La ruta de la congruencia

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Prius vino a cambiar nuestra perspectiva sobre el manejo, el inusual diseño de las primeras generaciones del otrora controvertido vehículo era una declaración de principios. El auto diseñado por Takeshi Uchiyamada en los años 90 respondía a las inminentes crisis de hidrocarburos (acentuadas en los 70), los precios de las gasolinas y los retos medioambientales que comenzaban a prender focos rojos.

La industria automotriz alrededor del mundo reaccionó de distintas formas, siendo la más notoria el aumentar la eficiencia de los motores de combustión interna y reduciendo el consumo de los mismos; la encomienda para Uchiyamada fue el diseñar el ‘auto para el Siglo XXI’, una de las respuestas a este reto fue incluir un motor eléctrico, junto con el de combustible ¡y vaya que construyó el auto del futuro! 

Texto: Jacobo Bautista Fotografía: Cortesía Toyota

Nos acercamos a Marisol Blanco, Public Relations Manager en Toyota México, para platicar sobre la filosofía de la marca japonesa, no solamente sobre la motorización híbrida sino su compromiso con lo que las tecnologías significan en el mundo complejo que vivimos. 

Prius no fue el primer auto híbrido en venderse en México y su introducción al mercado nacional no causó grandes alborotos, al contrario, en una historia que hemos escuchado varias veces de diversas fuentes, hubo un momento en que se planteó la necesidad de retirar al Prius del portafolios por sus bajas ventas. 

La tecnología no era del todo entendida por los consumidores, las ventas eran bajísimas y parecía no haber otra opción que retirar al incomprendido auto. Varias de las crónicas señalan a Tom Sullivan, ex Presidente de Toyota Motor Sales México en ese momento, como el ejecutivo que puso un alto a la idea y con el argumento de que México necesitaba a ese auto, lo mantuvieron (mientras el otro híbrido del mercado sí se retiró). 

El tiempo le dio la razón, incluso durante alguna presentación de algún nuevo modelo de Prius, a los asistentes del evento les llegó la notificación de una contingencia atmosférica en la Ciudad de México que dejaría a la mitad de los autos sin circular al otro día… menos a quien tuviera un Prius, claro está. 

La tecnología fue finalmente adoptada por el público, no solamente en este auto sino en otros de diseños más convencionales e incluso en los exitosos modelos de la misma marca. El auto híbrido no es tan radical como el eléctrico, ha sido el largo paso a una nueva forma de movilidad. 

Hoy a Toyota la ven como outsider por no contar con un auto 100% eléctrico en su portafolios en México (la marca sí tiene desarrollada a tecnología en los modelos denominados bz), pero nadie puede usar esto para poner en duda el compromiso sustentable de una marca que avanzó más que ninguna otra en este tema desde hace casi 30 años.

El lado local de la empresa global 

Para Marisol Blanco, además de la aventura iniciada por el equipo de Takeshi Uchiyamada, al publicarse los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas en 2015 se dio otro hito, ya que la empresa se adhirió a ellos. 

“Para Toyota es relevante porque hay una obligación y una responsabilidad con el planeta pero también porque hay una responsabilidad económica de mantener un negocio de una manera sostenible a lo largo del tiempo”, menciona Marisol, dejando claro que, después de todo la empresa es de las más grandes del mundo y su campo de acción es la movilidad, desde ahí, aclara la ejecutiva, se puede incidir en mucho a lo largo y ancho del mundo.

Pero… una cosa es tener influencia global y otra poder aterrizar las acciones de manera correcta, “Toyota a nivel global se sumó a estos objetivos de desarrollo sostenible y para enfocarse adecuadamente en tener impacto trascendente, viene la premisa: ‘piensa global, pero actúa local’. Siempre, porque no son las mismas las necesidades de Japón a las que tienen en Nueva Zelanda, de México a las de Argentina.” 

Al buscar esta congruencia, en México decidieron cambiar la forma en que se manejaban las acciones dirigidas a la sostenibilidad. Lo primero que menciona Marisol fue el estudio que Toyota realizó sobre en dónde podía impactar en México, “empezamos esta reconfiguración y surgieron tres pilares relevantes: medio ambiente, seguridad vial y educación… la educación fue el pilar más relevante que se obtuvo en aquél estudio por ahí de 2016 porque uno de los catalizadores que surgieron en este estudio para el desarrollo sostenible de México es cómo fomentas la educación en el país. 

“Si tú educas en temas de medio ambiente, más allá de la educación básica, estás asegurando que tengas sustentabilidad en esa esfera; si educas en temas de seguridad vial vas a poder reducir accidentes viales y sus consecuencias”, menciona Marisol y agrega que “es un objetivo global de la compañía reducir a cero las muertes por accidentes viales”. 

El crecimiento de Toyota y las condiciones en que fue creciendo la operación en México presentaron otro problema para alinear sus acciones sustentables y esto es que, dentro del país la organización tiene cinco partes, cada una con su propio presidente: la Operación Comercial, la de manufactura en Guanajuato una y en Baja California otra, la Financiera y el Holding que es la Corporativa. “En este camino de sostenibilidad había cinco visiones distintas pues cada operación inició su camino de una manera independiente, distinta y en tiempos variados”, explica. 

Al día de hoy, parte de la responsabilidad de Toyota está en homologar ciertas acciones, “por eso en 2022 surgió la Fundación Toyota México donde se aglutinan y dirigen las cinco acciones de sus cinco operaciones”. 

Estas acciones tienen mucho impacto en comunidades, “pero si las exponenciamos de una manera homologada y reforzada, seguramente nos va a ir mejor. Cuando surge la Fundación surgió también la obligación de tener una causa bandera y se decidió que esta, al menos para arrancar, sea precisamente el tema de medio ambiente y de nuevo hicimos muchos estudios, después de lo cual se decidió armar un proyecto para la conservación, en el mediano y largo plazo, de cinco de los seis los felinos que hoy habitan en México, los cuales habitan en la Selva Lacandona”

La visión de Toyota en este momento toma en cuenta los Objetivos Sustentables de la ONU, por lo cual no puede realizar acciones que si bien ayuden a a población de felinos si con ello afecta a las comunidades locales, desgasta el ambiente o pone en peligro el desarrollo de la región, el tema social no escapa ya a su planeación. 

Además, el que se eligiera a los felinos no es casualidad “porque los felinos en la selva, su población y la salud de la misma son reflejo del ecosistema, cualquier problema con esta población será seguro el resultado de más factores, son un biomarcador básico”. 

Las acciones en el sur del país son, para Marisol, una muestra de congruencia de la empresa, todo el proyecto “es una muestra de la capacidad que tenemos para analizar, para observar, accionar y para reconocer si algo tiene que ser modificado”. 

La electrificación 

Con esa misma filosofía de estudio y análisis es que Marisol Blanco asegura que “el debate no está en cuál es la tecnología para reducir y eliminar las emisiones de CO2 a la atmósfera, ese es un falso debate. Lo que se debe discutir es cómo vamos a llegar a ese objetivo”.

Respondiendo a la filosofía de Toyota, el llegar a ese objetivo no tomará la misma velocidad ni tecnología en Australia, Reino Unido, Belice, Pakistán o Granada, “las infraestructuras, las polìticas públicas son totalmente distintas, en ese sentido nuestra responsabilidad y obligación (tanto con el mundo como con el negocio) de poder accionar de acuerdo a las condiciones de cada región”. 

Toyota ha desarrollado cuatro tecnologías en las últimas cuatro décadas, “el día que los países estén listos para integrar cualquiera de ellas, ahí está, hará sentido económico y social habilitarlas en el lugar”. 

La tentación de subirse a una tendencia, acepta Blanco, es muy grande; el traer autos eléctricos al mercado mexicano solo por estar ‘a la moda’. “Nuestra tarea es hacer la reflexión ¿qué queremos combatir, al auto de combustión o al CO2 ?”

Dos de los retos que se ha impuesto Toyota rumbo al 2050 es reducir a cero sus emisiones a la atmósfera en sus procesos de manufactura, eso implica su operación y toda su proveeduría. Otro de los retos es que los vehículos de la marca deben de reducir en 90% las emisiones de CO2.

¿Por qué 90% únicamente? “Porque sabemos que va a haber lugares que no tengan la infraestructura o polìticas para autos cero emisiones”, responde “a ellos les vamos a tener que brindar soluciones de movilidad, híbridas o con motores de combustión interna altamente eficientes”. 

Las acciones de Toyota no siempre resultan ser las más populares, por ello de pronto son vistos como los outsiders de la industria (principalmente por no subirse a la electrificación a 100% en todo el mundo). “El mismo Akio Toyoda salió al público mostró casi una veintena de autos eléctricos que se están desarrollando, algunos ya en piso de venta en otros países, pero hay que preguntarse en dónde es viable venderlos en el corto plazo”. 

Para concluir nuestra charla, Marisol Blanco señala que el trabajo para seguir la transición en la movilidad debe pasar por varios frentes y menciona las polìticas públicas, mismas que deben no solamente facilitar una infraestructura sólida para un transporte eléctrico (público o privado) y que esta se alimente de fuentes renovables de energía, pero también tener los incentivos necesarios operando para ese último tramo de decisión (generalmente económica) sea tomada en favor de una nueva movilidad.

Y los incentivos “tienen que ir más allá, no solamente del lado del consumidor, que se dirija también a la manufactura y que sea a favor de quienes estén impulsando las nuevas tecnologías”. 

Hace un llamado para que todas las partes involucradas se sumen al objetivo, “para que lleguemos más rápido a ese punto, al Netzero, ojalá se acelere el proceso pero no vamos a avanzar más rápido si no lo vemos de una manera mucho más holística y no solamente en cambiar toda la oferta de autos a 100% eléctricos”.

Redes sociales:

Twitter: @ToyotaMex

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Oil and Gas Alliance: Líder global en innovación y conexiones estratégicas

La CFE está preparada para la jornada electoral del próximo 2 de junio

Agua en CDMX

Rotoplas invierte $73 Millones en soluciones hídricas y reducción de huella ambiental en 2023