Ciudades verdes: el camino para acelerar la economía circular

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

En el marco del encuentro virtual organizado por el Instituto Ítalo-Latinoamericano (IILA) en Roma sobre economía circular y ciudades «verdes», realizado en marzo de 2021, expertos afirmaron que Latinoamérica podría jugar un papel clave en la transición ecológica mundial y en el objetivo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de lograr la descarbonización para 2050, por su enorme potencial en energías renovables.

Aplicar un modelo de economía circular se convierte en una prioridad para el futuro y en éste la creación de ciudades circulares, una alternativa que nos llevará a conseguir un desarrollo sostenible, traducido en calidad ambiental, prosperidad económica y equidad social.

En consecuencia, son muchas las naciones que han tomado una gran ventaja para formular políticas e iniciativas que incentiven el reciclaje. Allí se está fomentando un cambio sistemático en sus sociedades, al desarrollar una resiliencia a largo plazo, generar nuevas oportunidades de crecimiento y garantizar la conservación del medio ambiente.

Plantas de reciclaje que apoyan la economía circular

Sin embargo, es mucho el camino que se debe recorrer para que la sociedad y la industria tomen una conciencia ambiental. Más aún en una dinámica de consumo que incentiva la producción masiva y en la que se emplean millones de toneladas de materias primas de origen natural.

Una situación que podría desencadenar una tragedia ambiental. De acuerdo con del informe “Perspectivas de la gestión de residuos en América Latina y el Caribe” en nuestra región el 50% de los residuos urbanos generados son de tipo orgánico. De estos, el 90% no se aprovechan y generalmente terminan en basureros.

Por un mundo más sostenible

Ante este panorama, es indispensable establecer alternativas de producción que utilicen materiales biodegradables, los cuales puedan retornar a la naturaleza sin impactar negativamente el medio ambiente. Son prácticas que además de beneficiar el entorno, permiten reducir los costos asociados a la operación de las organizaciones, en cuanto ya no es necesario invertir altas cantidades de dinero en materias primas.

De acuerdo con la Fundación Ellen Macarthur, desarrollar una industria con un enfoque de economía circular permitiría para el año 2050 generar una reducción bastante significativa de las emisiones de CO2 en el mundo. La disminución podría estar por el orden del 40%.

Hoy, las organizaciones están en un gran momento para tomar las mejores decisiones para replantear sus procesos, como el eje que les permitirá evolucionar un modelo de negocio ambientalmente responsable. Para ellos, es el momento de actuar y buscar alternativas que permitan consolidar una economía y una industria con un alto componente sostenible, teniendo a la economía circular como referente. No le demos la espalda a esta problemática. El futuro está en nuestras manos.

Últimas noticias

Vigentes 105 permisos de SENER para importar petrolíferos

Oil and Gas Alliance celebra en el mes patrio el evento más importante en el sector energético Sesión B2B #Energía Mexicana

Cancela Pemex contratos millonarios con Vitol tras escándalos de corrupción