La energía en femenino, cambiando estereotipos en el sector energético

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Siempre he pensado que fue el destino el que se encargó de llevarme al sector energético. Estudié Ingeniería Civil en mi natal Argentina, de siempre me encantaron las matemáticas y la física. Tal vez mi decisión profesional se vio influida por mi padre quien era Ingeniero Industrial, pero en todo caso fue una suerte.

Cuando llegué al final de mis estudios universitarios, teníamos que elegir un proyecto, y por azares del destino surgió una opción relacionada al Gas Natural, por lo que desarrollamos una metodología de cálculo de mallas cerradas que aplicamos al diseño de la red de distribución para una población en Argentina. ¡Ahí empezaría todo!

Posteriormente, gané una beca para estudiar todo lo relacionado al Gas Natural en Italia, a mi regreso a la Argentina se estaba pasando por un proceso de privatización del sector y unos años más tarde ya me encontraba ejerciendo como Ingeniera de Proyecto en Distribución de Gas Natural. Después tuve la fortuna de trabajar en el área de construcción también redes de distribución de Gas Natural; y digo la fortuna porque un proyecto de Gas Natural lleva bienestar y desarrollo a las comunidades, brinda un servicio a las familias, y mejora su calidad de vida porque normalmente es más económico y seguro. Me empezaba a dar cuenta que la Ingeniera era más que cálculos, es transformación, crecimiento y desarrollo, el hecho de combinar esta pasión con la energía, simplemente me enamoró. Y es que la energía tiene ese encanto, la energía es el motor de las cosas.

A medida que fui desarrollándome en el sector, primero en Argentina, luego en Perú, México, Estados Unidos, Canadá y los países de la región Asia-Pacífico, observé que el común es, y lo digo en tiempo presente, la escasa participación de las mujeres.

A su vez, esto me ha llevado en este tiempo a una reflexión más profunda que tiene que ver con los estereotipos, el hecho de que a las mujeres desde temprana edad se les encasilla con ciertos roles, y poco se les platica sobre todas las opciones que tienen a su alcance como física, matemáticas, en fin, las ciencias.

En mi clase en la universidad, ¡de 100 alumnos, solo éramos 5 mujeres! fui la primera mujer en ser Director Regional de Distribución en México y en llegar a la Vicepresidencia de Operaciones en ENGIE en Perú, una de las empresas de energía más importantes en ese país; la primera mujer en ser Country Manager de ENGIE en México, y si lo escribo no es con un afán de presunción o altanería, es con sorpresa de que en 2023 justamente tenga que mencionarlo para poner de manifiesto una realidad.

Mi paso por el sector energético ha sido, y espero se me permita el uso de este calificativo, bendecido porque en estos 25 años de camino, mi condición de mujer no ha sido un impedimento o barrera en mi desarrollo; quizá me he tenido que esforzar un poco más, para demostrar que estoy a la altura de cualquiera, pero créanme, ese extra ha valido la pena, porque he disfrutado enormemente de este viaje.

En todo este tiempo, nunca he dejado de preguntarme, y les pregunto a ustedes: ¿cuánto hemos colaborado para fomentar, consciente e inconscientemente, estereotipos en oficios y profesiones?, ¿cuántas oportunidades se han cerrado para una niña que sólo conoce una parte de la foto? ¿qué acciones debería tomar cada uno, mujeres y hombres, para que cada vez más mujeres participen en roles relevantes en todos los sectores de la economía?.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

LOS BENEFICIOS DE LA GESTIÓN EFICIENTE DE LA ENERGÍA EN LA INDUSTRIA MÉDICA

Cinco razones para participar e ir a Onexpo 2024 Convención & Exposición

VALLE DE MÉXICO, FOCO DE CONTAMINACIÓN