Estados Unidos analiza sanciones contra empresas chinas que compran petróleo iraní

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El gobierno de los Estados Unidos considera sanciones económicas contra empresas chinas que compran crudo iraní.

La administración Biden está estudiando la posibilidad de reprimir las ventas de petróleo iraní a China ante la opción de que Teherán no regrese a las conversaciones nucleares o adopte una línea más dura cuando lo haga, dijo un funcionario estadounidense a Reuters.

Estados Unidos busca reactivar el acuerdo nuclear con Irán, el cual fue suspendido por Donald Trump.

“Si estamos de vuelta en el acuerdo nuclear, entonces no hay razón para sancionar a las empresas que están importando petróleo iraní”, dijo el funcionario estadounidense a Reuters, refiriéndose al Plan de Acción Integral Conjunto de 2015 bajo el cual Irán frenó su programa nuclear.

El Wall Street Journal informó por primera vez de que Washington estaba considerando endurecer la aplicación de sus sanciones a Irán, especialmente contra China, que recibió un promedio diario de 557 mil  barriles de crudo iraní entre noviembre y marzo, según Refinitiv Oil Research.

Los refinadores chinos son los mayores importadores de petróleo iraní. China Concord Petroleum Co ha surgido como un actor central en el suministro de petróleo sancionado de Irán y Venezuela.

Últimas noticias

Transición energética, solución ante alza de costos de electricidad y gas: IEA

Sector minero de México se suma a la agenda climática global al aumentar su consumo de energías limpias

Air New Zealand y Airbus firman acuerdo para investigación sobre hidrógeno