La industria energética mexicana, preparada para la competitividad

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

  • El uso de soluciones tecnológicas en la industria energética podría reducir aproximadamente 20% de gastos, según McKinsey
  • En México, compañías como Grupo R y CFE están aprovechando el momentum tecnológico que vive el sector

Ciudad de México, a 19 de febrero de 2019.- En México, la industria energética ha experimentado una transformación importante a partir de la reforma de 2013, y en gran medida su evolución recae del momentum tecnológico que vive el sector para ser más competitivo.

“La industria petrolera en México pasó de ser un monopolio, a abrirse a la inversión y participación de empresas nacionales y extranjeras, ya sean públicas o privadas. Las empresas que antes daban servicios a Pemex, ahora se han convertido en otras 75 nuevas operadoras de los diversos campos de la industria que complementan el talento nacional que se mostró durante años pasados”, explicó Alejandra López, Subdirectora de Pulso Energético. 

Tal es el caso de Grupo R, conglomerado que cuentan con más de 57 años de experiencia en el mercado y participa en 10 líneas de negocio de la industria petrolera. En el aspecto tecnológico, un ejemplo se observa en sus plataformas Cantarell III y Cantarell IV, las cuales son capaces de prestar servicios en aguas profundas y han atraído la atención de empresas internacionales, pues se espera que gracias a sus miles de sensores instalados impulsen e incrementen la capacidad de producción petrolera del país.

De acuerdo con una investigación de McKinsey, el uso de soluciones tecnológicas en la industria energética podría reducir los gastos de capital hasta en un 20%. La autorización de procesos complejos, una mejora significativa de la experiencia de los clientes y la optimización de costos son los rubros dentro de esa industria en los que más impacta la implementación de tecnología.

En su evolución tecnológica, recientemente Grupo R fortaleció su confianza en SAP a través de la adopción de soluciones de gestión de talento, así como, para el manejo de la gran cantidad de información que genera en tiempo real.

Otro ejemplo en el sector energético es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que comenzó a evolución digital de la mano de SAP en 1998, y que gracias a esto, cuenta con la certificación de Centro de Procesos de Excelencia. En su camino hacia la Empresa Inteligente, en CFE destaca la adopción de la versión 5.0 de Solutions Manager, lo que redujo errores, tiempos de respuesta y aceleró la atención al usuario mejorando su experiencia.

En una visión a mediano plazo, se espera que para 2025 más directores de TI de esta industria adopten soluciones  como inteligencia artificial, machine learning, Internet de las Cosas, analíticos avanzados, plataforma de datos para la gestión de experiencias, blockchain, realidad virtual y aumentada, inteligencia artificial conversacional (reconocimiento de imagen y voz), así como automatización robótica de procesos (RPA, por sus siglas en inglés).

Conoce más sobre la transformación tecnológica de la industria energética en México en:

1. Menos errores y mayor eficiencia: la experiencia de CFE tras 22 años con SAP

2. Uso de la tecnología ha sido vital para la competitividad de la industria petrolera

Últimas noticias

Electromovilidad: La ruta que debe seguir ante el Covid-19

Predicciones de ciberseguridad Industrial para 2021 de acuerdo a Expertos de Tenable

Siemens México implementa un concepto holístico de ciberseguridad industrial contra un conjunto de amenazas potenciales