Avanza América Latina en proyectos de energías renovables

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La transición de energías no renovables a fuentes renovables y limpias para generar un menor impacto en el medio ambiente es una tendencia mundial cada vez más relevante, y en América Latina los proyectos para generar energía de manera amigable con el ambiente avanzan cada vez más, sobre todo en países como México, Chile y Colombia.


Según BNamericas, plataforma de inteligencia de negocios sobre Latinoamérica, esta región cuenta con más de tres mil plantas de energía renovable en construcción, con mil 847 parque fotovoltaicos, mil 173 proyectos de generación eólica y treinta proyectos de energía geotérmica. Además, el secretario ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), Alfonso Blanco, precisa que Latinoamérica y el Caribe “tienen su generación eléctrica apoyada en un 59 por ciento de fuentes renovables”.


En México, por ejemplo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha confirmado el proyecto de construcción de la planta fotovoltaica más grande de América Latina, y la octava a nivel mundial; será instalada en un terreno de dos mil hectáreas en Puerto Peñasco, Sonora, y según el gobernador electo del estado, Alfonso Durazo, se contempla una inversión de mil 658 millones de dólares (mdd) y se espera que esté terminada para el año 2023.
Por otro lado, en Chile se planea llegar al 70% de participación de fuentes renovables en la producción de energía en el país para 2030, y llegar al 100% para 2050. La nueva instalación de la planta de energía solar concentrada del Cerro Dominador, la más grande hasta ahora en América Latina y el Caribe, demuestra este compromiso.
Esta instalación fue inaugurada el pasado 9 de junio y de acuerdo con el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet, se encuentra en un terreno de más de 700 hectáreas, y utiliza 10 mil 600 espejos de 140 metros cuadrados cada uno, reflejando el sol a un receptor ubicado en una torre a 250 metros. Además, gracias al almacenamiento de energía térmica es capaz de generar energía tanto de día como de noche.


Otro gran ejemplo en la materia es Colombia. Durante el 5° Congreso Internacional de Energías Renovables, Diego Mesa, ministro de Minas y Energía, destacó que en esa nación esperan duplicar la capacidad instalada actual de 292 megawatts (MW) para el final de este 2021. Y se espera que para 2022 puedan dejar instalados o en construcción una capacidad de hasta dos mil 500 MW.


En cuanto a estos proyectos, la empresa de Ingeniería y Servicios ADM -empresa que engloba la actividad industrial del grupo español Aldesa- ha concluido la construcción de tres plantas fotovoltaicas en Chile con una capacidad de 55 MW cada una. Dicha compañía ya había construido una planta fotovoltaica de 81 MW en 2019, ayudando al país a cumplir sus objetivos de cuidado del medio ambiente.


Asimismo, en el desierto de Atacama, una de las regiones más áridas del planeta, la compañía Acciona puso en marcha la planta fotovoltaica El Romero Solar, una instalación capaz de suministrar energía limpia a unos 240 mil hogares en Chile; al año, genera cerca de 493 GWh de energía limpia, evitando así la emisión a la atmósfera de unas 474 mil toneladas de dióxido de carbono (CO2) en centrales de carbón.


Colombia, Chile y Costa Rica, en conjunto con la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) y el Banco Interamericano de Desarrollo, lanzaron la iniciativa regional “Energía Renovable en América Latina y El Caribe (RELAC)” la cual busca llegar al 70% de participación de fuentes renovables en la generación de energía en la región para 2030.

Últimas noticias

Transición energética, solución ante alza de costos de electricidad y gas: IEA

Sector minero de México se suma a la agenda climática global al aumentar su consumo de energías limpias

Air New Zealand y Airbus firman acuerdo para investigación sobre hidrógeno