Mitos y realidades de los robots: ¿amenaza u oportunidad para el hombre?

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Por Redacción

La robótica representa una solución para liberar a las personas y permitirles dedicar mayor tiempo a actividades de más valor, lo que representa múltiples ventajas para mejorar en diversos ámbitos de la vida, principalmente el de los negocios. Sin embargo, existen ciertos mitos que son necesarios desmontar para entender realmente cuál es el rol que los robots tienen en el mundo actual.

Si bien hay percepciones acerca de los robots que se basan en falsedades, hay una en particular que domina las creencias en el sector industrial: los robots eliminarán puestos de trabajo. Esto, debido a que supuestamente la inteligencia artificial (IA) destruirá la mayoría de los trabajos y la economía humana por la pérdida de empleo que generará la automatización, que va ganando terreno en diversos sectores.

Pero la realidad es que, además de representar ahorro y productividad como impulsores del crecimiento económico, los robots aumentarán puestos de trabajo en campos como el de la ingeniería, diseño y fabricación; y a medida que los procesos se automatizan, los humanos tendrán la libertad de hacer otro trabajo en lugar de las tareas repetitivas que requieren mucho tiempo.

Además, sin la capacidad propia de los humanos de realizar multitareas y de reaccionar ante imprevistos, los robots ejecutan tareas concretas y repetitivas para la que hayan sido diseñados y en muchos casos, aunque imitan gestos o movimientos de los seres humanos, realizan trabajos menos cualificados que tendrán que ser supervisados por el hombre o incluso peligrosos.

Por otra parte, también existe el miedo de que los humanos se volverán demasiado dependientes de las máquinas para hacer algunas de las tareas y en poco tiempo dominarán a los seres humanos. En cambio, la inserción de los robot a las actividades cotidianas no necesariamente tiene que volver incapaces a las personas, si no por el contrario, pueden facilitarles la vida y hacerlas más productivas su labores gracias a un mayor tiempo y oportunidad de concentrarse en actividades de mayor valor.

Hoy en día, los robots representan un alivio en lo que respecta a cargas repetitivas y consumidoras de tiempo y, además de que cada vez son más fáciles de usar, no necesariamente son costosos, y pequeñas y medianas empresas pueden optar por invertir en ellos. El retorno de inversión de un robot puede calcularse entre 12 y 18 meses.

Como la industria de la robótica está creciendo a un ritmo acelerado en todo el mundo, el aumento de la demanda ayuda a la reducción de los costos, como en su momento sucedió con los televisores, las computadoras o los teléfonos celulares.

“El futuro de la robótica es brillante en la manufactura y en la logística. La tendencia de servicios y productos a la medida es uno de los factores del crecimiento de la adopción de robots. La necesidad de personalización impulsa la automatización”, apunta Sergio Bautista, director del negocio de Robotics & Discrete Automation en ABB México.

Aun cuando los robots realizan tareas que los humanos cada vez menos quieren hacer: repetitivas, peligrosas, en ambientes difíciles, seguirá siendo central la participación del ser humano para poder operarlos e integrarlos a la vida diaria.

Últimas noticias

Luz: el elemento clave para modernizar las ciudades de manera sustentable

CRE retira proyecto de acuerdo para reanudar plazos y términos

Autorizan a Pemex modificar perforación de Saap-1EXP