El futuro Net Zero está en los edificios y las ciudades energéticamente inteligentes

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El camino hacia la descarbonización puede considerarse uno de los más grandes retos de diversas industrias para los próximos años. Alcanzarlo es un reto que se vive día con día y para el cual es importante el papel de la tecnología y cómo permitirían la transición a energía cero. Por ello, Schneider Electric, líder global en la transformación digital de la gestión y automatización de la energía, y el Foro Económico Mundial han colaborado para la creación de un marco de referencia que facilita la evaluación y toma de decisiones en beneficio de edificios mucho más sustentables.

Sin importar la edad de las construcciones es posible, paulatinamente, realizar ajustes significativos enfocados en la reducción de emisiones. Dos tercios de los edificios existentes seguirán en pie para el 2050 por lo que la modernización y renovación son fundamentales en el movimiento de descarbonización. Un claro ejemplo de ellos son las medidas en Europa que cada año renueva entre el 1 y 1.5 por ciento de todo el conjunto de éstos.

Las tecnologías de digitalización y servicios del ecosistema de ciudades maximizan la creación de valor para todas las partes interesadas. El Marco de Valor de la Construcción considera un enfoque mucho más holístico para la toma de decisiones de esa forma se pueden empatar los beneficios no financieros y el retorno de inversión.

La transición de las ciudades hacia un futuro con carbono de energía neta cero es fundamental, por ello este Marco facilitará las inversiones necesarias para cumplir este fin. Dentro de dicho enfoque se pueden identificar algunos de los puntos a verificar al momento de transformar estos edificios:

  • Descarbonización: electrificar lo que sea posible; utilizar la generación de energía distribuida y energía solar e instalar la tecnología de eficiencia energética activa y pasiva.
  • Digitalización: contar con un monitoreo confiable de consumo de energía; diseñar la conectividad necesaria entre los activos implementados; optimizar su uso a través de sistemas de gestión de edificios, así como optimizar la eficiencia del ciclo de vida con el modelado de la información.
  • Aumento: diseño para apoyar la red y las comunidades energéticas locales y contribuir a una movilidad limpia mediante la instalación de la carga inteligente para vehículos eléctricos.

“Una de las grandes alternativas es reemplazar los equipos basados en combustibles fósiles y pasar a la electrificación que no solo sea más eficiente, también pueda dar una solución más competitiva en un futuro a mediano plazo. De igual formar maximizar el uso de electricidad renovable producidas a nivel local puede generar beneficios económicos para los hogares y empresas, así como en términos de reducción de emisiones de carbono y la mejora de la resistencia de la red a través de la reducción de los picos de carga y el uso del suelo” expresó Arturo Granados, director de la unidad Digital Energy para Schneider Electric México y Centroamérica.

Con estas acciones, Schneider Electric reafirma su compromiso en materia de sustentabilidad y continúa impulsando acciones que puedan ayudar a mejorar el planeta y a la sociedad, y al mismo tiempo exista una transición para que ciudades y edificios puedan lograr las cero emisiones de carbono.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Avanza la movilidad: sistema de estacionamiento sin conductor aprobado en Alemania

MEOR inaugura parque industrial en Apodaca Nuevo León

El camino a la economía circular pasa por la electrificación