Mala la gestión de los megaproyectos de la 4T

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Los proyectos de infraestructura y programas sociales prioritarios del Gobierno de AMLO presentan un alto riesgo de no ser sostenibles, y no son transparentes en cuanto a contrataciones se refiere, comenzaron con toda la parte operacional sin antes cerciorarse de que fueran amables con el medio ambiente y proyección social, y acumulan irregularidades en el gasto de más de 1 mil 500 millones de pesos en tan solo el primer año de la nueva administración. 

La refinería de Dos Bocas ha presentado una pérdida de más de 75 mddp por pagos no aprobados, y/o por pagos en los que no se encontró una correspondencia entre el volumen de material y servicios contratados con los montos erogados durante el avance de la obra en 2019. desde que se iniciaron operaciones en Tabasco. Según la ASF, en esa Manifestación tampoco se incluyen medidas de mitigación para contrarrestar la afectación ambiental. Y pese a iniciar de manera apresurada, existe el riesgo de que esta obra no concluya en 2022, como lo programado y como ya habíamos pronosticado, por lo que esto también podría afectar a la rentabilidad del proyecto a mediano plazo. 

En materia de Pemex y sobre la gestión de Octavio Romero al frente de la empresa nacional, la ASF aseveró que no logró avanzar en la mejora de su situación operativa y financiera, además de demostrar profundas deficiencias en su gestión así como mostrar persistentes problemas operativos y financieros.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Lentitud para permisos ‘ahorca’ a gasolineros

Producción de los contratos de hidrocarburos alcanza los 101 mil barriles diarios

Captación de agua de lluvia, solución ante sequía provocada por el cambio climático