parte de la mujer, destaca el hecho de que, no obstante, los conflictos de interés, la competencia, los recelos culturales dentro del seno familiar, muchas de las empresarias en estaciones de servicio han dado continuidad al negocio, que inicio abuelo, padre o esposo. Con una visión integral e innovación en tecnología, procesos y servicios, han fortalecido y han ganado una identidad y reconocimiento a sus empresas.
Por otro lado, el hecho de que diversos organismos e instituciones del sector como AMPES y PEI, nos brinden espacios dentro de sus eventos para impulsarnos e integrarnos al sector, es un reconocimiento al talento que existe dentro de la industria.
Asimismo, el que actualmente importantes grupos de Estaciones de Servicio sean lidereadas por mujeres, evidencia un avance en el empoderamiento de la mujer y de la igualdad de género, que al final de esto se trata, de que hombres y mujeres tengamos las mismas oportunidades y nos complementemos.
Esta incursión que ha tenido la mujer en años recientes en el sector energético vislumbra un futuro más equitativo e incluyente. Está en nosotros, mujeres y hombres, el dar continuidad e impulsar a las nuevas generaciones a romper los cánones o patrones aun existentes respecto a los roles que por años se han impuesto en función del género.

LA TRANSFORMACIÓN TECNOLÓGICA

Norma Angélica Téllez 
Directora Tecnología
MADIC MÉXICO. 

Las estaciones de servicio han estado en constante evolución tecnológica en lo referente al manejo de combustibles, su almacenamiento y expendio. Se ha puesto especial énfasis en la seguridad en sitio y es pertinente hacer notar que, en los últimos tiempos, estos equipos se encuentran ante una revolución tecnológica sin precedentes. Se combinan en ese proceso cambios, nuevas tecnologías, usos, reglamentaciones y productos.
Esa transformación pone en manos de los clientes la posibilidad de acceder a servicios y herramientas que antes no existían y que, en conjunto, representan un desafío de adaptación para el empresario gasolinero y las empresas proveedoras de tecnología, aplicadas a la innovación y desarrollo.


Internet ha transformado al consumidor, la pandemia ha acentuado esos cambios


Hoy somos seres híbridos: nuestra experiencia transcurre en parte en el mundo presencial y en parte, en el universo online. Nos hemos vuelto “hiperconectados” e “hiperexigentes”, a través de las habilidades que ha desarrollado este estado -y con la irrupción aceleradora de la pandemia-.
Las estaciones de servicio deben estar a la vanguardia, para ello deben contar con la integración de distintos elementos tecnológicos:

  • Software de gestión y administración
  • Programas de lealtad
  • Terminales de punto de venta
  • Pantallas de comunicación digital
  • Integración con smartphones
  • Cargadores eléctricos
  • Sistemas de lavado, etc.
    El cliente que llega a la gasolinera sigue conectado. Usa su smartphone, si la gasolinera lo promueve, para pagar, obtener su factura y dejar sus impresiones en las redes sociales. Si cuenta con sistema de Señalización Digital, la gasolinera estará entablando un diálogo con el cliente que le recuerda que es reconocido, es importante.
    Las condiciones altamente competitivas del mercado gasolinero han dotado a la Tienda de Conveniencia de un papel central a la hora de la rentabilidad. Tendencia que la pandemia ha confirmado y potenciado, en todo el mundo, la disminución de la circulación se ha compensado con la asistencia a la Tienda de Conveniencia. Por lo tanto, la integración tecnológica de las operaciones entre la posición de carga y la oferta de la Tienda se ha vuelto primordial.
    Los sistemas que administraban los flujos de combustible, su stock y operaciones de venta, ahora son una parte de un sistema mayor, que regula todo el back end y front end de la operación en gasolinera. Con la transformación tecnología se pueden tener estaciones de servicio más inteligentes, que cuentan con aplicaciones en la nube que recopilan datos y los envían de manera segura a las plataformas. Datos en tiempo real, recolectados y almacenados, sistemas de control que permiten a cada una de las partes interesadas en toda la cadena contar con información eficiente, que se traduce en informes reales de toda la estación de todo lo que tiene que ver con el funcionamiento eficaz de una estación. Estos sistemas también participan de aquellos en los cuales fluye la comunicación, cerrando el círculo total de la experiencia de cliente.
    Los CRM pasaron de ser una agenda práctica de clientes a una organización de datos que tienen potencialidad predictiva, en el llamado “marketing algorítmico”. Este es un proceso que permite interpretar grandes cantidades de datos a través de procesos de auto-aprendizaje, con el fin de crear interacciones más útiles y oportunas con los clientes.
    Así entonces, el protagonismo de las tiendas de conveniencia, la comunicación audiovisual en el punto de atención, la interacción con smartphones, los medios de pago virtuales, el procesamiento de big data de los clientes, son aspectos de transformación tecnológica -no estrictamente ligados al manejo de combustibles- que cambiaron la forma en la cual las gasolineras hacen su negocio. La transformación en la vida de sus clientes ha redefinido la estación de servicio en estos días.
    Nuevas energías, nuevas tipologías
    Durante el siglo XX, la estación de servicio fue un hito de la arquitectura urbana relacionado con la democratización del uso del automóvil. Pero ya está dejando de serlo. No sólo porque su servicio básico -el expendio de combustibles- puede darse en otros ámbitos mediante gasolineras móviles y “nanos” con un par de posiciones de carga, fácilmente ubicables en un estacionamiento de un centro comercial, sino porque la gasolinera ya no es un edificio y no sólo vende combustible: es una estación de experiencia para clientes híbridos.
    El siglo XXI trae cambios tecnológicos dramáticos en el negocio de la energía automotriz, especialmente la migración hacia tecnologías de propulsión eléctrica y otras energías limpias.
    Así como el combustible fósil puede venderse en ámbitos ajenos a la estación de servicio tradicional, los cargadores de energía eléctrica se instalan prioritariamente fuera de ella. Su servicio está ligado a las armadoras (Tesla) como parte del servicio de adquisición de un auto eléctrico, o son promovidas por una alcaldía o ciudad como parte de su programa de descontaminación.
    La gasolinera no solo debe transformar así su modelo de servicio, sino hasta su tipología. Dentro de unos años, aquellas que lideren la transformación se parecerán poco a lo que son hoy: serán centros de experiencia, ecosistemas de consumo donde el automóvil recibirá todos sus servicios necesarios (carga, lavado, revisión) mientras el cliente se conecta a wifi, consume café, se reúne en lounges o consume entretenimiento especialmente diseñado para estas esperas cortas.
    Pero es de esperar que estas transformaciones tecnológicas no terminen aquí. Es casi imposible visualizar lo que la tecnología de la información, mucho más vertiginosa que la tecnología de la movilidad, podrá traer en el futuro. Lo cierto es que la gasolinera de hoy está en proceso de transformación gracias a impulsos mixtos, que provienen de tecnologías ajenas a lo que era su core business, a modos de vida moldeados por cambios en el modo de relacionarse con la tecnología y con los otros seres humanos, y a “cisnes negros” de la dimensión de una pandemia.
    Es preciso adoptar las transformaciones de hoy con un ojo puesto en los indicios de las transformaciones del mañana. Y recordar que no se trata únicamente de tecnología. Lo imprescindible -y garantía de éxito- es considerar al cliente como centro de nuestra actividad.

CAPACITACIÓN UN CAMINO HACIA LA PROFESIONALIZACIÓN DEL SECTOR GASOLINERO

Priscila Jiménez Flores
Directora general
Vogga Ingeniería y Servicios 

En nuestro transcurrir por la vida estamos en una constante capacitación, en cada etapa siempre hay algo que tenemos que aprender, al nacer nos enseñan a hablar, comer, caminar, nos enseñan valores, creencias religiosas, después ingresamos a preescolar donde aprendemos a socializar, actividades escolares, a comunicarnos de diferentes maneras y ese es el inicio de muchos años de formación donde cada año adquirimos diferentes conocimientos. Haciendo cuentas son aproximadamente 20 años de capacitación para poder lograr una licenciatura y durante esos años solo aprendemos teoría.


Al terminar la universidad se cree que estamos preparados para iniciar en el mundo laboral, pero esto es solo el principio de una nueva etapa de aprendizaje.
Como ven hasta las actividades básicas requieren de capacitación para poder aprenderlas, viéndolo así comprendemos la importancia de la capacitación en todas las actividades que se realizan dentro de una estación de servicio
Se puede tener la idea de que en una estación de servicio solo hay que vender 3 productos y por lo tanto es algo muy simple, sin embargo, en el mercado actual una estación de servicio debe ofrecer una experiencia de servicio al cliente, un precio competitivo, instalaciones seguras y limpias y debe cumplir con la regulación correspondiente. Para lograr esto es indispensable capacitarse en cada una de las áreas para obtener las competencias necesarias.
Hoy en día el negocio de las estaciones de servicio abarca muchos rubros en los que debemos estar preparados para poder operar con seguridad y eficiencia. Muchos encargados de estaciones han adquirido conocimientos de manera empírica a lo largo de los años que han estado operando, quizás no sean conscientes o no se han puesto a analizar y recapitular todo lo que han ido aprendiendo con los cambios que ha tenido la industria; el conocimiento que se adquiere por medio de la práctica para mi es el más enriquecedor, sin embargo, es importante complementarlo con la teoría.


Los expertos como fabricantes, autoridades reguladoras, unidades de verificación, ingenieros especializados y asociaciones como AMPES, PEI, NFPA, por mencionar algunas, proporcionan información confiable y valiosa basada en estudios de muchos años, experiencia, buenas prácticas y el desarrollo de los equipos y sistemas.
Una estación de servicio, como cualquier empresa, tiene que entregar resultados en todas las áreas como ventas, costos, utilidades, regulación, servicio a clientes, mantenimiento, operación, instalaciones, proveedores, inventarios, publicidad, competencia; y los gerentes son los directores de la empresa por lo que deben tener la formación profesional para dirigir todas las áreas, es primordial terminar con la figura del “encargado todólogo” y convertirlo en un Gerente de estación de servicio.
El objetivo es adquirir conocimientos para saber integrar los recursos de la empresa, de tal manera que se logren incrementar las ventas, bajar costos, mejorar el servicio al cliente, obtener mejores condiciones con los proveedores, saber cómo y cuándo cumplir con cada regulación para que la empresa siga operando.
Así mismo todo el personal interno y externo que interviene en la estación de servicio, debe estar en constante capacitación sobre los procesos de las actividades que realizan, así como de las diferentes herramientas y equipos que utilizan, siempre enfocados a la especialización en la industria de estaciones de servicio.
La mejor forma de adquirir conocimientos es a través de la capacitación y práctica, nadie aprende poniendo el texto bajo la almohada y difícilmente se gana un partido sin entrenar. Hay que estudiar, buscar fuentes confiables de información y poner en marcha los conocimientos adquiridos.
La capacitación y la práctica son indispensables para el crecimiento, todos los días debemos asignar un tiempo en nuestra agenda para capacitarnos.
Las estaciones de servicio son empresas que ofrecen servicios y productos básicos para la economía de la localidad, generan fuentes de empleo y tienen muchas regulaciones, por lo que no se debe escatimar en la capacitación del personal.


“Si crees que la formación es cara… prueba con la ignorancia” Derek Bok (exrector Harvard University)

PRODUCTIVIDAD Y DIVERSIDAD

Amalia Berges Villuendas
Gerente General 
AMPES 

A pesar de las mejores intenciones de los líderes, muchas empresas todavía luchan por implementar prácticas e iniciativas que atraigan y retengan una fuerza laboral diversa, principalmente por ideas preconcebidas de manejo corporativo y empresarial. Aun cuando en teoría existen cada vez más políticas incluyentes, en la práctica no siempre se reflejan.

Eliminar barreras hoy más que nunca representa un compromiso, pugnar por una fuerza laboral diversa e incluyente en el sector gasolinero es la clave para una mejor productividad y un buen comienzo para el liderazgo, revisar periódicamente, desde diversos ángulos, consultar para generar un entorno de intercambio, aprendizaje y apoyo mutuo entre mujeres y hombres los procesos internos como parte de este objetivo es crucial.

Resaltar las particularidades de cada género sobra, cuando nos referimos a igualdad de oportunidades, hoy se ha comprobado que mayor cantidad de mujeres incursionan en ámbitos pensados antes como exclusivos para hombres, y viceversa. Partiendo desde una perspectiva de conformar equipos de trabajo eficientes y efectivos, las cualidades de cada integrante son igual de importantes en pro de colaborar con el éxito de sus objetivos.

Las generaciones más jóvenes califican como buenos ambientes de trabajo aquellos de las empresas inclusivas y se sienten más cómodos, productivos, valorados y con sentido de pertenencia, es a donde debe evolucionar el entorno empresarial, generando mayores oportunidades y creando fuerzas laborales más diversas.

Como lo dicta su Código de Ética, AMPES defiende siempre el derecho a ser respetado y evaluado conforme a sus logros, cualificaciones y desempeño. Se opone a la discriminación por razones de raza, etnia, religión, afiliación política, pertenencia a un sindicato, nacionalidad, idioma, género, estado civil, condición social, edad, discapacidad, orientación sexual o cualquier otra condición. En concordancia con ello, desarrolla en el seno de su organización, equipos diversos y participativos, cuya sinergia ha logrado concretar en los últimos años, proyectos exitosos y punta de lanza del sector, aún frente a la contingencia creada por la pandemia, haciendo uso de las tecnologías a su alcance y destacando la experiencia y capacidades de todos sus miembros.

Últimas noticias

Llega la Fórmula E a México, plataforma para la movilidad eléctrica

México, una oportunidad de largo plazo para refinadores norteamericanos: OPIS

Falso que se vayan a registrar apagones: MANUEL BARTLETT