Impactos

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Platicamos con el Director General de Servicios Petroleros Olimpia a pocos días de haber conlcuído el Congreso Mexicano del Petróleo (CMP), en el cual ya tienen varios años participando, “desde nuestro punto de vista creemos que el Congreso es un muy buen espacio para poder generar relaciones profesionales, comerciales y personales para todos los que estamos en el sector del petróleo y gas”, menciona Mario.

Sobre el ambiente en el sector, mismo que pudo medir durante el evento, Gómez García señaló que “se ve un optimismo bastante interesante después de todo lo que ocurrió con pandemia y postpandemia y ahora el negocio empieza a moverse aceleradamente debido a diferentes factores, pero el principal es el precio del barril a nivel mundial, eso es un muy buen aliciente para todas las empresas, tanto operadoras como compañías de servicio, ya que permite tener un poco más de credibilidad con respecto a lo que son los proyectos que pudiesen darse a corto y mediano plazo”.

Para Servicios Petroleros Olimpia, sin descuidar la segunda mitad de este año, ya se enfilan a lo que será un “muy interesante 2024, los proyectos que van a ser importantes para el siguiente año, sin dejar estos meses que nos quedan”.

El factor humano

Aunque se ve un repunte en la actividad, Mario señala que los mercados son muy volátiles, si bien el sector del petróleo es muy cíclico, ya se acortaron los tiempos con precios altos, lo cual impacta a los proyectos y uno de los resultados de esta volatilidad es la escasez de talento humano.

Estar preparado para una súbita subida en la demanda, “implica sobre todo el tener al personal capacitado que pueda hacerse cargo y ejecutar los proyectos”.

En el mercado se observa que “tratan de sacar o acelerar muchos proyectos que se han venido rezagando de los años anteriores, entonces se tiende a publicar mucha licitación, se lanzan muchos proyectos nuevos, en vista de lo que va a ser el nuevo sexenio. Lo más importante es poder mantener el talento humano necesario para poder afrontar esos incrementos de actividad”.

También parte de la preparación de la calidad de los servicios es tener todo el sistema de gestión integral funcionando, “toda la parte de calidad muy bien fundamentada y muy bien documentada para poder presentar esto como un beneficio adicional para los diferentes clientes que toman en muy en cuenta esta parte. Cuando salen los proyectos vienen en paquete y vienen con todo, alguno de estos aspectos te puede dejar fuera, por no
tenerlo, por no cumplir, por no innovar también”, aclara.

En ciertos momentos pueden ser tantos proyectos los que estén disponibles para una empresa como Olimpia, “que no tienes la capacidad de poder atender todo al mismo tiempo, debes de ser muy estratégico también; eso es parte de la planeación de las compañías de servicio, el saber a donde apuntar”.

El dinamismo en el sector, claro, tiene su lado no tan bueno, “ojalá pudiera uno planear a cinco años en una compañía de servicios, actualmente es muy complicado, si llegas a dos se está haciendo muy buen trabajo”, señala Mario y agrega: “en realidad se puede planear un año y estás todavía en riesgo que no se cumpla”.

Aporte al desarrollo

Si bien el luchar por los proyectos, planear y ejecutar los mismos tiene como objetivo la rentabilidad de la empresa, en Servicios Petroleros Olimpia tienen muy consciente la importancia que el sector en el que participan para el desarrollo del país.

“Es el café diario que nos inyectamos”, menciona Mario sobre esta noción de aportar a México, “es el ánimo que necesitamos saber que a final de cuentas el trabajo que estás haciendo, que puede ser desde un servicio muy pequeño como una calibración de un pozo hasta la perforación de un pozo, impacta muchísimo en los resultados de un cliente en general, y lo que ese cliente genera hacia afuera, a la economía del país, una producción de petróleo, a lo que realmente mueve la economía”.

El efecto, nos refiere, es como de bola de nieve porque un servicio en un pozo en tierra de un campo maduro, puede sumar de 50 a 300 barriles en la producción diaria del país, que es lo que finalmente impacta.

Pero en Olimpia también trabajan en energías alternativas y en geotermia “se ve mucho más el impacto”, en estos pozos “de estar en cero la producción, al realizar un servicio podemos incrementar la producción de energía de un cliente en 50%; ahí sí valoras mucho todo lo que hace la compañía, no solamente la ejecución sino todo lo que vienen atrás, desde ganar el proyecto, el desarrollar el negocio, la preparación, la parte administrativa, la ejecución, ahí sí se siente un gran impacto”.

En un proyecto nuevo que apenas arrancó este año, Petróleos Mexicanos les otorgó -hasta ahora el único contrato en su su tipo- la responsabilidad del taponamiento y abandono de pozos.

“El taponamiento y abandono por norma es algo que se hace a nivel mundial, así como lo estudias, lo perforas, y produces, también tienes que cerrarlo, abandonarlo y dejarlo lo mejor posible donde el área donde estuvo para minimizar impactos”, explica.

En esta parte del proceso, la última, Pemex se había quedado rezagado un poco y “no solamente en Pemex sino todas las compañías operadoras”, aclara, “pero debido a que ya hay una fuerte campaña a nivel global, y que esto va ligado con el plan de reducción de emisión de gases y las políticas globales en distintos escenarios, los esfuerzos se han reactivado”.

En México tenemos muchos pozos que ya no producen, están cerrados, pero siguen siendo un activo como tal. “Nosotros como Servicios Petroleros Olimpia, entramos con este contrato a hacer esta última parte, no es solamente llegar y quitar la parte superficial, es llegar y entrar otra vez en el pozo, hacer todo lo que marca la ley, hacer el taponamiento según la norma y posteriormente hacer toda la recuperación de la parte superficial. Quitar la infraestructura de superficie y dejar lo menos visible esa área donde estaba el pozo.

El proyecto es bastante interesante y el impacto se va a ver reflejado a mediano plazo, porque los pozos dentro de una operadora petrolera son activos, están en el balance, están en sus números financieros, a medida que se van dando de baja, van mejorando su balance, menos pasivos que es algo que sabemos que en Petróleos Mexicanos se tiene un número muy alto. Este es una pequeña parte de los pasivos que maneja la empresa y es un proyecto que está teniendo bastante trascendencia ya por la necesidad que se tiene.

“Es algo importante. Se tomó la iniciativa dentro de Pemex, ya vienen también las operadoras privadas que tomaron campos maduros y que ya también tienen pozos para abandonar, ya se está extendiendo esa tendencia de taponar los pozos. Esperemos que su efecto se vea reflejado más adelante a nivel general”, finaliza.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Iphone 15

¿Cuántos días debe trabajar un mexicano para comprar el nuevo iPhone 15 Pro?

CERTIFICACIONES

Impacto de certificaciones en la competitividad del mercado petrolero y energético

conductores

Equidad de género e innovación como solución a la crisis de conductores de carga en México