Bolivia sacudida por intento de Golpe de Estado en Plena preparación del Foro de Transición Energética

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El miércoles 26 de junio, Bolivia fue escenario de un intento de golpe de Estado que dejó en vilo a la nación. Un grupo de militares, liderados por el excomandante general del Ejército Juan José Zuñiga, se movilizó en el centro de La Paz, tomó la plaza central e ingresó al Palacio Quemado, la antigua sede del gobierno.

En respuesta a esta situación, el presidente Luis Arce, acompañado de su gabinete, llamó a la movilización del pueblo con la consigna de mantenerse “firmes para enfrentar todo intento golpista”. Horas más tarde, los militares abandonaron la zona tras la reorganización del Alto Mando Militar y la designación de una nueva cúpula en las Fuerzas Armadas.

El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina Ortiz, no permaneció ajeno a los acontecimientos y denunció a través de sus redes sociales las movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano.

El intento de golpe se produjo justo antes del inicio del Foro de Transición Energética Bolivia 2050, un evento clave organizado por el gobierno nacional para trazar la hoja de ruta hacia un futuro energético sostenible. Durante el foro, se discutirán estrategias que involucren a empresas, sectores de energía y políticas estatales enfocadas en la innovación, el consumo responsable y la generación de energías renovables.

El Ministerio de Hidrocarburos y Energías señaló que el foro presentará “avances significativos en el desarrollo de energías alternativas”. Está previsto que haya al menos dos paneles de debate centrados en el rumbo de las inversiones en energías alternativas y renovables.

El Foro de Transición Energética Bolivia 2050 contará con la participación de autoridades del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) y diversas cámaras empresariales del sector energético nacional y regional. La Empresa Nacional de Electricidad Bolivia (ENDE), que regularmente lanza proyectos eólicos y solares, también tendrá un papel destacado en el evento.

Desde el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, reestablecido bajo esta denominación desde noviembre de 2020 con la asunción de Arce, se buscó transmitir tranquilidad, asegurando que Bolivia se mantiene unida y clara en su política energética.

“El compromiso es con un país justo y democrático, donde cada acción se realice en el marco de la legalidad y el respeto a los derechos de todos los bolivianos. Cerramos filas en torno a nuestro Presidente democráticamente elegido. ¡Lucho no estás solo!”, expresó el ministro Franklin Molina Ortiz en la plataforma X (ex Twitter).

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

EE.UU. y Canadá actualizan tratado para mejorar generación hidroeléctrica

Donald Trump

Donald Trump sufre atentado en Pensilvania y resulta herido

Hackean AT&T: roban registros de casi todos sus clientes