Equilibrar la vida profesional y la maternidad: un reto para las mujeres en la industria petrolera

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Para nadie es un secreto que la industria del petróleo y el gas, desde la exploración hasta la comercialización, es un sector donde predominan los hombres. La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que a nivel global sólo 22% de las personas que trabajan en compañías petroleras son mujeres.

Las empresas del sector se enfrentan a una realidad estructural cuando buscan incorporar a más mujeres en sus operaciones cotidianas pues hay un diferenciado y marcado interés entre hombres y mujeres para estudiar carreras
afines a la industria del petróleo.

Viridiana, egresada de la UANL, con más de 12 años de experiencia en la industria, tiene la responsabilidad de asegurarse de que todos los proyectos pozos se completen oportuna y eficientemente, maximizando el uso de los recursos (EMyS y personal) y cumpliendo en todo momento con los estándares de calidad y seguridad. “Es una experiencia que he afrontado con apertura y confianza. Cada uno de los logros que vas alcanzando y las responsabilidades que te van dando hacen que tengas confianza en ti misma y te empoderes para atender nuevos retos”.

Para la ingeniera, el principal reto ha sido compaginar y equilibrar su vida profesional y la maternidad. “El doble reto que significa ser profesional y madre a la vez es una experiencia sin igual. La apertura y facilidad que me da la empresa en la que me desempeño ayuda a que los tabúes del pasado sean sobrellevados dando oportunidad
a las mujeres a seguir creciendo como personas y profesionalmente”, señaló.

Explicó que en México se da preferencia a los hombres en promociones a cargos directivos por las cuestiones relacionadas con el regreso al trabajo después de comenzar una familia. “Tomar la decisión de ser madre y continuar afrontando cada uno de los grandes retos de realizar ingeniería de pozos y ahora coordinar un equipo de trabajo me ha permitido combatir la idea de la discriminación profesional que se vive aún en toda la industria”, afirmó.

Sin embargo, sostuvo que los desafíos de la industria petrolera como mujeres, profesionistas y madres son difíciles pero no imposibles. “Como mujer y madre profesionista en el sector petrolero, estoy convencida de que la confianza en una misma es nuestro máximo poder. El esfuerzo vale y siempre valdrá la pena. Nunca deberemos conformarnos hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente”.

Beneficios de atraer, retener y promover a más mujeres en la industria

Viridiana aseguró que incrementar el número de mujeres en la industria no es sólo un imperativo ético o de equidad, esto se traduce en beneficios económicos y operativos tangibles. Explicó que una mayor participación de las mujeres en las firmas de petróleo y gas fomentará el trabajo colaborativo, producirá soluciones más innovadoras e incluyentes y mejorará el desempeño corporativo y social de las compañías.

“El primer sesgo que nos toca a nosotras superar se encuentra en nosotras mismas desde muy pequeñas. La importancia de la familia es clave para afirmar la confianza y ser capaces de enfrentar los retos que se nos presenten. Si desde pequeñas tomamos nuestras decisiones en función de lo que nos gusta, y no con base en lo que los demás piensen, eso nos hará más libres”.

Parra hace un llamado para que las empresas, en conjunto con las universidades, implementen estrategias persuasivas que incrementen el interés de las mujeres desde la educación media superior y superior (secundaria y preparatoria) en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas y, específicamente, en la industria del petróleo y el gas.

El compromiso de OPEX con las mujeres

Un ambiente laboral de respeto e igualdad de oportunidades es la clave para fortalecer la confianza y el liderazgo de las mujeres en el sector. “En OPEX hemos impulsado acciones específicas para retener el talento y promover el crecimiento de las mujeres que ya colaboran en la empresa. No sólo se trata de atraer más mujeres sino de retenerlas, retribuirlas y promoverlas en igualdad de condiciones”.

Explicó que cada vez más mujeres colaboran con OPEX en el ámbito técnico y administrativo tanto en las operaciones que se realizan en oficinas como aquellas que se llevan a cabo en campos marinos o terrestres. “Ya se han colocado en puestos claves a mujeres con gran trayectoria, mejorando el gerenciamiento para el inicio de pozos”.

Por último, la ingeniera Parra reconoció que aún queda un largo camino por recorrer, pero aseguró que es el camino adecuado para consolidar a OPEX como una empresa más eficiente, innovadora, equi- tativa, incluyente y diversa. “El reconocimiento que he recibido en esta trayectoria profesional ha repercutido de manera personal, me ha motivado para buscar más retos y empoderamiento. En diez años, me visualizo equilibrando mis facetas como mujer: madre, esposa y profesional, que, aunque son muy diferentes, son similares porque en ellas se busca
desarrollar, motivar y couchar a personas para que sean su mejor versión. Quiero influir y usar mi voz para que mis hijos sean personas de bien y quiero generar un impacto en los grupos de trabajo que espero liderar para inspirarlos y ayudarles a abrir camino en su desarrollo profesional”, concluyó.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Precio del petróleo toca su mejor nivel en más de un mes: sube casi 2 dólares por barril.

81% de los mexicanos encuestados avala reforma al PJ: Claudia Sheinbaum

Continuará proyecto “Agua Saludable para La Laguna”: Claudia sheinbaum