El Diplomado para Profesionales en Energía está avalado por la Secretaría de Educación Pública

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

A partir del mes de Agosto el Diplomado para Profesionales en Energía Fotovoltaica que emite nuestra asociación está avalado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y por la Dirección de Centros de Formación para el trabajo siendo el único en el país con estas características.

Esto es posible gracias a que se realizó un trabajo en conjunto con el Instituto de Capacitación para el Trabajo de Yucatán (ICATEY). Apoyados por la subsecretaría de energía del estado.

“Este es un paso enorme para la industria, ya que actualmente no existía ninguna validación para los profesionales de la energía en las áreas administrativas, jurídicas, financieras y estratégicas. Este acuerdo hace un hito para garantizar a la sociedad una protección ante sus inversiones que garantice la calidad y la confiabilidad de quién compra. Las certificaciones de CONOCER validan el aspecto técnico que es básico para una instalación. Pero todos los demás conocimientos mínimos que la industria creciente requiere no se visualizaban. Gracias a los grandes líderes del país, en cooperación con los fabricantes y el estado, hemos logrado homologar estudios que permitan a las personas de la industria ser verdaderos profesionales de la materia.” Señaló el Mto. Aldo Díaz, presidente a nivel nacional de la Cámara.

La Dirección General de Centros de Formación para el Trabajo (DGCFT), es una Unidad Administrativa adscrita a la Subsecretaria de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), que tiene como atribuciones sustantivas, normar, operar, coordinar, controlar y evaluar el servicio de capacitación para y en el trabajo, para coadyuvar al acceso al empleo, al desarrollo económico, social y al mejoramiento del nivel de vida de la población.

Su cobertura es nacional, a través de 199 planteles federales denominados Centros de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI) y 28 Institutos de Capacitación para el Trabajo (ICAT), organismos descentralizados de los gobiernos de los estados que cuentan con 282 Unidades de Capacitación y 133 Acciones Móviles.

A través de los CECATI e ICAT, la DGCFT presenta opciones educativas de calidad y pertinentes dirigidas a los diferentes sectores sociales y económicos del país, que van desde cursos regulares impartidos en las instalaciones de los planteles, en horarios fijos, hasta cursos de extensión y capacitación acelerada específica, que se adaptan a las necesidades de cada individuo y a los requerimientos empresariales. Así mismo, se ofertan las acciones móviles con el propósito de acercar el servicio de capacitación para el trabajo a los grupos de población vulnerable, que se encuentran en lugares apartados y en condiciones geográficas de difícil acceso.

La inscripción del diplomado que otorga la Cámara bajo el nombramiento: “Gestión, desarrollo e implementación de Sistemas Fotovoltaicos” comprende más de 100 horas de educación en las materias de legislación, código de red, estrategias comerciales, análisis de mercado nacional e internacional, desarrollo en el crecimiento de operación del modelo de negocio, beneficios fiscales, legislación fiscal y jurídica de contratos, análisis de las NOM´s, inspección y verificación, créditos, software de diseño y modelado, sistemas aislados, bombeo solar, montaje y seguridad, entre otros temas.

“En un mercado altamente competitivo y en crecimiento, creamos un diplomado que pudiese profesionalizar la industria. Gracias al apoyo de grandes líderes en México como Víctor Ramirez, Efraim Castellanos, Rodolfo Alvarado, Manuel Chávez, Rafael Dávila, Antonio López Aguayo, David Rangel, Jaime Delgado, Dinora Alvarado, Alejandro Guerra, Divanny López, Pedro Robles entre otros grandes maestros y líderes que actualmente trabajan en la industria y que siguen aprendiendo, compartiendo sus conocimientos y sobre todo, apoyando a los nuevos jugadores; es que es posible este diplomado y esta profesionalización de avanzada en cada uno de los ámbitos donde son expertos y sobre todo: Especializados. No existe otra asociación en la industria que reúna a los expertos y que se comparta el conocimiento como la Cámara. Por ello, ésta validez que nos otorga la DGCFT en cooperación de la valiosísima ayuda del ICATEY y de la Subsecretaría de energía de Yucatán para otorgar esta instrucción con alcance nacional, es de suma importancia para la industria” Indicó la Ing. Ofelia Coca, Directora Académica y Secretaria General de la Cámara.

La Cámara Nacional de Profesionales en Energía Fotovoltaica es la única asociación civil sin fines de lucro de energía del país que no cobra anualidad. La única manera de pertenecer a ella es demostrando que se cuenta con los conocimientos técnicos, fiscales, jurídicos, de reglamentación y estratégicos para ser un profesional de la industria. La manera de pertenecer a ella es realizar un examen de más de 130 preguntas en estos ámbitos y tener una calificación aprobatoria del 80%.  Actualmente la cámara cuenta con más de 400 socios a nivel nacional. Está organizada por 5 presidentes regionales y cuenta con 33 Delegados, uno por cada estado de la república que promueven la calidad y la seguridad de una instalación fotovoltaica y reconocen las oportunidades de mejora en cada entidad para su desarrollo.

La cámara también creó el “Código de ética para profesionales de la energía fotovoltaica”, el cuál sus miembros deben aceptar y prometer para pertenecer a la sociedad, este código marca la pauta para señalar y disminuir las malas prácticas del mercado. También cuentan con una Comisión de Honor, la cual señala, alinea y resuelve temas de carácter ético y comercial entre socios y la población en general, señalando de manera directa a las empresas o propietarios de las mismas que estén afectando la industria por una mala práctica o por una práctica poco ética.

“La Cámara nos ha permitido crecer nuestro número de operaciones a nivel nacional por la misma red que se ha creado en todo el país, podemos resolver nuestras dudas y nos permite seguir avanzando en formación específica y en incontables ocasiones gratuita. Trabajamos de la mano con el estado para mejorar la industria renovable, impulsamos el conocimiento a través de los fabricantes y generamos acuerdos con instituciones académicas como el CRODE, la Universidad de Guanajuato, la Universidad Tecnológica de Chiapas, de Tapachula, entre muchas otras, ayudando a los estudiantes a profesionalizarse y colocarse. De igual manera, creamos acuerdos con los Colegios de Ingenieros a nivel nacional, quienes nos han apoyado y trabajamos de la mano en la búsqueda de mayores conocimientos y en la disminución de las malas prácticas que se están dando”. Señalo por su parte el Ing. Ignacio Briseño, Presidente de la región Sureste y líder principal del acuerdo.

El Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales (CONOCER), es una institución del Estado mexicano, sectorizada a la Secretaría de Educación Pública (SEP), que coordina y promueve el Sistema Nacional de Competencias (SNC)  para que México cuente con empresarios, trabajadores, docentes, estudiantes y servidores públicos más competentes.

La estrategia del CONOCER incluye un modelo de evaluación y certificación de competencias; por ello, cuenta con una Red de Prestadores de Servicios conformada por  cámaras empresariales, gremios sindicales, asociaciones de empresas, instituciones educativas públicas y privadas; institutos de capacitación para el trabajo, dependencias de los gobiernos federal, estatal y municipal.

Actualmente CONOCER cuenta con estándares para la industria fotovoltaica como la EC0586.01, EC1181, entre otros. La Cámara en alianza con la empresa Solar Consulting, certifica también a los profesionales de la industria en ellas. Sin embargo, la necesidad puntual de una educación complementaria, de calidad y en los ámbitos más competentes de empresas en crecimiento, no se encontraba en ningún lado.

“Había empresas que tenían muchos años haciendo las cosas mal, no por malicia, si no porque no sabían cómo es que realmente se tenían que hacer las instalaciones, no existía un parámetro para establecer condiciones jurídicas en los contratos de prestación de servicios y muchas veces el cliente salía perjudicado ante una mala práctica, entre muchas otras áreas de oportunidad en las que estamos trabajando. Hoy creemos que podemos ser una industria unida que genere un crecimiento continuo en tecnología sí, pero también en educación continua… Las certificaciones de CONOCER muchas veces eran tomadas por los dueños de los negocios e implementadas por técnicos que no contaban con el conocimiento, la cámara señala el camino que los líderes de las empresas deben de seguir y que cualquiera que quiera estar en esta industria debe de tener para poder crecer de manera conjunta”. Indicó Rigoberto García, Presidente de la Cámara en la región Norte.

El siguiente paso es que la sociedad pueda solicitar ante un proyecto fotovoltaica la certificación que entrega la cámara, de esta manera, garantiza que existe un conocimiento, una garantía de calidad y un compromiso ético por hacer las cosas bien, así como saber que al contratar a un Certificado como profesional, tiene el respaldo de la cámara ante cualquier inclemencia.“Junto con las direcciones, subsecretarías, secretarías y agencias de energía de cada estado del país, hemos avanzado muchísimo en este ámbito. Nuestra visión es que un persona al contratar su sistema para el hogar, para su negocio o su industria, pueda tener la confianza de no tener riesgos, saber que su inversión está asegurada y cuenta con un respaldo para ello. Los retos son mayúsculos. En ello estamos ocupados. Debe quedar claro que no son suficientes la buena voluntad, el discurso o el agravio. Estamos ante un cambio de paradigma que exige un esfuerzo conjunto del tamaño de las dificultades y de las viejas prácticas a vencer. ¿Cómo vamos a defender la profesión? Evidentemente, siendo mejores.
Desde hace 2 años la cámara busca entregar valor a la sociedad y la industria con una oferta de valor hacia la profesionalización. A sido difícil sobrellevar la administración sin cobrar anualidades y sin perseguir un fin de lucro. Pero estamos convencidos de que ésta es la manera de demostrar transparencia y una verdadera comunidad de lo verdaderamente importante: Nuestro amor a la energía renovable y hacia el bien que le otorga la energía solar al país de la mano de profesionales”. Concluyó el Ing. César Chacón, Director Administrativo de la Cámara.

Últimas noticias

Transición energética, solución ante alza de costos de electricidad y gas: IEA

Sector minero de México se suma a la agenda climática global al aumentar su consumo de energías limpias

Air New Zealand y Airbus firman acuerdo para investigación sobre hidrógeno