CerbAir, empresa que ofrece sistemas anti-drones incorpora tecnología robusta Getac, para combatir principales amenazas de seguridad.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Ante el creciente uso de sistemas aéreos no tripulados, en el mundo, y la inseguridad que pueden representar; CerbAir empresa francesa dedicada a proveer sistemas personalizados anti-drones para situaciones de resguardo en temas de seguridad; decidió incorporar los dispositivos robustos de Getac para mejorar los resultados.

“Los dispositivos Getac acompañan a los clientes en sus despliegues operativos, los cuales permiten al equipo operar en todo tipo de situaciones: temperaturas altas y bajas, condiciones húmedas y secas, vibraciones e incluso experimentar caídas”, señaló Johnny Chong, BD Sales Manager para LATAM de Getac.

En este sentido, directivos de CerbAir, han manifestado que se trata de equipos potentes y robustos, lo suficientemente avanzados para integrar su software, lo que permite que se mantengan en buen estado en entornos exigentes. Una de las principales ventajas con las que ahora cuenta la empresa francesa, gracias al uso de los dispositivos robustos Getac, es que puede combinar una gran facilidad de uso (factor de forma, hardware de alto rendimiento y sistema operativo de última generación), con la resistencia que necesitan para las misiones más exigentes.

“CerbAir eligió a Getac por su profundo conocimiento y su capacidad de anticiparse a las necesidades de los usuarios finales. La mayor parte de nuestros clientes eran ya clientes de Getac y valoraban enormemente poder encontrar productos que ya conocían en nuevas aplicaciones”, declara Charlie Pinedo, Director de Operaciones de CerbAir.

CerbAir opera en mercados civiles (residencias VIP, centros industriales o infraestructuras claves) así como en entornos de seguridad militar y nacional (prisiones, operaciones de policía, fuerzas especiales o protección institucional VIP).

Esta empresa nació con el objetivo de combatir el incremento alarmante de vuelos de drones intrusos, que representan en principio, cuatro amenazas:

  1. Atentados: Los drones se han convertido en el arma definitiva de grupos terroristas y vándalos que quieren causar el máximo daño posible a distancia y a bajo costo. Representan una grave amenaza para la población, pero también para la aplicación de la ley.
  1. Colisión: Los drones pueden volar fácilmente al espacio aéreo restringido y amenazar la seguridad de los sitios sensibles. Con algunos drones que pesan más de 10 kg (22 lb), representan un grave peligro de impacto en el suelo o para los aviones. El riesgo de que un dron pierda el control debido al mal tiempo, el mal pilotaje o incluso la pérdida de la batería es alto.
  1. Contrabando: Drones comerciales están disponibles en línea o en tiendas a precios asequibles y son fáciles de operar. Los delincuentes los han adaptado para el contrabando en zonas difícil de acceso, como cárceles, puertos o más allá de las fronteras. Dependiendo del modelo de dron, el peso máximo de carga útil puede variar de varios cientos de gramos a varios kilogramos. 
  1. Espionaje: Los sitios sensibles corren el riesgo de un ataque cibernético en el aire ya que los pequeños drones son capaces de transportar nano computadoras y routers. Un dron pirata puede robar datos informáticos sensibles de servidores y smart phones sin ser detectado o sin que se active ninguna alerta de seguridad…

Últimas noticias

Luz: el elemento clave para modernizar las ciudades de manera sustentable

CRE retira proyecto de acuerdo para reanudar plazos y términos

Autorizan a Pemex modificar perforación de Saap-1EXP