Cinco retos en la industria de servicios públicos y cómo superarlos: Getac

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El mercado global de servicios públicos transita por una curva de crecimiento. The Business Research Company pronostica que esta industria alcanzará un estimado de $5,996.57 mil millones de dólares en 2025, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 7%. 

Scott Thie, Director de Ventas de Getac, identifica cinco retos principales para las empresas de servicios públicos que inician su proceso de transformación digital y que deben superar para lograr el crecimiento previsto:

  1. Infraestructura heredada

Los activos son el corazón que palpita en la industria de servicios públicos, y lo que la mayoría de la fuerza laboral se esfuerza por preservar. El desafío de mantener estos activos es doble: primero, muchos envejecen rápidamente, y a menudo son insustanciales para satisfacer necesidades de una industria en constante transformación. En segundo lugar, un grupo cada vez menor, de talento adecuado, puede mantener de manera eficiente estos activos antiguos. Entidades como las redes inteligentes se están convirtiendo en parte del vocabulario cotidiano en esta industria. Aun así, la integración de activos físicos o tecnología operativa con tecnologías de información sigue siendo un reto para las empresas. La mayoría se queda con la pregunta: ¿Cómo podemos modernizar nuestros activos sin reinventar la rueda?

El mantenimiento predictivo de los activos es una de las ventajas clave que la industria puede aprovechar a través de la transformación digital. Los datos basados en sensores ayudan a los trabajadores a saber cuándo los activos fallarán, para usar el tiempo de forma eficiente. Los dispositivos móviles robustos sirven como plataformas críticas para acceder a los datos y tomar decisiones en el campo. La transformación digital está avanzando rápidamente a los servicios de primera línea.

  1. Uso ineficiente del personal

La fuerza laboral de la industria de servicios públicos enfrenta el desafío constante de la administración adecuada de los activos. Además, deben recopilar datos valiosos sobre los activos, un trabajo que podría no ser su enfoque principal. Los servicios de campo han sido la cara de la empresa, pero ese trabajo se ha convertido más complicado con el entorno actual de servicio al cliente. Los clientes cada vez son más exigentes y necesitan un servicio más rápido, lo que aumenta la presión en la fuerza laboral. 

La industria de servicios públicos debe lidiar con la disminución de los márgenes de ganancias, así como la reducción de talento calificado disponible. Las empresas deben asegurarse de que se envía a la persona adecuada para que realice eficientemente el trabajo correcto en el momento oportuno. La industria cambia rápidamente con diferentes fuentes de energía provenientes de fuentes renovables y tradicionales. Todos estos factores aunados a la transformación digital y la red inteligente significan que las organizaciones deben aumentar la capacitación de los trabajadores de forma veloz. Los dispositivos móviles robustos pueden ser aliados estratégicos para que los trabajadores manejen dichos desafíos en constante evolución en el trabajo de campo. 

  1. Problemas relacionados con la recopilación de datos

La transformación digital de la industria de servicios públicos es posible gracias a los datos. No obstante, existe una redundancia excesiva en el proceso de recopilación de datos. Los protocolos son anticuados y exigen que los empleados recopilen información para ingresarla a varios sistemas de gestión de datos. Estos procedimientos alejan al trabajador de atender activos y pueden aumentar la frustración. Todavía hay empresas que confían en el papel y el lápiz, pero no es el método más confiable de registro y mantenimiento de datos. Como resultado, los empleados deben de transferir los datos de un formato a otro, desperdiciando tiempo y aumentando el potencial de cometer errores.

Los desafíos den materia de datos para la industria de servicios públicos también se manifiestan de otras formas. Con la transformación digital, en ocasiones las empresas se ahogan en activos. No saber en qué datos enforcarnos y qué nos están diciendo, es un proceso complejo. Los sistemas centralizados de gestión de activos y la información digitalizada ayuda a dar sentido a los datos recopilados. Aquí los dispositivos móviles son fundamentales para acceder a los datos correctos en el momento adecuado, lo que hace que el servicio en el campo se vuelva eficiente y conecte de forma rápida con activos en la red.

  1. Mala comunicación

Dado que las situaciones en campo cambian de manera muy rápida, es esencial tener una comunicación constante y accesible entre el empleado y el despacho central u oficina. Con frecuencia, cada persona trabaja con un conjunto diferente de información, lo que puede generar confusión y demoras en la gestión de activos. Cuando los trabajadores utilizan dispositivos móviles con gestión de activos empresariales (EAM), así como con programas de planificación de recursos empresariales (ERP), se puede sincronizar la labor del personal y brindarle acceso a la información en tiempo real.  La consecuencia positiva de ello es la posibilidad de brindar un mejor servicio al cliente. Los clientes pueden ser actualizados sin problemas sobre el estado de las reparaciones.

  1. Manejo de imprevistos

Lo impredecible de las condiciones climáticas extremas y los desastres naturales, puede provocar la caída de los activos, cortando el acceso durante períodos prolongados. Estos problemas conducen a un mayor comportamiento reactivo por parte de los trabajadores de campo. Al mismo tiempo, la seguridad de los trabajadores es primordial. El despacho y los trabajadores deben equilibrar la necesidad de que los servicios públicos puedan regresar a su operación normal, con los desafíos de seguridad y acceso que imponen.

La transformación digital ayuda a las empresas a mantenerse a la vanguardia del mantenimiento predictivo de activos que podría estar a punto de fallar: esto permite que la fuerza laboral se mantenga al tanto de problemas emergentes antes de que estos empeoren. Los dispositivos móviles robustos juegan un papel clave en el acceso a los datos y la información correcta en tránsito. Es decir, la información en tiempo real es crítica para que los trabajadores de campo realicen su trabajo de forma eficiente y rápida.

La industria de los servicios públicos se enfrenta a desafíos complejos conforme se busca avanzar en el camino hacia su digitalización. Los dispositivos móviles robustos ayudan a los trabajadores a enfrentar dichos retos de forma eficiente, mientras facilitan todo tipo de trabajo en el sector, tales como: mapeo, gestión de vegetación, lecturas inteligentes de agua, topografía y tareas GIS vinculadas a la integración de datos. Estos trabajos poseen debilidades comunes en las que el uso de la tecnología adecuada puede ser esencial para su adecuado manejo

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Lentitud para permisos ‘ahorca’ a gasolineros

Producción de los contratos de hidrocarburos alcanza los 101 mil barriles diarios

Captación de agua de lluvia, solución ante sequía provocada por el cambio climático