Cómo usar la luz para vender

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La situación actual ha acelerado el uso del comercio electrónico tanto para comprar comida como para adquirir productos a través de aplicaciones o páginas web. De hecho, datos de la Asociación mexicana de venta online señalan que éste, generó $316 mil millones de pesos en 2020 en gran medida por el cierre de tiendas departamentales y puntos de venta. Por eso, Construlita, empresa mexicana con más de 30 años comprometidos en el desarrollo de luminarias, te brinda algunos consejos para ofrecer experiencias a través de la luz que ayuden a reactivar la economía.

Al respecto, Elituh Ortíz, experto en iluminación de Construlita, explica que el diseño de iluminación comercial brinda identidad a la marca a través del uso de temperaturas de color, niveles de iluminación, contrastes, productos y soluciones o aplicaciones conceptuales de luz especificas; establecer jerarquías de percepción, pero lo más importante es que ayuda a crear experiencias en el espacio.

Pero, ¿cómo podemos usar la luz para esos objetivos?

Para explicarlo de manera clara, retomamos el Diseño de iluminación cualitativo de Richard Kelly (1910-1977) que divide a la luz de la siguiente forma:

  1. Luz para ver (ambient luminescence). Se usa regularmente en estanterías y favorece la orientación espacial. Esta iluminación uniforme (homogénea) se logra con el uso de luminarios verticales u horizontales. 
  2. Luz para mirar (focal glow). También conocida como luz de acento, la cual sirve enfatizar productos, superficies y zonas del espacio. Con ésta se llama la atención con diferencias en los niveles de iluminación y se logra la jerarquía de objetos o espacios.
  3. Luz para contemplar (play of brilliants). Ésta es decorativa y busca sorprender; su finalidad es estética. Puede entenderse como aquellos efectos de luz dinámicos, color, luminarios decorativos o diseños de luz, arquitectura, industrial integrados para ofrecer algún concepto diferenciado y atractivo. 

El tipo de luz a utilizar dependerá del giro de nuestro retail y de lo que queremos enfatizar, pero queremos darte más consejos.

Si lo que se quiere es enfatizar las cualidades físicas de un producto se recomienda usar un alto nivel de iluminación, con alto índice de reproducción cromática (IRC) y con una selección correcta de la temperatura de color correlacionada (TCC).

Si el giro de la empresa es más el intercambio de información con agentes de venta o con gráficos como puede ser una oficina de atención a clientes. Se sugiere que la iluminación recaiga en el rostro de los usuarios, sin perder un elevando ambiente de confort lumínico y amplitud espacial.

Te recordamos que la luz pueda aplicarse en el interior de la tienda y complementarse con una experiencia de producto o en la que el usuario pueda interactuar con él o bien en fachadas o escaparates con luz de acento para destacar a la distancia e invitar a visitar la tienda.

Últimas noticias

Terminal de Distribución de Gas Licuado de PEMEX en Puebla cumple 43 años de operaciones

Acuerda CNH modificar las Disposiciones Técnicas para el Aprovechamiento de Gas Natural Asociado

Borr Drilling gana contrato con petrolera internacional para trabajos en México