La dislexia ideológica

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Por Ramses Pech

México ha dejado de ser una potencia desde que la ideología fue parte del desarrollo económico, y esto continúa hasta nuestros días. 

En México estamos cayendo en una parte peligrosa de creer que la ideología manda sobre el dinero, y esto ha quedado demostrado ante los compromisos adquiridos por México con el banco mundial en estos últimos 12 meses, al solicitar préstamos por 2,500 millones de dólares para programas de la parte de recursos naturales para el futuro, económica, fiscal, liquidez en sector financiero y mejorar el acceso financiero. ¿En dónde está ese dinero? ¿Cuáles programas fue usado? Son al caso bajo una primicia ideológica, siendo los garantes de esta la SHCP. ¿Alguien sabrá en que fueron o serán usados?

En el mundo, continuaremos utilizando a la energía primaria como carbón, crudo, gas natural; como parte fundamental para crear portadores de energía, como lo explicado por la agencia internacional de energía IEA (2021), Net Zero para 2050 .  

La confusión radica, en que el mundo está evolucionando a una mayor utilización de la energía transformada en electricidad en todas las actividades, que hasta el día de hoy tiene el ser humano. Es una falacia de conocimiento que mucha gente está teniendo, y esto derivado de confundir que: “La transición energética” a que todo el mundo comenta, habla y toma como suya, refiera a solo las energías limpias para generar electricidad. 

Ante esta dislexia energética, es importante dejar en claro, y con énfasis, esta modificación a que todo el planeta comenta describe al tipo de energías primarias que serán tomadas para ser transformadas en electricidad, y no del balance energético, y que el mundo deberá tener del total que toma de la naturaleza, y cuánto usa del total que toma. Solo estamos hablando de una parte de la ecuación.

Decálogo para orientar “El mundo, está tratando de cambiar a cero emisiones en 2050, pero deberá referirse a transformar la energía primaria en electricidad, ante el incremento de la utilización de esta, invirtiendo en generar esta con nuevas tecnologías, y siendo no el total del cambio energético”.

Algunos datos para que no te confundas:

  • El SER HUMANO, toma de energía primaria 587 Exajoules, y solo aprovecha 66%, el resto es rechazado (no utilizado) al planeta. 2050 aumentará 680 EJ, y utilizaremos el 68%. 2% de eficiencia incremental. El negocio de la eficiencia, y captura la oportunidad.
  • El total de las energías primarias, convertidas en portadores de energía, 83% son para combustibles y 17% electricidad. En 2050 en el mundo con la política de cero emisiones, seria 51% y 49% respectivamente.
  • En el mundo se produce alrededor de 91 Millones de Barriles Diarios de Crudo, y 2050 espera reducción del 75%. Gas Natural 3.89 MilesBcm, y contracción del 55%. Ambos hidrocarburos dejarán de ser usados como energías primarias hasta después del 2100, pero deberán tener inversiones en captura de gases de efecto invernadero. ¿PEMEX y CFE, sabrán de esto?
  • La minería tendrá una parte importante en la disminución de emisiones cero en 2050. ¿Por qué? Requieren materiales para construir equipos del tipo renovables, catalizadores, líneas de transmisión, etc. El tamaño total del mercado de minerales críticos como el cobre, el cobalto, el manganeso y varios metales de tierras raras aumenta casi siete veces entre 2020 y 2030 en la vía neta cero. Los ingresos de esos minerales son mayores que los ingresos del carbón mucho antes de 2030.

Debemos dejar en claro, la electricidad no es energía, es una portadora de la energía para poder ser usada en las actividades, a que el ser humano a creado con la evolución industrial, tecnológica, y de intercambios comerciales. 

Dejen de estar manipulando a el conocimiento puro, y tecnológico sobre el futuro del mundo, desde un aspecto inmaculado del cómo nos adaptaremos a la nueva forma de adaptación con el entorno.

En primer término, dejen de continuar confundiendo a la gente sobre la emisión cero al 2050, y debemos de dejar en claro: “No significa dejar de contaminar”; continuaremos haciendo esta acción voluntaria, y que el hombre a creado para poder sobrevivir en el planeta. 

Entonces es hora de que incluyas en tu conocimiento, a lo que refiere a cero emisiones, es “La forma de generar la electricidad, con  cero emisiones de gases de efecto invernadero”, y el cual deberá ser modificado en tu mente en no olvidar, a los otros procesos industriales como los combustibles, derivados de la petroquímica, y otros procesos que continuaran, siendo parte de tu vida.

Esta nueva forma de pensar en el mundo, al realizar el balance energético entre lo que tomamos, transformamos, y generamos para la utilización, creara nuevas oportunidades sustanciales para las empresas en el mundo, y en conjunto con los gobiernos deberán ya estar evaluando, a la nueva forma que el ser humano tendrá que enfrentar con nuevos problemas de seguridad energética, incluida la volatilidad de los precios y los costos adicionales de las transiciones, si la oferta no puede mantenerse al día con la creciente demanda.

Es acaso que los gobiernos están usando los recursos financieros públicos para organizar el futuro, o simplemente los están utilizando para el presente de su futuro inmediato.

Entonces continuar pensando que cero emisiones refieren a dejar de contaminar del total a lo que consume el ser humano de la naturaleza, y dista de una realidad ideológica pro-ambientalista para el futuro. El hombre seguirá contaminando, y no dejará de hacer, solo que adaptará en tratar de controlar, y mantener lo actual, pero teniendo el dinero suficiente, bajo una visión de “

SER UTILIZADO, PARA SER UNA TRANSFORMACIÓN DEL FUTURO, SIN UNA IDEOLOGÍA HEGEMÓNICA BAJO UNA DIPLOMACIA AMBIENTALISTA.

Últimas noticias

Vigentes 105 permisos de SENER para importar petrolíferos

Oil and Gas Alliance celebra en el mes patrio el evento más importante en el sector energético Sesión B2B #Energía Mexicana

Cancela Pemex contratos millonarios con Vitol tras escándalos de corrupción