Industria aérea

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La industria aérea está luchando en varios frentes para eficientar el uso de sus recursos, la aerodinámica de los aviones es lo más vistoso, el desarrollo de e-fuels es otra de sus grandes ambiciones, pero de asiento en asiento, de pasajero en pasajero también se pueden conseguir avances en materia de descarbonización.

Singapore Airlines probó a principios de año en sus vuelos de larga duración (en rutas seleccionadas), el entregar el servicio de alimentos en empaques de papel certificado por el Forest Stewardship Council. La medida fue un fracaso, entre los pasajeros que creyeron que era una medida para recortar gastos (e incluso sintieron que les dieron menos comida) y otros a quienes no les gustó el empaque.

La aerolínea desistió de la medida y seguirá buscando nuevas alternativas para avanzar en sus retos
medioambientales.

En esfuerzos más llamativos y a gran escala, Fraport cerró un PPA (Power Purchase Agreement) con la Centrica Energy Trading, agencia que entregará a partir de julio -y al menos por los próximos cinco años- 63 gigawatts/hora al aeropuerto de Frankfurt, uno de los hubs más grandes del mundo, toda esta energía tiene origen eólico.

La energía proviene de una granja eólica situada cerca de Bremerhaven en la costa del Mar del Norte, esta granja recientemente terminada tiene una capacidad total de 22 megawatts.

Otro aeropuerto que está haciendo lo suyo es el de Glasgow, un consorcio liderado por este puerto aéreo acaba de
conseguir financiamiento para el estudio de viabilidad de un centro de producción, almacenamiento y distribución de hidrógeno que soportaría vuelos de cero emisiones en la capital escocesa.

La financiación fue confirmada por el Primer Ministro de Escocia, Humza Yousaf, y forma parte del Esquema de
Innovación de Hidrógeno de 7 millones de libras esterlinas del gobierno escocés, cuyo objetivo es apoyar el desarrollo de tecnologías de hidrógeno verde.

El consorcio internacional incluye a H2GO Power, desarrollador de trenes de potencia eléctricos de hidrógeno para aviones ZeroAvia, consultora de ingeniería y ambiental estratégica global Ricardo, integrador de sistemas Altrad Babcock, minorista europeo de combustibles ecológicos OG Clean Fuels, la Universidad de Glasgow, Scottish Water Horizons y las aerolíneas easyJet y Loganair.

El gran reto de 2023

Inspirados por la Carrera de Londres a Melbourne en 1934, empleados de KLM se unieron al Sustainable Flight Challenge, que comenzó a mediados de mayo en la ruta Ámsterdam – Los Ángeles. La idea es poner en práctica todas las ideas posibles en una ruta normal.

Muchas de las ideas ya han sido ampliamente utilizadas en la industria, como usar una mezcla de combustible con 50% de origen sustentable (el máximo permitido hasta ahora). El uso de cartón en contenedores de carga, así como la reducción de peso en las charolas para la comida (mismas que son recicladas). Los mismos uniformes de la tripulación están fabricados con materiales orgánicos y reciclados, en los viajes rumbo a Los Ángeles no se sirve carne y se evita al máximo la impresión de pases de abordar.

En 2022 se logró una reducción de 37% con acciones semejantes, por lo que se espera que 2023 sea un éxito mayor para la línea aérea neerlandesa.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Pemex reduce a la mitad participación de pasivos en deuda pública

Claudia Sheinbaum inicia segunda gira con AMLO en Minatitlán

Agua en CDMX

CDMX y Edomex sufrirán nuevamente recorte de agua.