La Casa Blanca Anuncia Iniciativa para Modernizar la Infraestructura Eléctrica de EE. UU.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Este martes, la Casa Blanca dio a conocer un ambicioso plan para modernizar la envejecida infraestructura eléctrica de Estados Unidos, un obstáculo significativo para la transformación hacia una energía más limpia. La iniciativa, impulsada conjuntamente por el gobierno federal y 21 estados, tiene como objetivo acelerar las reparaciones y mejoras de la red eléctrica, comprometiéndose a construir una infraestructura más grande y moderna. Este esfuerzo es parte de una estrategia más amplia para reducir los cortes de energía y aumentar la capacidad de transmisión eléctrica, fundamentales para incrementar la generación de energía limpia y mitigar la crisis climática.

El anuncio de la Casa Blanca coincide con una situación urgente: cientos de miles de usuarios en Texas quedaron sin electricidad tras tormentas destructivas, subrayando la vulnerabilidad de la actual infraestructura ante condiciones climáticas extremas. Según un informe reciente del grupo de investigación sin fines de lucro Climate Central, los cortes de energía relacionados con el clima están en aumento debido a la presión que las tormentas ejercen sobre una red obsoleta.

El asesor climático nacional de la Casa Blanca, Ali Zaidi, calificó la nueva iniciativa como “sin precedentes” y aseguró que impulsará la adaptación de la red de manera rápida y rentable. “Estamos invirtiendo decenas de miles de millones —la inversión pública más importante en una generación— para fortalecer nuestra red y evitar cortes de energía ante condiciones climáticas extremas, reforzar la seguridad energética de Estados Unidos e impulsar la innovación,” dijo Zaidi en un comunicado.

Actualmente, Estados Unidos enfrenta un gran desafío: hay más electricidad proveniente de la energía solar esperando para conectarse a la red que toda la energía actualmente en la red. Para abordar la crisis climática y aumentar la energía barata de fuentes limpias como la eólica y la solar, el país necesita líneas de transmisión de alto voltaje más modernas. La demanda de electricidad, que se ha mantenido relativamente estable durante décadas, se prevé que aumente significativamente debido al crecimiento de centros de datos, inteligencia artificial y vehículos eléctricos.

Como parte de esta iniciativa, el gobierno federal proporcionará asistencia técnica y facilitará que los estados soliciten financiamiento y préstamos federales para construir más líneas de transmisión. Líderes de estados como Pensilvania, Kentucky, Nueva York y Arizona están comprometidos a modernizar sus redes eléctricas, respaldados por legislaturas y gobernadores estatales que promueven políticas para mejorar la infraestructura.

Desde la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación hace casi dos años, el Congreso no ha logrado acordar un proyecto de ley para aumentar la transmisión eléctrica. El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, admitió recientemente que es poco probable que se logre antes de las elecciones de 2024. En ausencia de medidas del Congreso, la administración Biden ha impulsado iniciativas propias, colaborando con estados y empresas privadas para mejorar 160,000 kilómetros de líneas de transmisión existentes mediante el uso de conductores de alto voltaje, aumentando así la capacidad eléctrica sin necesidad de construir nuevas torres.

La Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC) aprobó recientemente una regulación que promueve reformas significativas para la red eléctrica del país. Esta normativa obligará a las empresas de servicios públicos y operadores de redes a planificar proactivamente la construcción de transmisión eléctrica regional, abordando el problema de las grandes cantidades de energía limpia que actualmente no pueden integrarse en una red insuficiente.

Rob Gramlich, director ejecutivo de Grid Strategies, subrayó la importancia de la planificación proactiva: “Siempre estará mejor si se planifica y construye de manera proactiva a la escala adecuada,” dijo Gramlich. Tras la votación, el presidente de la FERC, Willie Phillips, calificó la medida como “la acción más significativa de la FERC sobre política de transmisión en más de una década,” destacando su impacto en la capacidad de la red para enfrentar la creciente demanda de energía y las condiciones climáticas extremas.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

EE.UU. y Canadá actualizan tratado para mejorar generación hidroeléctrica

Donald Trump

Donald Trump sufre atentado en Pensilvania y resulta herido

Hackean AT&T: roban registros de casi todos sus clientes