ELECSA y ABB: celebrado tres décadas de trabajo colaborativo

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

En 1992 ELECSA comenzó en el Centro Histórico de la Ciudad de México un camino que por tres  décadas lo ha convertido en uno de los mayores distribuidores en el sector de la energía  eléctrica en México, evolucionando de la mano de la representación de empresas  transnacionales como ABB, para su transformación como diseñador e implementador de  soluciones de ingeniería eléctrica para industrias como las de alimentos, productos de consumo  y automotriz. 

El inicio desde un mostrador 

Gustavo Ruiz, uno de los colaboradores más veteranos en la empresa (23 años) recuerda que “a  principios del milenio éramos alrededor de 12 personas y en ELECSA trabajábamos en un local  en la calle de Ayuntamiento; una oficina donde comenzamos a hacer la distribución de ABB”. 

De acuerdo con Ruiz, los clientes de ELECSA les mostraron el camino para su evolución de  distribuidor hacia integrador de soluciones, “encontramos un nicho cuando observamos que los  clientes nos pedían programar los equipos que adquirían con nosotros”. 

Así, lo que comenzó como un servicio posventa se convirtió paulatinamente en un portafolio de  nuevos servicios como el diseño de soluciones a la medida, “los clientes notaron que no sólo  vendíamos equipos como tableros de control, dispositivos PLC, variadores de velocidad,  arrancadores suaves, sino que podíamos programarlos, lo que implicaba conocimientos de  ingeniería. Para ello aprovechamos la inquietud del equipo técnico de la empresa por crear  cosas nuevas”, al punto que, según Ruiz, en ocasiones el equipo de ELECSA se quedaba hasta la 

medianoche para trabajar en los proyectos que los clientes solicitaban. 

Las sucursales de ELECSA en el tiempo 

No extraña que en los treinta años transcurridos, la empresa haya crecido creando nuevas  sucursales e incluso creando una nueva sede en la alcaldía Azcapotzalco en la Ciudad de México  desde la década pasada. 

– Ayuntamiento (apertura en 1992) 

– Abi (2000) 

– Revillagigedo (2004) 

– ELECSA Centro (2007) 

– Abi 2 (2008) 

– Vallejo (2008)  

– Centro de distribución y sede en Calzada de las Armas (2011) 

– Abi 3 (2016) 

ELECSA y ABB, historia en conjunto 

ABB y ELECSA han trabajado juntos desde inicios de siglo, luego de la adquisición de Abi por  ELECSA. Sin embargo, Gustavo Ruiz recuerda que fue hacia el año 2004 cuando la relación entre  ambas empresas se fortaleció en un mundo donde fax y llamadas telefónicas eran las  herramientas habituales de comunicación, lo que abría la puerta a interacciones entre los  equipos de ambas empresas. 

Para Erasmo Lozano, colaborador de ELECSA desde 2016 la historia con ABB ha evolucionado  con la sofisticación de los proyectos donde ambas empresas participan. Como ejemplo él  nombra un proyecto iniciado en noviembre de 2020 con un cliente localizado en San Luis  Potosí, “en noviembre de aquel año realizamos un estudio para un cliente junto con el equipo  de ABB”, este proyecto consistía en una auditoría de calidad de energía y la posterior  instalación de un banco de capacitores para el cliente; Lozano refiere que la primera visita  técnica fue realizada con personal de ELECSA y de ABB. Posteriormente, a través de  videoconferencias entre equipos de ambas empresas, se realizó el análisis de calidad de energía  solicitado y se preparó la configuración de los equipos necesarios para implementar la solución,  así como la logística necesaria para su traslado, luego de su llegada a México entre noviembre y  diciembre del 2021. 

La colaboración entre los equipos de ELECSA y ABB prosiguió durante las fases de integración  de los equipos en las instalaciones del cliente, así como durante la parametrización y puesta en  marcha de los equipos, mientras que la parte mecánica fue realizada por ELECSA, “gracias a la 

colaboración entre los equipos de ABB y ELECSA pudimos hacer que el proyecto alcanzara los  objetivos propuestos”, señaló Erasmo Lozano. 

“Para ABB compartir la ruta de crecimiento de un importante socio estrategico como ELECSA es  un privilegio. Durante años hemos fortalecido nuestros lazos para la consolidación de esfuerzos  que aseguren una contribución positiva para la sociedad mexicana. Además, gracias al  entendimiento de los beneficios de la digitalización y la sustentabilidad, ambas empresas  hemos logrado un enfoque encaminado al logro de los objetivos estratégicos de ambos  negocios”, enfatizó Vicente Magaña, VP Managing Director de ABB México. 

Hacia el futuro: mejor energía y nuevas tecnologías 

Para David Barragán, Channel Sales Manager en ABB, la relación con ELECSA es una de las más  importantes para la empresa en México, “Erasmo Díaz ha sido una persona clave en la  evolución de la empresa desde su fundación ya que ha llevado la empresa más allá de sus  orígenes como distribuidor de equipos y ahora se ha convertido en una compañía que  desarrolla soluciones de energía para diferentes Industrias, e incluso en sus instalaciones de  Azcapotzalco ya desarrollan ingeniería de producto e incluso están incursionando en el  desarrollo de soluciones energías limpias”. 

Después de 30 años de historia, ELECSA es hoy comercializador de soluciones de ABB como  bancos de capacitores, tableros de baja tensión, relevadores y otros productos de baja y media  tensión con el valor agregado de servicios de diseño e ingeniería. 

“ELECSA entendió desde hace tiempo que la complejidad de los proyectos involucraba  diversificarse y hacer procesos de ingeniería e integración”, señaló David Barragán, quien  agregó que los pasos se ELECSA apuntan a nuevas áreas como soluciones para atender la  calidad y la estabilidad del suministro eléctrico en las empresas. 

Barragán señala que las necesidades de los usuarios industriales de electricidad están  cambiando debido a factores climáticos y regulatorios, “ELECSA ha participado en proyectos de  cargadores para autos eléctricos debido a las necesidades de sus clientes por incorporar  soluciones sustentables a sus sistemas de transporte y desde 2016 se publicó una regulación  denominada Código de Red que establece factores de potencia para instalaciones industriales,  lo que ha incrementado la necesidad de soluciones de monitoreo en la calidad de la energía  usada”. 

Otras soluciones emergentes que ABB desarrolla con ELECSA en tiempos recientes son sistemas  de alimentación ininterrumpida (conocidas como UPS,) que permiten la continuidad de  instalaciones como centros de datos en caso de pérdida de tensión, así como soluciones de 

monitoreo de energía en tiempo real para su análisis con sistemas de inteligencia artificial y  toma de decisiones en áreas operativas, e incluso a nivel de equipo para controlar de manera  eficiente el consumo de energía. 

ELECSA y ABB no sólo colaboran conjuntamente en la vida diaria; las misiones rectoras de  ambas empresas coinciden en tanto “ABB ayuda a sus clientes a mejorar el rendimiento de las  operaciones, la fiabilidad de las redes y la productividad” mientras que ELECSA crea “soluciones  integrales con las últimas tecnologías para lograr satisfacer las necesidades de nuestros socios  comerciales”. 

En el 30 aniversario de ELECSA, ABB desea que los años y décadas por venir sean tan fructífeos  en su desarrollo como en su labor como empresa mexicana, misma que seguirá evolucionando  para enfrentar nuevos retos donde la provisión segura y estable de energía, sea la clave para el  crecimiento de las empresas y la sociedad por venir.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

El Premio Zayed a la Sostenibilidad 2023 demuestra su alcance e impacto mundial con más de 4.500 candidaturas

Generac y el Tecnológico de Monterrey realizaron el primer Hackathon para el diseño e innovación en componentes energéticos

Pemex invertirá hasta 135 mdd en trabajos exploratorios en Veracruz