Desde Nogales, ABB ilumina el futbol americano

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

¿Qué tiene en común el SoFi Stadium de Los Ángeles y el Allegiant Stadium de Las Vegas? Ambas instalaciones poseen transformadores manufacturados desde la planta ABB Nogales, ubicada al norte del estado de Sonora.

Desde la década de 1970, esta planta manufactura transformadores que lo mismo se ubican en estadios de los Estados Unidos que en parques eólicos en Asia, Europa y naciones como Australia.

Los transformadores son piezas de equipo que modifican la tensión de un flujo de electricidad a través de un fenómeno físico llamado inducción electromagnética. Son de los elementos de ingeniería eléctrica más antiguos, puesto que desde la década de 1880 hay registro de la manufactura de estos aparatos.

Los transformadores no son ajenos a la evolución constante de la industria eléctrica. ABB es protagonista desde hace varias décadas, de acuerdo con Héctor Cepeda, Gerente de Planta en la instalación, quien describe que la planta de Nogales nació en 1973, y para 2004 comenzó a manufacturar transformadores de tipo seco para instalaciones residenciales y de servicios.

En 2018 la planta se convirtió en parte del portafolio de instalaciones propiedad de ABB en territorio nacional con el fin de proveer soluciones para gestión de energía de media tensión, y donde hoy laboran alrededor de 300 colaboradores.

La visión Smart Building de ABB pide que los productos elaborados en la empresa tengan alta eficiencia. Por ello, Héctor Cepeda relata que desde 2014 los transformadores elaborados por la planta que lidera están sujetos a las regulaciones del Departamento de Energía de los Estados Unidos, por lo que tiene una eficiencia de más del 99%, por lo que menos del 1% de la energía que pasa por ellos se pierde en forma de calor.

Para llegar a ese nivel de eficiencia, ABB integró en el núcleo de sus transformadores un material llamado acero eléctrico de grano orientado; un material que disminuye aún más las pérdidas de energía en forma de calor. Sin embargo, la visión Smart Building de ABB ha llevado a la planta a la integración de nuevos materiales que pueden mejorar aún más la eficiencia energética de los transformadores manufacturados en la planta ABB Nogales.

El porvenir de la energía

Hacia el futuro, el transformador seguirá siendo fundamental en el sistema de suministro de energía y de acuerdo con Cepeda, el crecimiento en centros de datos y en desarrollos residenciales harán más necesaria la producción de transformadores con capacidades superiores a los 500 kilovotiamperios (kVA) que hoy día manufactura la planta.

El mundo vive una transición de un modelo basado en la producción centralizada por medio de grandes plantas generadoras hacia un modelo distribuido, donde unidades consumidoras también podrán generar energía, por lo que, a decir de Cepeda, implicará cambios en el sistema de generación de energía y probablemente hará necesaria una nueva generación de transformadores para adaptarse a este nuevo paradigma.

ABB Nogales: una planta en desarrollo

Cepeda indicó que la planta que lidera busca que sus productos sean manufacturados con las mejores prácticas de calidad y laborales, por lo que se ha hecho acreedora a una serie de certificaciones como ISO 9000 para procesos de gestión de calidad, ISO 14000 sobre temas de gestión ambiental e ISO 45000 sobre salud ocupacional e ISO 50000 sobre manejo de energía.

En cuanto a las iniciativas de seguridad laboral, la empresa ha invertido en mejorar la ergonomía de las estaciones de trabajo, para disminuir el estrés físico derivado de su manipulación durante el proceso productivo, en tanto los transformadores son productos que pueden pesar entre 50 y 100 kilos, y su manipulación requiere cuidado por parte del personal en las áreas de ensamblaje y distribución.

Con el fin de tener un mejor conocimiento de lo que sucede en la línea de producción la empresa ha integrado sistemas como Andon, que permite conocer en tiempo real incidencias que afecten el desempeño de la producción.

Como medida adicional para certificar las políticas laborales de la empresa, la planta ABB en Nogales obtuvo el distintivo Great Place To Work, y trabaja continuamente con programas como Abriendo Espacios, que habilitan la colaboración en la empresa de personas con Síndrome de Down o que padecen alguna discapacidad auditiva.

Además, la instalación de ABB en Nogales mantiene mecanismos de colaboración con instituciones educativas y técnicas como el Conalep, lo que permite a estudiantes realizar prácticas profesionales, y así establecer un vínculo académico con los jóvenes de la región y vislumbrar potenciales nuevos colaboradores de la empresa.

ABB se ha consolidado como uno de los cuatro proveedores más importantes de transformadores en la región de Norteamérica. Gracias a la integración de sus operaciones, permitió mantener el flujo de producción estable incluso durante la pandemia de COVID-19, que ralentizó las operaciones de otros competidores.

Cada vez que un touchdown se anote en los estadios de los Raiders de las Vegas o de los Rams de Los Ángeles, la energía de ABB será parte del estadio junto con la pasión de jugadores y público.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

El hidrógeno verde, clave de Iberdrola para lograr una transición energética

25 años para que PEMEX pueda pagar su deuda

BMW construirá autos eléctricos en México