Los desafíos que trae la electromobilidad

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

De acuerdo con Guillermo García Alcocer, Director de Planeación y Evaluación de Desempeño en el ITAM, el transporte es una de las fuentes más importantes de emisiones contaminantes en la atmósfera ya que alrededor de 40% del total provienen del sector transportista. Por lo que en la medida en que podamos transformar camiones, taxis y vehículos privados a eléctricos, y que estos se alimenten de fuentes renovables, tendremos una mejor relación con el medio ambiente.

“México está partiendo de una premisa internacional que hemos adoptado y que hay mucho interés por desarrollar y es que la industria automotriz está teniendo un cambio en su vocación. Somos grandes productores de autos de combustión interna, pero ya empezamos a ver los Tesla, BMW, Audi y Ford poniendo plantas de vehículos eléctricos en el país. Es una tendencia muy interesante y obviamente hoy estamos produciendo más autos eléctricos que los que estamos consumiendo en la nación”, asegura.

No obstante esta intención, ahora lo que se necesita es una red de carga que permita a los usuarios de autos eléctricos tener autonomía. Hoy en día, casi en cualquier esquina hay una gasolinera, pero en el caso del auto eléctrico se debe tener una planeación sobre dónde se va a cargar porque hay diversas calidades de cargadores: muy viejos o de última generación.

Texto: Adriana Nolasco

“Por ejemplo, hay una denominación que se llama cargadores de destino y es una forma elegante para decir que los cargadores son viejitos y que te va a tomar toda la noche cargarlos. Y hay otra clasificación: los supercargadores, que en más o menos media hora puede cargar 80% de la batería. Otro problema es que, al principio, los cargadores eran de cada marca entonces tenías ue ubicar el cargador de tu marca en determi- nado centro comercial. Ahora, hay una tendencia a homologar las tecnologías, por ejemplo, Ford, General Motors y Nissan ya decidieron que por lo menos en nuestro continente, se sumarán al es- tándar que está utilizando Tesla. Esto es una muy buena noticia porque las marcas ya no tendrán que cuadruplicar o quintuplicar su infraestruc- tura, con tener una red sólida va a poder atender estos vehículos. Hoy tenemos más o menos 2 mil cargadores en sitios públicos en México”, explica.

Los desafíos de la autos eléctricos

En la actualidad, existen diversos desafíos a los que se enfrentan los usuarios de los autos eléctri- cos. En primer lugar, la carga puede durar para recorrer distancias razonables dentro de una ciu- dad, pero ya para ir a carretera es más complicado pues no hay centros de carga a mitad del camino.

Por ejemplo, en California, ya hay filas largas para cargar porque no hay suficientes cargadores y es que se pusieron de moda los autos eléctricos, pero la infraestructura no creció al ritmo que te- nía que hacerlo.

“Otro desafío importante de la electromovilidad es de dónde proviene la energía que alimenta a tu automóvil. Por ejemplo, si tú conectas hoy un auto a la electricidad que estamos recibiendo en casa, industria o comercio, pues básicamente viene de la Central Termoeléctrica de Tula. Entonces se cambia un auto de combustión interna por uno eléctrico según para disminuir las emisiones, pero en realidad las emisiones son más o menos las mismas.

¿Cómo podría funcionar bien eso? “Funcionaría si hay un techo solar en la estación de servicio y este alimentara al vehículo”, indica.

Agrega que se necesitan políticas públicas para poder desarrollar esta industria. Por ejemplo, se necesita una red troncal de cargadores donde las armadoras que quieran vender autos eléctricos en el país regulatoriamente coloquen en las carreteras troncales cada 100 kilómetros un centro de carga. Otro ejemplo, son los incentivos. Hoy en día los autos eléctricos no pagan tenencia, no pagan el impuesto sobre adquisición de automóviles, no pagan la verificación y pueden tener una tarifa preferencial para las carreteras.

“Otro punto es la eficiencia de las baterías, al principio las baterías alcanzaban para que un automóvil recorriera 50 kilómetros Hoy en día ya hay autos eléctricos que pueden dar una autonomía de 500 kilómetros. Obviamente eso tiene que medirse y tendría que haber una Norma Oficial Mexicana para medir bajo condiciones equiparables qué tan eficientes son los automóviles eléctricos y los de combustión”, señala.

En cuanto a capacitación hay toda una revolución que se hará en términos de los servicios que se tienen que dar a este tipo de vehículos desde los técnicos que construyen los auto- móviles hasta los talleres.

Por otra parte, en 2022 se vendieron alrededor de 12 mil autos eléctricos en el país, aún son pocos, pero van a crecer muchísimo, pues tienen una tasa de crecimiento más o menos de 150%. “Entonces, se empezarán a ver cada vez más autos y cargadores. Por ejemplo, Tesla está instalando cargadores en todo México y es el estándar para distintos automóviles, eso ayudará mucho a desarrollar esta infraestructura. Hoy tenemos más o menos 2 mil cargadores públicos instalados, pero se necesitan 38 mil, por lo que se deben multiplicar casi por más de 10 los que tenemos”, puntualiza.

García Alcocer nos relató que está dando pláticas con gasolineros y, en su opinión, la estructura y la ubicación estratégica de las estaciones de servicio de gasolina y diésel es una ubicación perfecta para tener uno o dos cargadores eléctricos disponibles -de última generación- para los clientes. Ahí, en media hora, en lo que carga el auto, pueda descansar el cliente, tomar un café, pasar al banco, ir a la tintorería e incluso comer. Por tanto, las estaciones de servicio deben pasar a ser centros de comercio con ubicaciones estratégicas.

“Recientemente, la Secretaría de Medio Ambiente publicó una política pública de electromovilidad que le falta aterrizar, pero va en el camino correcto. Debe ser un esfuerzo multifactorial y multidisciplinario, no solo de esta Secretaría, también de Comunicaciones y Transportes, y Energía. Sin duda, estamos rezagados, pero con el impulso de las armadoras tenemos una gran cantidad de producción en México y pronto va a ser mayor. Eso es lo que tenemos que aprovechar”, puntualiza.

El futuro en cuatro megatendencias

De acuerdo con Guillermo García Alcocer, en la actualidad hay cuatro megatendencias. La primera de ellas es la inteligencia artificial que va a apoyar las labores que cotidianamente realizamos con autos inteligentes, redes inteligentes, etcétera. La siguiente es que todo se va a empezar a electrificar y automatizar como nuestros electrodomésticos y los aparatos que usamos en la vida cotidiana, pues el refrigerador podrá avisar cuando ya falte algún alimento.

La tercera megatendencia es la descarbonización para tener una mejor relación con el entorno y el medio ambiente, como limitar y hacer neutral nuestras emisiones. “Y aunque hay metas muy agresivas que se están viendo difíciles de cumplir hay que redoblar el esfuerzo”, apunta.

La cuarta megatendencia tiene que ver con la descentralización, donde cada vez vamos a estar más cerca de la casa, más cerca del lugar de trabajo, y ahí se van a estar realizando una serie de transacciones, empezando por la generación eléctrica, las baterías y el propio automóvil. Todo esto sumará en la electrificación del transporte.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Precio del petróleo toca su mejor nivel en más de un mes: sube casi 2 dólares por barril.

81% de los mexicanos encuestados avala reforma al PJ: Claudia Sheinbaum

Continuará proyecto “Agua Saludable para La Laguna”: Claudia sheinbaum