Mezcla mexicana inicia semana con pérdida

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La mezcla mexicana inició la semana con una pérdida marginal de 0.01% frente al precio registrado el viernes.

La mezcla mexicana de petróleo registró una pérdida marginal de 0.01% o 0.01 dólares frente al precio de cierre del viernes, al cotizarse en el mercado energético internacional en 68.33 dólares por barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con el resultado obtenido hoy, el petróleo mexicano alcanzó promedio anual a 61.11 dólares por barril.

El petróleo WTI cerró este lunes con un descenso del 0.2% hasta 71.91 dólares el barril, entre preocupaciones por la variante delta de COVID-19.

Mientras que el Brent para entrega en septiembre cerró este lunes en el mercado de futuros de Londres en 74.50 dólares, un 0.66% más que al cierre de la sesión anterior.

Por su parte, los contratos de gasolina con vencimiento en agosto subieron casi 2 centavos y terminaron en 2,31 dólares el galón, mientras los de gas natural para entrega en el mismo mes ascendieron 4 centavos hasta los 4,10 dólares por cada mil pies cúbicos.

El precio del crudo bajó ligeramente tras la volátil semana pasada, en la que el precio sufrió una fuerte caída por el miedo a la variante delta de la COVID-19 pero después se recuperó progresivamente.

Los expertos prevén que los ánimos permanezcan más calmados los próximos días de cara a la reunión sobre política monetaria de dos días que celebra la Reserva Federal de Estado Unidos, y con posibilidades de que el precio alcance los 73 dólares.

“El apetito por el riesgo claramente ha mejorado de forma masiva la última semana, y como otros activos de riesgo, el petróleo se está tomando una pausa ante varios días intensos”, explicó el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

Los inversionistas están pendientes de la ampliación de 400 mil barriles diarios en el suministro de la alianza OPEP+ a partir de agosto y cada mes hasta diciembre, mientras esperan que la demanda siga aumentando durante los próximos meses.

Entretanto, permanece la preocupación por el repunte de contagios en muchos países, lo que potencialmente podría perjudicar el crecimiento económico, y a lo que se suma el temor por el impacto de las inundaciones en China.

Asimismo, los analistas señalan que también están afectando al mercado cambios legislativos sobre las importaciones de petróleo en China, hasta ahora el país que más importa petróleo en el mundo.

Los precios del crudo recuperaban así aún más del terreno perdido este lunes, cuando se desplomó un 7.5% o 5.39 dólares por la preocupación ante el aumento de casos de la COVID-19 vinculados a la variante delta y su posible impacto en la demanda de combustible.

Esta semana los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP +), acordaran aumentar la producción en 400 mil barriles al día desde agosto a diciembre con el objetivo de evitar el sobreprecio del petróleo y de cumplir con la creciente demanda.

Sin embargo, los expertos esperan que la demanda siga siendo mayor que la oferta en la segunda mitad del año.

El crudo de Texas parecían así ignorar los miedos que invadieron el mercado este lunes, cuando se temía que la recuperación de la demanda del producto se frenará por el avance de la variante delta del coronavirus, que está llevando a un aumento generalizado de casos de COVID-19.

Últimas noticias

Transición energética, solución ante alza de costos de electricidad y gas: IEA

Sector minero de México se suma a la agenda climática global al aumentar su consumo de energías limpias

Air New Zealand y Airbus firman acuerdo para investigación sobre hidrógeno