Consume Tecmilenio 61% de su energía de fuentes renovables

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

·         La Universidad, con 32 campus físicos y uno virtual en todo el país, logra avances significativos con tecnología solar.

·         Reduce sus emisiones de gases efecto invernadero al 35% de lo que significaban en 2017, su punto más alto.

·         En 2026 recuperará la inversión de 1.5 millones de dólares en sus sistemas de paneles solares.

En los últimos seis años, la Universidad Tecmilenio ha dejado de emitir partículas de carbono equivalentes a las que generan 3.7 millones de vehículos en un día.

Con una estrategia combinada de eficiencia y suministro de energías renovables, así como la reducción de residuos generados en sitio, la institución con 32 campus en todo el país y otro online, busca neutralizar su huella de emisión de gases de efecto invernadero para el año 2039.

Como todas las organizaciones en este país, Tecmilenio tradicionalmente obtenía su suministro de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero al poner en marcha el Plan de Sostenibilidad 2025, del año 2015 a la fecha ya consume más del 61% de su energía de fuentes limpias.

Un 10% del total de su suministro lo autogenera con paneles solares en sus propias instalaciones, 51% lo adquiere con proveedores independientes de energía eólica y el resto con la empresa del Estado.

Se trata de un gran avance que hace ver la meta mucho más cercana, producto de la determinación y perseverancia con que la Universidad ha asumido sus compromisos con el medio ambiente, en línea a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Tecmilenio está por entrar en una segunda fase, en la que generará otro 10% de su demanda de energía con capacidad propia, antes de que termine el 2022, también con celdas fotovoltaicas en sus instalaciones, para llegar al 20% de su consumo total. El objetivo es comprar a generadores eólicos otro 60%, y el resto dejárselo a la CFE.

Si bien la estrategia responde a la intención de neutralizar la huella de carbono de la institución, también le genera resultados financieros positivos.

El proyecto de celdas fotovoltaicas para generar energía en los propios campus tendrá una inversión cercana al millón y medio de dólares ($1.5 millones USD) que ya se están recuperando en los ahorros producidos. Se estima que para el año 2026 el retorno de la inversión será total, pero con el beneficio extra de que estos equipos tienen una vida útil entre 20 y 25 años.

Actualmente, se tiene una infraestructura completa y amplia en los campus de Ciudad Juárez, Chihuahua; La Laguna, Coahuila; Hermosillo, Sonora; Querétaro, Querétaro, y Mérida, Yucatán.

Este último es de los más recientes y emblemáticos, pues también se optó por el tipo de paneles en los techos de estacionamiento, una de las infraestructuras que suelen tener mayor costo, pero que dan un mensaje claro a la comunidad universitaria y a los habitantes de la ciudad de que Tecmilenio está comprometido con reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

“La sombra para estacionarse en Mérida están muy peleados y si los paneles solares están funcionando como sombra está fantástico es como un doble propósito. Es un llamado a ‘oigan ya estamos en esta transición’; es importante que se visibilice”, comentó la bióloga Lucero Márquez, Jefa del Departamento de Cambio Climático de la Unidad de Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento de Mérida.

La capital yucateca tiene incentivos para este tipo de proyectos y está muy comprometida con la generación con celdas solares, sólo el Ayuntamiento tiene 99 proyectos propios, 52 ya en funcionamiento.

Actualmente, todos los campus e instalaciones de Tecmilenio consumen 14 millones de kilowatts/hora anual, de los cuales el 61.68% vienen de fuentes limpias. Con ello, ha logrado disminuir sus emisiones de carbono en 4 mil 386 toneladas, lo que significa que hoy arroja sólo el 35% de lo que emitía en 2017, su punto más alto.

La Universidad Tecmilenio cuenta con 29 campus en 20 estados de México, más de 60 mil estudiantes y 100 mil egresados.

Es reconocida por su liderazgo internacional en educación positiva por la ONU, la OCDE y la Red Internacional de Educación Positiva (IPEN), además cuenta con reconocimientos cinco estrellas por la QS Stars en Responsabilidad Social, Empleabilidad, Enseñanza y Aprendizaje Online.

Últimas noticias

Transición energética, solución ante alza de costos de electricidad y gas: IEA

Sector minero de México se suma a la agenda climática global al aumentar su consumo de energías limpias

Air New Zealand y Airbus firman acuerdo para investigación sobre hidrógeno