La iluminación UV-C: una forma efectiva para mitigar la propagación de virus y bacterias

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

·         La lámpara de desinfección UV-C de Philips para consumidores puede ser utilizada por cualquier persona en diversos espacios como el hogar, consultorios o pequeñas oficinas.

·         Está demostrado que inactiva diversos virus y bacterias, incluido el 99% del virus SARS-CoV-2 localizado en una superficie.

·         Más de 35 años respaldan la trayectoria de innovación de Signify en este tipo de iluminación.

Ciudad de México, México – Tras casi dos años desde que inició la pandemia, hemos evolucionado y adaptado nuestro estilo de vida en diversos ámbitos, sobre todo en el que al cuidado de la salud se refiere. Hábitos sencillos que ponemos en práctica en el día a día, como el uso del cubrebocas, lavado frecuente de manos, limpieza de espacios, desinfección de superficies, y limitar el contacto entre personas, entre otros, siguen ayudando a controlar la propagación del virus que causa la COVID-19.

La situación por la que hemos vivido durante los últimos casi dos años, vino a reforzar la importancia de la desinfección como parte de nuestra vida diaria, especialmente, como método de prevención de diversas enfermedades que causan los virus y bacterias presentes en nuestro entorno.

Es por ello que Signify (Euronext: LIGHT), líder mundial en iluminación, pone a disposición de los usuarios mexicanos la Lámpara de mesa LED Desinfectante Ultravioleta-UVC de Philips, la cual inactiva, con una efectividad del 99%, virus (incluido el del SARS-CoV-2[1]) y bacterias[2]localizados en espacios y superficies, ayudando a mantener los espacios limpios de microorganismos dañinos. Los lugares en donde se puede utilizar son múltiples, incluyendo hogares y otros sitios con continua y elevada afluencia de personas como consultorios médicos, pequeñas oficinas o salones de clases, así como pequeños negocios como tiendas de abarrotes, salones de belleza o estéticas, locales o kioskos en plazas comerciales, cafeterías, fondas y restaurantes locales, entre otros.

Cumpliendo con los más estrictos estándares de seguridad, esta lámpara brinda una gran ventaja a sus usuarios al contar con un sensor de movimiento y temporizadores para que se realice el proceso de desinfección únicamente cuando no hay personas o mascotas presentes; ya que la exposición a los rayos UV-C puede ser perjudicial para los ojos y la piel. De esta forma, no solo cuida la salud de quien la usa al desinfectar, sino que también evita cualquier exposición a los rayos. Su uso, en conjunto con las medidas que ya conocemos, permite tener aire, espacios y superficies desinfectadas todos los días, cuidando de nuestra salud y la de las personas en nuestro entorno.

Esta lámpara ofrece al usuario una forma de uso muy sencilla, ya que solo es necesario colocarla en el espacio a desinfectar, programar su tiempo de acuerdo al tamaño de la habitación y, en minutos, disfrutar de un lugar libre de patógenos. Por ejemplo, acuerdo con pruebas realizadas por la Universidad de Boston, la lámpara de rayos UV-C de Philips redujo la  la presencia del SARS-CoV-2 en una superficie por debajo de los niveles detectables en tan solo 9 segundos. Hasta la fecha, todas las bacterias y virus en los que se han realizado pruebas responden a la desinfección con iluminación UV-C de forma muy efectiva.

Durante más de 35 años, la compañía ha estado a la vanguardia de la tecnología UV-C para ofrecer tanto al canal profesional, como a los usuarios finales, una trayectoria de innovación en este tipo de iluminación y, en paralelo, está aprovechando este conocimiento para abordar una creciente necesidad de desinfección de superficies, aire y objetos.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Inscripción para el Emerson Exchange 2022 abierta Conferencia de líderes de automatización

Gestión eficiente del agua al alcance con el servicio integral de Wavin Water Network Management

Empresas globales y ONGs piden un ambicioso tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos