Preocupación en el sector Gasolinero del país por posible inmovilización de dispensarios.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Por Alicia Zazueta

Sin duda alguna, el ramo gasolinero es uno de los sectores más importantes del País, así como uno de los más fiscalizados.

Entre varias obligaciones que las gasolineras tienen que cumplir, deben obedecer las siguientes normas oficiales mexicanas: NOM-005-SCFI-2017 y NOM-185-SCFI-2017, mismas que versan sobre instrumentos de medición de los combustibles (dispensarios) y controles volumétricos respectivamente y que las más de 12,000 gasolineras que existen en territorio nacional deben estar ejecutando.

En el caso de la NOM-005-SCFI-2017, establece que las estaciones de servicio de despacho de gasolina y diésel deberán contar con dispensarios nuevos o actualizados que cumplan con las características y especificaciones de la norma en mención.

Si bien es cierto, la norma fue publicada en el Diario Oficial de la Federación desde el 10 de octubre de 2018 y de acuerdo al transitorio primero del mismo instrumento, entraría en vigor 180 días naturales posteriores a su publicación y debido al cumplimiento del término (abril de 2019), los más de 46 mil dispensarios que están colocados en el País no estaban aprobados por las autoridades correspondientes, fué así que el 18 de abril de 2019, se publicó la modificación a la NOM-005-SCFI-2017, para efecto de ampliar las capacidades de verificación por parte del Centro Nacional de Metrología (CENAM)… y en concordancia con la NOM-185-SCFI-2017… con el objeto de que los fabricantes de dispensarios pudieran cumplir cabalmente, y en su transitorio séptimo de dicho documento se estipuló que la evaluación de la conformidad de la quinta y sexta viñeta del numeral 7.3.1.2.4.1 y la verificación del software CAMF y ACTU correspondientes a los numerales 7.3.2.6.4 y 10.2.2.4.14 de la dicha norma se efectuaría a partir del 8 de octubre de 2020.

Ahora bien, el proceso de aprobación del modelo prototipo que los proveedores de los instrumentos de medición llevaron a cabo con las autoridades mexicanas se realizó desde abril de 2018 hasta enero de 2020, es decir, durante 21 meses los fabricantes de los dispensarios de combustibles trabajaron en coordinación con el Centro Nacional de Metrología (CENAM) y la Dirección General de Normas (DGN) para lograr las certificaciones y aprobaciones correspondientes a las especificaciones de las normas, mismas que se obtuvieron el pasado mes de enero del presente año.

Como podemos ver, de enero de 2020 al 8 de octubre (9 meses aproximadamente), fue el plazo al que se sujetaron los fabricantes de los dispensarios de combustibles para realizar las programaciones de pedidos a plantas (la mayoría de ellas ubicadas en E.U.), tiempo insuficiente para abastecer a las más de 12 mil gasolineras del País y a esto le sumamos la contingencia Sanitaria por el virus SARS-CoV2 (COVID 19) decretada oficialmente en nuestro País el 23 de marzo de 2020, deteniendo la movilidad económica, social y de la administración Pública, mismo que afectó considerablemente dichos procesos.

Con todas estas circunstancias externas e internas; la gran mayoría de las gasolineras del país no están listas para cumplir con la norma NOM-005-SCFI-2017, que si bien es cierto, ya se conocía desde 2018, no se tenían los medios para cumplir con dicha obligación y hoy por hoy la estación de servicio se queda en un estado de indefensión, pues los empresarios gasolineros realizaron las órdenes de compra de los equipos señalados, pero por temas de fabricación, importación, distribución, instalación, calibración y el corto tiempo con el que los proveedores de equipamientos contaron para el abasto nacional. (parálisis industrial/económico por la pandemia), no fueron suficiente para lograr la provisión.

Por lo anterior, al día de hoy, aproximadamente un 70% de las gasolineras del País, es decir más de 8,000 estaciones de servicio, se encuentran en riesgo de ser inmovilizadas por la autoridad correspondiente (PROFECO), debido al incumplimiento de esta norma.

El plazo ya cesó y los empresarios gasolineros deberán buscar medios alternativos de defensa legal para proteger sus negocios, pues apenas vienen recobrando las pérdidas en ventas que han tenido por la poca movilidad comercial derivado del covid-19. En algunos estados de la República la baja en ventas de combustibles en las estaciones de servicio fue del 60%-70%.

¿La autoridad hará un esfuerzo para valorar esta situación?, ¿está dispuesto el gobierno federal a cerrar un 70% de las gasolineras del País? , ¿No se considerará la desaceleración de la economía nacional?.

No hay respuestas a las distintas consultas y acercamientos con las autoridades para encontrar líneas de conciliación y coordinación, por lo pronto estaremos muy atentos a lo que se presente en este sector que sin duda seguirá siendo uno de los más importantes de México. 

Últimas noticias

Facebook desarrolla proyecto de Inteligencia Artificial para almacenar energía renovable

Siemens Energy presenta a los ganadores del primer Energy Transformation Challenge México

Serie Vertex de más de 600 Watts de Trina Solar son los primeros en recibir las certificaciones IEC de seguridad de la industria mundial