El lenguaje de la catástrofe: El término Calentamiento global está casi extinto

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental el 26 de enero la plataforma de aprendizaje de idiomas enfocada en conversaciones cotidianas Babbel, colaboró con el Observatorio de Medios y Cambio Climático (MeCCO) para analizar 15 años de cambios en las tendencias del lenguaje y la terminología sobre cuestiones climáticas en los medios de comunicación del Reino Unido.

Si bien el público en general puede estar acostumbrado a escuchar términos como calentamiento global y cambio climático, los medios de comunicación del Reino Unido los han abandonado cada vez más a favor de frases como catástrofe y emergencia en un intento por despertar al mundo a la realidad sobre estas amenazas que enfrenta nuestro planeta.

Para cuantificar la importancia del uso del lenguaje cuando se trata de informar sobre problemas climáticos, Babbel analizó los datos proporcionados por el Observatorio de Medios y Cambio Climático, una iniciativa dirigida por voluntarios que traza el panorama de la terminología del cambio climático en los medios de comunicación globales, para ilustrar cómo el lenguaje de la prensa refleja, informa y altera la opinión pública.

Examinando todos los artículos publicados desde enero de 2006 hasta octubre de 2021, Babbel y MeCCO analizaron la prevalencia de los siguientes términos, identificados como los más utilizados en artículos sobre cuestiones climáticas y ambientales: catástrofe climática, cambio climático, calentamiento global, efecto invernadero, emergencia climática, crisis climática, calentamiento global y colapso climático.

El análisis revela:

●      El término catástrofe climática se ha utilizado tres veces más en 2021 que en 2020. En los 9 meses de enero a septiembre de 2020, catástrofe climática se utilizó en promedio 11 veces al mes. De enero a septiembre de 2021, se usó 33 veces.

●      Emergencia climática ahora se menciona en promedio 126 veces por mes, un aumento de 63 veces la cantidad antes de 2018. En el período de enero de 2006 a septiembre de 2018, el término solo apareció, en promedio, dos veces al mes.

●      Calentamiento global ahora está desapareciendo: el término se usó solo 441 veces en octubre de 2021, una caída del 40 por ciento con respecto a su pico en septiembre de 2009 de 740 menciones.

●      Durante su apogeo (marzo de 2007), la frase “Cambio climático” se utilizó 608 veces en los medios impresos del Reino Unido. En septiembre de 2021, el cambio climático se utilizó solo 441 veces, una caída de 27%.

●      Las frases de urgencia, como calentamiento, y catástrofe, han experimentado un aumento dramático en su uso desde la segunda mitad de 2019.

●      Los periódicos analizados fueron The Daily Mail and Mail on Sunday, The Guardian y The Observer, The Telegraph y The Sunday Telegraph, The Daily Mirror y The Sunday Mirror, The Times y The Sunday Times, y The Sun and News of the World.

Jennifer Dorman, lingüista experta de Babbel, comenta: “El cambio climático se ha convertido rápidamente en uno de los principales problemas mundiales más importantes de nuestra época. Los medios de comunicación juegan un papel muy importante al afectar el sentimiento público hacia temas importantes a través del idioma que eligen. Es interesante ver cómo diferentes publicaciones abordan el lenguaje del cambio climático. Si queremos unirnos en torno a un compromiso compartido con la acción integral, es imperativo que la situación se comprenda sistemáticamente, y el lenguaje que usamos es crucial para este fin “.

Los datos completos, que detallan el uso total mes a mes, se pueden ver en los gráficos a continuación.

Acerca del Observatorio de Medios y Cambio Climático (MeCCO)

El MeCCO es una colaboración dirigida por voluntarios con base en la Universidad de Boulder, establecida para documentar el uso de la terminología del cambio climático en los medios de comunicación globales. MeCCO monitorea 127 fuentes (en periódicos, radio y televisión), en 59 países diferentes, en siete regiones globales diferentes. Los datos se recopilan accediendo a archivos a través de las bases de datos LexisNexis, Proquest y Factiva a través de las bibliotecas de la Universidad de Colorado. Estas fuentes se seleccionan mediante un proceso de decisión que implica la ponderación de tres factores principales: diversidad geográfica (favoreciendo una mayor distribución geográfica), circulación (favoreciendo las publicaciones de mayor circulación) y acceso confiable a los archivos a lo largo del tiempo.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Bentley Systems anuncia los finalistas de los Premios  Going Digital Awards in Infrastructure 2022

Hitachi Energy se adelanta a lo previsto con su plan de crecimiento impulsado por un propósito

CFE pierde arbitraje internacional y deberá pagar 85 mdd