Estrategia holística

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El BMW i3 fue uno de los primeros autos 100% eléctricos en México, sin duda el más exitoso entre esta primera generación de una tecnología cada vez más común porque, dado los precios, era más razonable adquirir un BMW en lugar de un auto del mismo precio de una marca de volumen.

La historia del i3 se escribió desde su presentación como auto concepto en 2011 hasta su retiro definitivo del mercado diez años después.

Pero un año antes de la presentación del modelo de serie del i3, BMW Group realizó en México (2012) una prueba con 12 autos eléctricos que, en condiciones reales, sirvió como base para el entendimiento de estas nuevas tecnologías; 12 unidades de un modelo eléctrico de MINI rodaron en México, en manos de instituciones (gubernamentales y académicas) así como de científicos, para ampliar el conocimiento de la electromovilidad y sentar las bases para la llegada de la submarca i al país.

Los MINI E que recorrieron la Ciudad de México eran parte de una flota que de 2009 a 2013 recorrió más de 16 millones de kilómetros en tres continentes y seis países.

En estos momentos el grupo ya apunta para la llegada de la Neue Klasse, como han llamado a la sexta generación de vehículos electrificados de sus marcas (MINI, BMW y las motocicletas de Motorrad) que para 2025 harán que la empresa de origen bávaro cumpla su objetivo de tener una composición de 50% de vehículos totalmente eléctricos en su portafolios (su objetivo es lograr la neutralidad de carbono en 2050).

El primer acercamiento de BMW con nuevos trenes motrices se dio, sin embargo, mucho antes cuando en 1972 se celebraron los Juegos Olímpicos prácticamente a la puerta de su casa (la calle Lerchenauer separa sus oficinas del complejo olímpico) y para tal evento experimentaron con dos modelos BMW 1602 propulsados por energía eléctrica.

El esfuerzo real, sin embargo, llegó hasta 2007 cuando se creó el ‘project i’ que desembocó en la submarca que hoy ofrece ya varios automóviles con tren motriz eléctrico.

Mini

La marca MINI ha retomado su ventaja dentro del grupo en cuestiones de adopción tecnológica, en parte por el adn de la misma y por el carácter innovador y poco convencional de sus clientes es que el MINI Cooper SE es el más exitoso de la marca, que en menos de una década espera ofrecer únicamente autos eléctricos en sus pisos de venta.

El compromiso de la empresa, sin embargo, va más allá pues se busca reducir el impacto ambiental de estos modelos desde su cadena de suministro, pasando por la producción y el uso del vehículo. Adicional a ello, el cromo y el cuero no serán ya parte de estos autos, como se demostró con la presentación del MINI Concept Aceman.

En 2021, BMW Group se adhirió al proyecto “Business Ambition for 1.5°C of the Science-Based Targets Initiative” con lo cual ha quedado comprometido a alcanzar la neutralidad climática completa en toda la cadena de valor para 2050. Para 2030, el grupo tiene planteado reducir sus emisiones de CO2 en al menos 40 % por vehículo durante todo el ciclo de vida. Para lograr lo anterior el mapa de ruta establece aumentar gradualmente el porcentaje de materiales reciclados y reutilizados en sus vehículos Neue Klasse desde el promedio actual de poco menos del 30%, utilizando el enfoque ‘Primero lo Secundario’.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

ONEXPO2024

Onexpo 2024 Convención & Expo: Punto de encuentro vital para la industria de hidrocarburos líquidos en México

La sustentabilidad del lado Renaut

Empoderando a Mujeres: Liderazgo y Transformación en el Seminario sobre Instituciones, Políticas Públicas y Desarrollo del Sector Energético