ESG es el mayor reto para PEMEX

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El capitalismo de empresa centrado en los dueños del capital (shareholders) ha sido cuestionado desde hace muchos años por el concepto de un capitalismo centrado en otros actores involucrados en el negocio (stakeholders). En el primer caso, la dirección de una empresa debe responder exclusivamente a los intereses de los shareholders, mientras que en el segundo, la alta gerencia tiene que cuidar además los intereses de comunidad, empleados, medio ambiente, entre otros. El capitalismo de stakeholders tiene un buen reflejo en la metodología de ESG para medir el valor de una empresa, con la cual su desempeño no sólo se mide en términos financieros, sino también con respecto a sus impactos con el medio ambiente (E), la responsabilidad social (S) y la gobernanza (G). En este one-pager, echamos un vistazo al desempeño en ESG de PEMEX y mostramos la urgencia de que la Empresa Productiva del Estado se adapte al cambio, pues de no hacerlo existen riesgos importantes del ESG que impactan directamente el costo financiero.

Riesgos de ESG | Sustainalytics

A  la  derecha  presentamos  información  de  la calificadora Sustainalytics cuya metodología permite al público inversionista conocer los riesgos materiales financieros que están relacionados con el ESG. De acuerdo con esta calificadora, PEMEX presenta riesgo severo para ESG con una puntuación de 64.1, que es aproximadamente el doble de las empresas mejor evaluadas como TotalEnergies, REPSOL, EQUINOR, BP o SHELL.

La metodología de Sustainalytics evalúa los riesgos del ESG de una empresa en dos dimensiones: 1) Exposición a los riesgos del ESG y 2) que la Administración implemente las acciones para mitigar dichos riesgos. De esta manera, una empresa comprometida con los principios del ESG debe mejorar su Exposición al modificar su propósito corporativo y adaptarlo hacia los objetivos del ESG y además debe contar con una Administración (Consejo y Dirección) que represente los intereses de diferentes actores en línea con los principios del ESG. Para el sector petrolero además es esencial que su Administración tenga un perfil adecuado para la transición energética.

De acuerdo con Sustainalytics, PEMEX  tiene una Exposición ALTA al riesgo de ESG y una DÉBIL Administración para mitigarlos. De las 13 empresas analizadas sólo Petrochina, PDVSA y PEMEX tienen eventos con categoría SEVERA. En el caso de PEMEX estos eventos corresponden a las categorías de (1) relaciones con las comunidades y (2) seguridad e higiene ocupacional.

La Administración es esencial para mejorar ESG en la industria petrolera

El sector de hidrocarburos tiene una alta exposición al riesgo por cambio climático, (ver one pager de febrero 2022) por lo que buena parte de las empresas petroleras internacionales están asumiendo compromisos de reducción del 30% de las emisiones de metano y de Net-Zero para el 2030 y 2050, respectivamente. Además de que el sector financiero internacional aumentará el costo de financiamiento para las empresas que no cumplan con estos compromisos, las empresas petroleras se quedarán con muchos activos varados (principalmente campos de petróleo pesado, arenas bituminosas y cualquier otro que no contribuya con mejorar los indicadores de ESG).

Es por esta situación que desde hace algunos años vemos un alza en la transformación de empresas petroleras a empresas de energía que no sólo se limita a un rebranding (Statoil~Equinor, British Petroleum~Beyond Petroleum, TOTAL~TotalEnergies); sino que en algunos casos vemos un cambio radical hacia un futuro renovable y libre de emisiones. Resulta imperativo que PEMEX modifique su propósito corporativo y adopte una estrategia con la que pueda navegar hacia la transición energética. De no hacerlo, como cualquier otra petrolera que dependa de financiamiento internacional, estará destinada a su desaparición.

Al evaluar una empresa en materia ambiental, en particular en sus emisiones de gases de efecto invernadero (que representan el mayor riesgo para la humanidad por su potencial de calentamiento global), una empresa petrolera debe asegurarse de que:

  1. Destina la inversión en capital y gasto en Investigación y Desarrollo (R&D) para atender riesgo de cambio climático.
  2. Tiene un modelo de negocios que involucre un cambio radical hacia un futuro sostenible (energías renovables y reducción de emisiones).
  3. Tiene un consejo de administración y gerencia con experiencia para navegar hacia la transición energética .
  4. El riesgo de cambio climático es parte integral de su estrategia de negocio.
  5. Está comprometida con Net-Zero o a una reducción significativa de sus emisiones. En particular las empresas deben tener acciones para abatir emisiones en Scope 1: Generación de emisiones propias. Scope 2: Emisiones de energía comprada a alguien más. Scope 3: Emisiones indirectas en la cadena de valor de la empresa.

Comentario final

La industria petrolera será una de las más afectadas por la transición a una economía de ESG. Además de Sustainalytics, existen otras calificadoras de riesgo de ESG que proveen información detallada al público inversionista (MSCI y S&P Global Trucost), quien tomará decisiones considerando los objetivos del ESG. PEMEX es una de las petroleras peor calificadas y actualmente su deuda supera los 110 mil millones de dólares, lo que la posiciona quizás como la empresa petrolera con mayor exposición al riesgo de ESG. En 2030 vendrá el primer corte de caja, donde el sector financiero revisará a aquellas petroleras que hayan logrado reducir sus emisiones de metano en 30% y en 2050 a aquellas que hayan alcanzado un balance neto de cero emisiones. PEMEX debería ya estar tomando medidas contundentes para mitigar sus emisiones.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Avanza la movilidad: sistema de estacionamiento sin conductor aprobado en Alemania

MEOR inaugura parque industrial en Apodaca Nuevo León

El camino a la economía circular pasa por la electrificación