España y Portugal apuestan por la colaboración para convertirse en líderes en movilidad sostenible

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La Fundación Repsol, junto con la Confederación de Empresarios Portugueses (CIP), la Cámara de Comercio Hispano-Portuguesa (CHP) y la Cámara de Comercio e Industria Portugués-Española (CCILE) patrocinaron la «Conferencia Ibérica sobre Movilidad Sostenible: Retos y Oportunidades para la Descarbonización de la Movilidad». En el evento celebrado en Lisboa, los participantes analizaron las claves para avanzar hacia una movilidad sostenible e inteligente en España y Portugal.

El secretario de Estado de Movilidad Urbana de Portugal, Jorge Delgado, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, el alcalde de Lisboa, Carlos Moedas, y el presidente del CIP (Confederación de Empresarios Portugueses), António Saraiva, inauguraron el evento.

El presidente de Repsol ha destacado la posibilidad de impulsar la transformación de la movilidad y hacerla más eficiente e inteligente, es decir, una que utilice tecnologías probadas, conocidas y eficientes y, al mismo tiempo, apueste por los últimos avances tecnológicos, con el objetivo de mejorar los servicios y la calidad de vida de los ciudadanos ayudando a reducir las emisiones y optimizar sus recursos.

El secretario de Estado afirmó que «la movilidad se encuentra en un segundo punto de inflexión tecnológico, y es evidente la necesidad de dar un salto disruptivo en la forma en que movemos y transportamos tanto a las personas como a las mercancías. La movilidad del futuro será respetuosa con el medio ambiente, compartida, conectada y autónoma».

El alcalde de Lisboa dijo que «hay tres desafíos esenciales: económicos, que deben garantizar que el crecimiento sea compatible con la reducción de emisiones. El crecimiento tiene que ser compatible con la lucha contra el cambio climático; y Europa ya ha demostrado que esto es posible, ya que ha crecido en paralelo a sus esfuerzos por reducir las emisiones. Tecnológico, que a través de la ciencia tendrá que resolver el tema de los costos de producción, y social, porque hay que concienciar a la gente de la necesidad de este cambio».

El presidente del CIP ha señalado «el papel prioritario de la viabilidad y seguridad de la industria de la automoción en su transformación hacia la movilidad sostenible del futuro».

La primera mesa redonda sobre innovación y digitalización para la movilidad reunió al presidente de la Empresa Municipal de Movilidad y Aparcamiento de Lisboa (EMEL), Luis Filipe Marques; la directora general de Planificación de la Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, Lola Ortiz; el secretario general de la Asociación Nacional Portuguesa de Industrias de las Dos Ruedas (ABIMOTA), Gil Nadais; el responsable de Sistemas Inteligentes en Vehículos del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid, Felipe Jiménez; el representante de Alba Innovación en Petronor, Aitor Arzuaga, y el representante del Consejo de Administración del Instituto Portugués de Ingeniería de Sistemas e Informática, Tecnología y Ciencia en Portugal (INESC TEC), José Carlos Caldeira.

Los ponentes coincidieron en el riguroso trabajo que están llevando a cabo la administración pública, el sector energético, la industria del transporte y la ciencia para seguir avanzando en el desarrollo de tecnologías y servicios para la descarbonización de la movilidad, especialmente a través de la digitalización, la eficiencia energética y los nuevos combustibles.

En este bloque, quedó claro que la movilidad del futuro requiere una visión única, promoviendo la neutralidad tecnológica y la acción coordinada de todos los agentes, junto con la sociedad, para alcanzar los objetivos de descarbonización en el marco de una transición energética justa e inclusiva que no deje a nadie atrás.

Posteriormente, el presidente de la Asociación Portuguesa de Fabricantes para la Industria Automotriz (AFIA), José Couto; el secretario general de la Asociación Portuguesa del Automóvil (ACAP), Helder Pedro; el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), José López-Tafall; el director general de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (SERNAUTO), José Portilla, y la vicepresidenta ejecutiva de FACONAUTO, Marta Blázquez, participaron en la segunda mesa redonda, centrada en los retos y oportunidades del sector de la automoción en la descarbonización del transporte en la Península Ibérica.

Todos ellos destacaron la fortaleza de la industria de la automoción en España y Portugal y el camino a seguir para convertirse en un referente en la nueva movilidad del futuro: descarbonizada, sostenible, digitalizada y autónoma. Un proceso que requiere compromiso, trabajo e innovación en toda la cadena de valor. Los participantes destacaron que se trata de un reto que se aborda a través de la tecnología, y para lo cual es necesario promover una regulación que preserve la competitividad y el empleo en el sector de la automoción.

La Fundación Repsol, junto con la Confederación de Empresarios Portugueses (CIP), la Cámara de Comercio Hispano-Portuguesa (CHP) y la Cámara de Comercio e Industria Portugués-Española (CCILE) patrocinaron la «Conferencia Ibérica sobre Movilidad Sostenible: Retos y Oportunidades para la Descarbonización de la Movilidad». En el evento celebrado en Lisboa, los participantes analizaron las claves para avanzar hacia una movilidad sostenible e inteligente en España y Portugal.

El secretario de Estado de Movilidad Urbana de Portugal, Jorge Delgado, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, el alcalde de Lisboa, Carlos Moedas, y el presidente del CIP (Confederación de Empresarios Portugueses), António Saraiva, inauguraron el evento.

El presidente de Repsol ha destacado la posibilidad de impulsar la transformación de la movilidad y hacerla más eficiente e inteligente, es decir, una que utilice tecnologías probadas, conocidas y eficientes y, al mismo tiempo, apueste por los últimos avances tecnológicos, con el objetivo de mejorar los servicios y la calidad de vida de los ciudadanos ayudando a reducir las emisiones y optimizar sus recursos.

El secretario de Estado afirmó que «la movilidad se encuentra en un segundo punto de inflexión tecnológico, y es evidente la necesidad de dar un salto disruptivo en la forma en que movemos y transportamos tanto a las personas como a las mercancías. La movilidad del futuro será respetuosa con el medio ambiente, compartida, conectada y autónoma».

El alcalde de Lisboa dijo que «hay tres desafíos esenciales: económicos, que deben garantizar que el crecimiento sea compatible con la reducción de emisiones. El crecimiento tiene que ser compatible con la lucha contra el cambio climático; y Europa ya ha demostrado que esto es posible, ya que ha crecido en paralelo a sus esfuerzos por reducir las emisiones. Tecnológico, que a través de la ciencia tendrá que resolver el tema de los costos de producción, y social, porque hay que concienciar a la gente de la necesidad de este cambio».

El presidente del CIP ha señalado «el papel prioritario de la viabilidad y seguridad de la industria de la automoción en su transformación hacia la movilidad sostenible del futuro».

La primera mesa redonda sobre innovación y digitalización para la movilidad reunió al presidente de la Empresa Municipal de Movilidad y Aparcamiento de Lisboa (EMEL), Luis Filipe Marques; la directora general de Planificación de la Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid, Lola Ortiz; el secretario general de la Asociación Nacional Portuguesa de Industrias de las Dos Ruedas (ABIMOTA), Gil Nadais; el responsable de Sistemas Inteligentes en Vehículos del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid, Felipe Jiménez; el representante de Alba Innovación en Petronor, Aitor Arzuaga, y el representante del Consejo de Administración del Instituto Portugués de Ingeniería de Sistemas e Informática, Tecnología y Ciencia en Portugal (INESC TEC), José Carlos Caldeira.

Los ponentes coincidieron en el riguroso trabajo que están llevando a cabo la administración pública, el sector energético, la industria del transporte y la ciencia para seguir avanzando en el desarrollo de tecnologías y servicios para la descarbonización de la movilidad, especialmente a través de la digitalización, la eficiencia energética y los nuevos combustibles.

En este bloque, quedó claro que la movilidad del futuro requiere una visión única, promoviendo la neutralidad tecnológica y la acción coordinada de todos los agentes, junto con la sociedad, para alcanzar los objetivos de descarbonización en el marco de una transición energética justa e inclusiva que no deje a nadie atrás.

Posteriormente, el presidente de la Asociación Portuguesa de Fabricantes para la Industria Automotriz (AFIA), José Couto; el secretario general de la Asociación Portuguesa del Automóvil (ACAP), Helder Pedro; el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), José López-Tafall; el director general de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (SERNAUTO), José Portilla, y la vicepresidenta ejecutiva de FACONAUTO, Marta Blázquez, participaron en la segunda mesa redonda, centrada en los retos y oportunidades del sector de la automoción en la descarbonización del transporte en la Península Ibérica.

Todos ellos destacaron la fortaleza de la industria de la automoción en España y Portugal y el camino a seguir para convertirse en un referente en la nueva movilidad del futuro: descarbonizada, sostenible, digitalizada y autónoma. Un proceso que requiere compromiso, trabajo e innovación en toda la cadena de valor. Los participantes destacaron que se trata de un reto que se aborda a través de la tecnología, y para lo cual es necesario promover una regulación que preserve la competitividad y el empleo en el sector de la automoción.

Por último, el presidente de la Cámara de Comercio Hispano-Portuguesa, António Calçada de Sá, y de la Junta General Anual de la Cámara de Comercio e Industria Hispano-Portuguesa, Francisco Dezcallar, destacaron la importancia de la colaboración entre España y Portugal para trabajar conjuntamente en nuevas soluciones que permitan a ambos países convertirse en referentes en la movilidad del futuro. Ambos destacan por la fortaleza del sector de la automoción y el compromiso de empresas e instituciones con la transición energética.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Avanza la movilidad: sistema de estacionamiento sin conductor aprobado en Alemania

MEOR inaugura parque industrial en Apodaca Nuevo León

El camino a la economía circular pasa por la electrificación