México no invierte en desarrollo tecnológico, importa

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Estados Unidos, después de más de 60 años[1] de investigación, han logrado la primera ignición para hacer fusión nuclear, y cuyo propósito, es el poder asegurar, en el futuro, tener una soberanía energética con energía finita, limpia y que pueda colocar en dejar de depender de los hidrocarburos.

Autor: Ramses Pech – Grupo Caraiva – Grupo Pech Arquitectos

EUA, invierte entre 650 a 700[2] mil millones de dólares en forma anualizada en ciencia y tecnología, y a donde el gobierno federal representa entre el 25 a 30%[3] de esta. En México, invierte en este rubro, entre 7 a 10 mil millones, y la inversión pública representa entre el 20 a 25%.

Ante la abismal diferencia, entre ambos países, la pregunta quien necesita de quien, en y para el futuro. EUA, invierte 70 veces comparado con México, y ante esta situación, cabe destacar que: Sin, la reforma energética no hubiéramos tenido acceso a tecnología para el futuro, y no haber firmado el TMEC, estaríamos alejados en el futuro de nuevas fuentes de energía, salud, conocimiento, tecnología y patentes.

Por qué, continuamos gastando en proyección social, casi 90 mil millones de dólares en 2023, y que significa, 9 veces, la inversión en ciencia y tecnología. Es acaso, y es así como lo visualizo, estaremos a expensas de otros, para el poder tener acceso a patentes, tecnología o avances en la salud. Cuyo propósito, la población en el futuro, pueda estar acoplada, a como estará el planeta en futuro. Hoy las vacunas del COVID-19, tuvieron acceso rápido a las investigaciones y patentes, debido a una urgencia mundial, pero habrá la misma oportunidad en 4 décadas. 

Esto nos deja en un dilema: México no crea tecnología energética o investigación. La importamos, y dependemos de otros países para adquirirla. En el futuro, en un mediano y largo plazo, continuaremos así, por los siglos de los siglos, ante nuestro futuro, que es el presente.

En 2019, ha quedado confirmado, el no haber un aumento en las remesas[4], tendríamos un problema económico, fuerte. Principalmente ligado al tipo de cambio, y ahora observa, en la parte de la inversión extranjera directa (IED).

Hay que recordar; las remesas son para la economía familiar. La IED, dineros que crean empresas, empleos, y nos da acceso a tener tecnología, ciencia y conocimiento que no generamos. Mayor IED, menor, emigrantes para México.

Analizando de acuerdo con datos de la secretaria de económica, observa de 1999 a 2022 al tercer trimestre de cada año[5], mencionado, observa que la IED, a la entrada de la reforma energética, incremento en un 62% el flujo de dinero, y al firmar el TMEC en 2020, aumento en el total un 64%. Esta cambio constitucional y el tratado, no tener a ambos actualmente ¿Qué hubiera pasado?

Recordemos, los dineros en inversiones dependen de la de la percepción de estabilidad, que exista en la parte financiera, política, social y del mercado.

En el TLCAN, dependíamos de las inversiones en manufactura en gran parte, y esta tendencia se ha mantenido, y actualmente con la entrada de la nueva forma de hacer inversiones en energía, entre público y privado, está paso de ser menor del 5% del total, hoy consolida entre el 15 a 20%. Siendo el sector eléctrico de mayor inversión, hasta el momento.

México, si no cambia la forma de visualizar el futuro, estará destinado, no solo al ser países con atraso científico y tecnológica, pondrá el riesgo, al bienestar de la sociedad en el futuro. Debido, a que no solo las personas no tendrán acceso a energías limpias, mejores vacunas, comunicaciones, seguridad, viajes, entre otros. Creando la siguiente pregunta ¿Cuánto nos costará tenerlo? Al no poder crearlo todo lo anterior, dentro de México, y deberá importar.

En México, se está preocupado por el presente democrático en política, cuando está, ya está madura.  El mundo, hoy preocupado por la democracia tecnológica, y alineada en cuanto y quien invierte. El futuro no dependerá de percepción de mejor posicionado por un administrador de un país a nivel mundial, sino lo que se ha hecho como país en conjunto con todo los poderes, para que la sociedad tenga acceso a conocimiento.

Por tal motivo, enfatizo desde mi punto de vista que:

La DEMOCRACIA: AYUDA A TENER ADMINISTRADORES, Y REPRESENTANTES, QUE CREEN PLANES PARA EL PRESENTE Y FUTURO. A donde el recurso humano[1], la base del crecimiento de una nación, y será alcanzado, al tener empleos adaptados al mercado mundial.

Pero el desarrollo de un país hoy, dependerá cuanto invierte en ciencia y tecnología, al no tenerla deberá adquirirla, y capacitar a la gente. Muchos de estos recursos humanos, serán absorbidos por otros mercados en el mundo, y originará otra gran ola de emigrantes. No de mano de obra, para trabajos que no son cubiertos por las personas de una región, si no ahora serán parte del crecimiento económico, científico y con conocimiento, dejando a su cultura y raíces en su vida, y tratar de mantener en el subconsciente sus orígenes. 

La ciencia y la tecnología, crean desarrollo económico, y este a su vez desarrollo económico, y en caso de no tener a estas como prioridad, hacen atractivo en que inversiones entre a un país, siempre y cuando existan estabilidad financiera, política y social, para que maduren y mantenga, en un largo plazo.

Tiene más rendimiento invertir en ciencia y tecnología, comparado con una beca o ayuda, que no crea conocimiento en el largo plazo.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

El hidrógeno verde, clave de Iberdrola para lograr una transición energética

25 años para que PEMEX pueda pagar su deuda

BMW construirá autos eléctricos en México