En tres semanas Shell vendió dos refinerías; busca producir combustibles con bajo contenido de carbono

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El lunes pasado, Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, anunció que Petróleos Mexicanos (Pemex) compró la refinería Deer Park de Houston, Texas, propiedad de Shell.

El costo de la transacción para Pemex fue de 596 millones de dólares, lo cual es una combinación de efectivo y deuda, más el valor del inventario de hidrocarburos.

Asimismo, tres semanas antes, el 4 de mayo del 2021, HollyFrontier, compañía petrolera, anunció que compraría la refinería Puget Sound de Shell, que produce 149 mil barriles por día (bpd) y se ubica en Washington. El costo de la operación fue de 350 millones de dólares, más el inventario de hidrocarburos que se valorará al cierre con un valor actual estimado de 150 millones a 180 millones, revelaron las compañías.

Se espera que la transacción se cierre en el cuarto trimestre de 2021, sujeto a la autorización regulatoria, dijo Shell. La agencia Reuters informó que Shell ha reducido su cartera de productos químicos y de refinación. Asimismo, busca pasar de 14 a seis sitios con sinergias comerciales químicas, entre los se encuentra Deer Park, Norco, Pernis, Pulau Bukom, Rheinland y Scotford con el objetivo de producir más combustibles con bajo contenido de carbono.

Finalmente, en 2020, comenzó a cerrar su refinería de 211,146 bpd en Convent, Louisiana, luego de no encontrar un comprador para la planta.

Últimas noticias

Llega la Fórmula E a México, plataforma para la movilidad eléctrica

México, una oportunidad de largo plazo para refinadores norteamericanos: OPIS

Falso que se vayan a registrar apagones: MANUEL BARTLETT