CFE niega problemas en Laguna Verde

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La CFE negó que hubiera alerta roja en la central nuclear de Laguna Verde.

La secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, afirmó que la operación y el mantenimiento de la Central Nuclear de Laguna Verde “es segura y confiable”, además de que dicha central cumple “con los más altos estándares internacionales”, por lo que pidió a la población no hacer caso de “notas alarmistas y falsas”.

Mientras que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) publicó un comunicado en el que explica porque no hubo alerta roja en la central nuclear de Laguna Verde, Veracruz.

El pasado 5 de noviembre, el diario español “El País” informó que se decretó una alerta roja en la central nuclear de Laguna Verde por un apagón y explicó que la emergencia obedeció a que un reactor de la planta atómica se quedó sin electricidad externa el fin de semana en una falla que implicó la declaración de alerta roja, el mayor grado de inseguridad reportable.

De acuerdo con el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), el pasado 22 de octubre se realizó un paro programado para efectuar mantenimiento preventivo a una turbobomba de agua de alimentación de la Unidad No.2 por un periodo de 10 días. El 30 de octubre con la Unidad No.2 en condición de parada fría se presentó un evento en la red de suministro con una pérdida de alimentación eléctrica externa.

Esta situación está contemplada por las unidades de la Central Laguna Verde, ya que cuentan con generadores diésel de emergencia capaces de operar de manera continua y autónoma por varias semanas (si fuera necesario). Dichos generadores arrancaron automáticamente en milisegundos, y suministraron la energía necesaria para mantener la unidad en condiciones seguras.

Minutos después, los generadores diésel de emergencia fueron puestos nuevamente en condición de reserva, cuando la energía externa fue restablecida a su condición normal. No se tiene en la central ninguna clasificación de alerta roja, por lo que esta declaración del texto del 6 de noviembre de El País se encuentra fuera de todo contexto y es completamente falsa.

En ningún momento hubo liberación de líquidos radiactivos, como lo menciona la nota. El derrame de agua que se menciona, no fue parte del evento de pérdida de energía, y fue reportado por los altos estándares que rigen a la central, siendo un proceso rutinario la descontaminación de pequeños derrames que durante la operación normal llegan a ocurrir.

Tampoco se tuvo pérdida de alumbrado en ninguna parte de los edificios y los sistemas, puesto que los generadores diésel de emergencia suministraron la energía necesaria en milisegundos. La Unidad No.2 entró en operación una vez que se terminó el mantenimiento preventivo programado y actualmente se encuentra conectada al Sistema Interconectado Nacional (SIN), operando al 100% de su capacidad de manera segura y confiable.

La Unidad No.1 (que ha estado operando al 100% de su capacidad desde hace 260 días de manera continua conectada al SIN) en ningún momento se vio afectada por este evento y siempre estuvo disponible para suministrar energía a la Unidad No.2 en caso necesario.

Los documentos que se mencionan en el reportaje aparecido el 6 de noviembre en El País son documentos internos de la central, y están disponibles para conocimiento de todo el personal que lo requiera, por lo que nos parece que mencionar en la nota periodística que fueron proporcionados por personas anónimas es incongruente con la política interna de información abierta a todos los profesionales Nucleares de Laguna Verde.

“La Central Nucleoeléctrica Laguna Verde ha operado, es operada y seguirá siendo operada, de manera segura y confiable, con los más altos estándares de la industria nuclear, teniendo como prioridad la seguridad de su personal”, aseguró la CFE.

Últimas noticias

Desafíos y soluciones para técnicos uso de información y envío a la mexicana repositorio de datos (cnih)

Inaugura ACCIONA tres plantas fotovoltaicas en Chile que aportan 300 MW de energía limpia

¡AMPES regresa con EXPOGAS!