Realiza CFE operaciones para extender plazo de sus obligaciones y reducir el costo financiero de su deuda

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Como parte de la Estrategia de Manejo de Pasivos considerada dentro de la Propuesta Global de Financiamiento de la CFE para 2021, la empresa eléctrica nacional realizó un par de exitosas operaciones en el mercado local para extender el plazo de sus obligaciones y reducir el costo financiero de su deuda.

Por un lado, el pasado 8 de diciembre la CFE realizó la primera operación de Oferta Pública de Adquisición (OPA) voluntaria de los Certificados Bursátiles (CEBURES) CFE 14-2 en el mercado local, por un monto de hasta 10,500 millones de pesos (mdp), con fecha de vencimiento el 25 de noviembre de 2025. Dichos CEBURES cotizan en el mercado secundario de deuda a un precio por debajo de par derivado del incremento en las tasas de interés en México en los últimos meses.

La OPA contó con la participación de inversionistas nacionales e internacionales, por un monto total a valor nominal de 7,782.4 mdp, cifra que representa el 78% del monto objetivo. De esta forma, la CFE inaugura en México las operaciones bajo este formato en el mercado de capitales nacional, expandiendo la oferta de instrumentos y estrategias de inversión tanto para los tenedores de bonos como para los corporativos o emisores que permitan contar con un mercado financiero nacional más profundo, sofisticado y diverso para contribuir de forma relevante al desarrollo económico y social del país.

Por el otro, para el pago de la OPA de los CEBURES CFE 14-2, el 13 de diciembre la Empresa Productiva del Estado realizó una nueva emisión de CEBURES en el mercado público local de capitales, bajo el formato de vasos comunicantes por un monto de hasta 10,500 mdp en cuatro formatos: dos tramos en tasa variable a plazos de tres y cinco años; un tramo a tasa fija nominal a un plazo de ocho años, y otro en tasa en UDI a 10 años. Cabe señalar que el monto restante obtenido mediante los nuevos CEBURES (2,717.6 mdp) será destinado al pago de créditos bancarios de corto plazo, por lo que dicha operación no representa mayor nivel de endeudamiento para la principal empresa eléctrica del país.

La emisión de CEBURES fue bien recibida por los inversionistas locales al tener una ampliación participación de Afores, Fondos de inversión, Fondos de Pensiones, Aseguradoras, Tesorerías, Bancos privados e Instituciones gubernamentales, alcanzando un nivel de demanda total de 2.3x el monto objetivo, siendo una muestra de la confianza que tienen los inversionistas locales en el desempeño operativo, financiero y organizacional de la empresa eléctrica estatal por parte de la actual Administración como jugador clave en el sector energético nacional.

La fuerte demanda de los nuevos CEBURES por parte de los inversionistas permitió reducir las referencias de rendimiento con relación a los niveles mínimos sugeridos en las 28 videoconferencias realizadas por parte de los servidores públicos de CFE, que van desde 13 puntos base (pbs) para el tramo a 5 años hasta 25 pbs en el tramo a 10 años. La distribución final de los montos obtenidos en cada tramo se señala a continuación:

  • Tres años: asignación de 2,567 mdp a TIIE de 28 días más 40 pbs.
  • Cinco años: asignación de 733 mdp a TIIE de 28 días más 57 pbs.
  • Ocho años: asignación de 3,000 mdp, a una tasa MBono más 190 pbs (9.16%).
  • Diez años: asignación de 4,200 mdp a tasa fija en UDIS de 5.11%.

Las emisiones cuentan con calificación AAA en escala local, emitidas por las agencias calificadoras S&P Global Ratings, Moody’s y Fitch Ratings. Los agentes colocadores fueron BBVA, Banorte y Santander.

Ambas operaciones colocan a la CFE a la vanguardia en las operaciones de administración de pasivos financieros a través del mercado local de deuda para alcanzar los objetivos y metas señalados en el Plan de Negocios 2021-2025, obteniendo importantes beneficios como son:

Mejorar el perfil de vencimientos de la deuda en México. Debido a que se tiene una torre de vencimientos en 2025 por 23,500 mdp en moneda local, con la operación se reducirán los requerimientos de recursos financieros para ese año respecto a los programados en la actualidad.

Extensión de la vida media de la deuda. Con los tramos a cinco, ocho y 10 años de los nuevos CEBURES, se incrementará la vida media de la deuda de CFE, reduciendo la brecha que existe con la vida media de los activos productivos de largo plazo. También será posible empatar la capacidad de dichos activos de generar ingresos con las obligaciones de pago derivadas de los créditos, dado que en el país se observan tasas positivas en el crecimiento de la demanda y consumo de electricidad.

Aprovechamiento de las condiciones de liquidez y tasas de interés del mercado mexicano, antes de que se incrementen los niveles de las tasas de referencia del Banco de México, como las registradas previo a la pandemia.

Canalizar los ahorros que se deriven de la transacción a fortalecer el Programa de Inversiones de la CFE, en particular la modernización y repotenciación de las centrales hidroeléctricas, que permitirán incrementar la participación de la generación de electricidad por fuentes renovables así como la vida útil de dichos actvos.

La CFE reitera el compromiso de ofrecer un servicio de excelente calidad a los mexicanos, a precios competitivos y siempre anteponiendo el bienestar del país, motivo por el cual continuará instrumentando una política de financiamiento y manejo de pasivos responsable, eficiente, transparente e inteligente, que permita reducir el costo financiero de esta importante empresa eléctrica nacional a favor de los usuarios.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

El Premio Zayed a la Sostenibilidad 2023 demuestra su alcance e impacto mundial con más de 4.500 candidaturas

Generac y el Tecnológico de Monterrey realizaron el primer Hackathon para el diseño e innovación en componentes energéticos

Pemex invertirá hasta 135 mdd en trabajos exploratorios en Veracruz