La tecnología no es problema

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

“Hay muchas razones para venir a México”, comenta Anthony Allard en una reciente visita en que se reunió con nuestro medio de comunicación para hablar de la empresa, sus perspectivas en el país y los retos globales en materia de energía.

“Es uno de los países más grandes par la empresa a nivel mundial, una de las economías más grandes del mundo” comenta y agrega que Hitachi ha tenido presencia en México los últimos 65 años, “no solamente tenemos una oficina en la Ciudad de México, abrimos hace poco un nuevo espacio para cerca de 200 personas en San Luis Potosí”.

De acuerdo con Allard en el tema energético, específicamente el eléctrico donde Hitachi Energy se desenvuelve “están pasando muchas cosas, no solamente con la CFE sino con el sector privado porque hay un aumento en el consumo de electricidad, especialmente por el sector industrial”, con el cual están trabajando muy de cerca.

Movilidad

El proveer de soluciones a la industria de la movilidad sirve al ejecutivo para ejemplificar el tipo de acompañamiento que hacen de un sector en la transición tecnológica que actualmente se vive en varios frentes, “no solamente en México sino en el mundo”.

En el tema de carga para vehículos de transporte, ya sea camiones o autobuses, tienen un portafolio de soluciones, “sabemos que los eléctricos en este sector específico representan solo 3 ó 4% del total pero las emisiones de gases de efecto invernadero son de 25%, así que ahí podemos tener un gran impacto medioambiental”.

Pero también sabe que serán muy pocos, si es que hay alguno, que haga la conversión total de su flota de vehículos con tren motriz de combustión interna a eléctricos en corto tiempo, “va a tomar un tiempo en que vayan de cero vehículos a la totalidad de su flota electrificada, por ello tenemos que acompañar a nuestros clientes a hacer esta transición, para que la tecnología que adquieran pueda ser escalable, se trata de un viaje multianual en que tendrán que convivir dos tipos de carga en donde una irá reemplazando a la otra a distintas velocidades”.

En la parte de consultoría, señala Allard, se necesita mucha sensibilidad, “debemos entender cuáles son sus necesidades actuales, incluso saber su historia y sus aspiraciones a futuro, “para nosotros es imperativo entender todo el tiempo los temas y de ahí ver el portafolios de soluciones que tenemos y darles las mejores; en el periodo de consulta es que se requiere más esta sensibilidad, podemos involucrarnos desde el principio hasta que instalamos los equipos y les ayudamos con la operación de los mismos, sobretodo cuando se trata de tecnología nueva”.

Oportunidades

En todo el mundo, no solamente en México, se han puesto metas para llegar al NetZero, estos compromisos aunados con otros tantos fenómenos “ha resultado en que algunos países vayan a duplicar su consumo de energía eléctrica, en esos casos se necesita aumentar la capacidad de transmisión instalada, cada país irá a un ritmo distinto porque cada uno tiene sus metas y velocidades distintas, México no es la excepción y aquí se continuará invirtiendo en aumentar la capacidad de transmisión, esa es una oportunidad de la que estamos conscientes porque tenemos las capacidades y habilidades para participar”.

Otra de las tendencias que abren oportunidades son los nuevos métodos de generación de energía, específicamente de energías limpias, “más energía renovable significa también el crecer la red de transmisión porque en muchos casos estas redes fueron construidas para recolectar la energía en una estación central y de ahí llevarla a los centros de consumo, hoy vemos falta de coincidencia de donde están los puntos donde se genera esta energía (solar y eólica) y los lugares de consumo”.

La tercera capa que Allard menciona cuando le cuestionamos de las oportunidades que ve en nuestro país es a tendencia de los consumidores, que “están cambiando su consumo energético a electricidad, ahí tenemos una gran experiencia” y termina mencionando el tema del almacenamiento (donde también tienen experiencia sobrada) “que viene muy pegado a las fuentes renovables de energía en que el almacenamiento se vuelve muy importante
porque se él se obtiene un gran valor agregado, en ello vemos otra gran oportunidad”.

A pesar del ruido

Todo lo que implica inversiones en el sector energético produce ruido político en México (y él sonríe apenas mencionamos el tema), pero su presencia, las inversiones en el país, las nuevas oficinas hablan de un nivel de confianza por parte de la empresa.

Del ruido político que hay en temas energéticos, que ocupa tanto tiempo y espacio en medios de comunicación, Allard declara que esto no solamente sucede en México por las decisiones públicas que se deben de tomar, y señala que la incertidumbre “hace que se tomen decisiones de no avanzar tan rápido en las inversiones y sucede lo contrario cuando tienes certidumbre del panorama”.

Señala con seriedad que lo político se debe tomar en cuenta ya que a veces lleva a ajustar estrategias, “pero poniendo eso a un lado, es importante decir que hay un marco regulatorio en México sólido y estable, lo que le permite al sector privado seguir adelante. En este país vemos que hay cómo seguir trabajando y aportando en términos de inversión en infraestructura eléctrica”.

Allard aprovecha para recordarnos que su misión histórica es trabajar para que sus clientes consuman energía de la forma más eficiente posible y en ese tenor es que siguen con ímpetu en el país y hablando de su capacidad instalada, nos habló de sus nuevas oficinas en San Luis Potosí que coincidió con la desinversión que ABB hizo de Hitachi Energy, “era ya necesario tener más espacio, porque el equipo ha venido creciendo y el centro de excelencia que se creó ahí da servicio fuera de México, en la localidad la empresa encontró un buen lugar y mucho talento, por ello se decidió ahí poner este centro”.

‘SLP’ le llaman en inglés, el término -nos relata suena mucho en las oficinas regionales, la planta es clave en la región “y es constante escucharla en las conversaciones por todo lo que entrega”.

Los retos globales

Aprovechamos también para preguntarle a Anthony Allard de su perspectiva sobre los retos de la electrificación a nivel global, en ese marco “vemos un compromiso de muchos países de ir agresivamente a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Hay muchos poniendo fecha para llegar a la meta de cero, y para lograr eso, hay dos cosas que deben de ocurrir: número uno, necesitamos usar más electricidad en el corazón del sistema energético y esta electricidad tiene que venir de fuentes libres de carbono”.

Los retos, acepta, han venido cambiando pero al día de hoy las disrupciones en las cadenas de suministro son uno muy grande, igualmente hay problemas “en términos de inflación que impactan al sector, especialmente al consumidor final. Lo anterior desde un punto de vista operacional”.

La recuperación de la economía mundial ha causado “una aceleración en inversiones alrededor del mundo, el sector se ha recuperado mucho y crecido en los últimos dos años, especialmente desde que comenzamos a salir de la cuarentena obligada por el Covid. Globalmente el sector ha crecido, la demanda de la manufactura en términos energéticos es muy alto, esto genera tensión en la cadena de suministro”.

El otro gran tema “está en las regulaciones, vemos que en algunos lugares las reglas no están donde deberían para que las inversiones se aceleren, porque hoy para llegar a la meta del NetZero la tecnología no es obstáculo, esta ya existe y esta compañía la ha estado suministrando por años, es en realidad el que los países tengan su andamiaje legislativo bien puesto y que los planes de transmisión de energía estén bien trazados, no vemos el mismo nivel de planeación en todos los países, en algunos esto se vuelve un cuello de botella, y eso puede constreñir un poco a las cadenas de suministro”.

El camino que ha trazado Hitachi Energy en los últimos años trata de un “futuro energético sostenible para todos” con la mira puesta en conseguir un sistema eléctrico neutro en carbono. La eficiencia energética siempre pasará por el tema económico y cuando le mencionamos el tema a Anthony Allard, este aprovechó para recordarnos que si bien las inversiones en eficiencia energética se ven reflejados en los estados financieros y que ese es en sentido de ser de toda corporación que debe responder a sus inversionistas, Hitachi Energy tiene políticas muy claras de no recorrer ningún camino que comprometa el camino sostenible -por muy buen negocio que sea- y eso lleva en el adn toda la corporación..

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

México uno de los países más vulnerable a desastres naturales de LATAM

IMEF advierte sobre vulnerabilidad en infraestructura energética de México

Integración logística: Un imperio estratégico para mejorar la experiencia del cliente