Gobierno de la Ciudad de México impulsa la electromovilidad en el transporte público

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Al participar en el evento “La Ingeniería Civil es: Colaboración con nosotras y la ingeniería”, realizado en el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM), la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, aseguró que la Ciudad de México ha adoptado un modelo de política de desarrollo sostenible basado en tres ejes: desarrollo económico, desarrollo social y beneficio ambiental.

“Porque no puede haber desarrollo económico que no considere los impactos ambientales. No puede haber bienestar social, que no considere un modelo de desarrollo económico y que no considere un modelo de bienestar. Es decir, las tres aristas: bienestar, desarrollo económico, impacto ambiental son parte de lo mismo. Por eso a mí me gusta representarlo en un triángulo, donde cada punta del triángulo, cada arista representa cada uno de estos puntos”, expresó.

La mandataria capitalina expuso que, para atender estos temas, el Gobierno capitalino ha invertido en el transporte público -el cual es utilizado por el 75 por ciento de la población- a través de la implementación de la electromovilidad mediante de tres acciones: la adquisición de 500 nuevos trolebuses con Emisiones Cero, la construcción del Trolebús Elevado en Iztapalapa, y la incorporación de las Líneas 1 y 2 de Cablebús.

“¿Qué características tienen esos teleféricos? Pues que van justamente a las zonas más pobres de la ciudad, las más pobres; y transportan a los más pobres de la ciudad al Metro de la Ciudad de México. ¿Qué significa eso? Pues es el mejor transporte, el mejor para los que menos tienen. ¿Qué contenido hay en esa política? Pues un contenido de desarrollo sustentable; desarrollo económico para la zona, porque el teleférico va a llevar desarrollo económico a la zona, se atiende el bienestar de los que menos tienen y se pone la mejor tecnología”, explicó.

Sheinbaum Pardo señaló que, para transferir esa tecnología de origen suizo e italiano a la Ciudad de México, se capacita a ingenieros del Sistema de Transportes Eléctricos (STE) para que se conviertan en expertos en teleféricos en la ciudad y en el país, por lo que se creará una Escuela de Operadores de Teleféricos en la Ciudad de México.

La Jefa de Gobierno compartió que otra política que se desarrolla en la Ciudad de México es la Universidad Rosario Castellanos, la cual acoge a 30 mil jóvenes que estudian en tres diferentes modalidades: presencial, en línea e híbrida, que ofrece tres ingenierías y lo cual la colocan como una nueva oferta educativa en la capital para los estudiantes que no encuentran espacios.

“¿Qué quiere decir abrir una nueva universidad? Pues es una política de desarrollo sustentable. ¿Por qué? porque abrimos derechos, generamos bienestar, damos oportunidad a los jóvenes, creamos una buena escuela donde salgan con la mejor calidad y al mismo tiempo generamos desarrollo económico y estamos seguros que esos profesionistas van a tener la ética y van a tener la preparación para que, no que desarrollen, tengan el tema ambiental en sus mentes”, abundó.

Agregó que la Ciudad de México es hoy la más conectada del mundo con 15 mil puntos de Wifi gratuitos, por lo que también es un ejemplo de una política que mejora el bienestar de las familias, promueve el desarrollo económico, y al mismo tiempo tiene menos impactos ambientales y promueve la innovación tecnológica.

Sobre la Reforma Eléctrica propuesta por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la Jefa de Gobierno afirmó que es falso que se quieran traer al país energías sucias, pues toca justamente todos los temas del desarrollo sostenible: energía renovable, bienestar social y un modelo de desarrollo que permite soberanía de largo plazo al país, además una empresa eléctrica que sea suficientemente fuerte para permitir el desarrollo nacional.

La mandataria local pidió a los estudiantes tener en cuenta en cualquier discusión, no solo los asuntos técnicos, los tres ejes del desarrollo sostenible, ya que no se puede pensar en un México del futuro si no se erradica la pobreza, se disminuyen las desigualdades, se mejoran las condiciones ambientales y se promueve un desarrollo económico incluyente.

“Si ustedes se desarrollan como profesionistas, con una ética en donde no solamente el ganar más recursos económicos para ustedes, para sus empresas –que es legítimo, yo no digo que no–, pero que no tome en cuenta la otra parte, de hacerlo siempre con ética y de siempre pensar cómo están contribuyendo al desarrollo nacional, si se les olvida esa parte, pienso yo, desde mi muy particular punto de vista, que se pierde una parte fundamental como seres humanos”, sostuvo.

En el evento también estuvieron presentes el presidente del XXXVIII Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Civiles de México A.C. (CICM), Luis Rojas Nieto; el coordinador General Club de Estudiantes del CICM y presidente en la sede Facultad de Ingeniería, UNAM, Mario Alberto Soberanes Haro; la presidenta del Club de Estudiantes sede Tecnológico de Monterrey, Paula Valeria Zárate Berriel; el secretario del Club de Estudiantes del CICM y presidente en la sede FES Acatlán, UNAM, Sergio Chimal Ramírez; y la coordinadora de “Nosotras y la Ingeniería” y presidenta del Club de Estudiantes sede FES Aragón, Nahomy Alessandra Peniche, así como representantes de diversas universidades públicas y privadas.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Lentitud para permisos ‘ahorca’ a gasolineros

Producción de los contratos de hidrocarburos alcanza los 101 mil barriles diarios

Captación de agua de lluvia, solución ante sequía provocada por el cambio climático