RECONSTRUIR LA RELACIÓN

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El Embajador de los Estados Unidos en México tiene frente a él la enorme labor de restablecer una relación que se vio gravemente afectada durante la presidencia de Donald Trump. Es un hombre cercano, con buen humor y buen sentido del humor, así nos recibió y, aunque fue un encuentro rápido, logramos una conversación fluida y muy clara.

Ken Salazar comenzó su gestión como Embajador de los Estados Unidos en México el 2 de septiembre de 2021 y lo hizo en el marco de dos situaciones que han marcado su trabajo en nuestro país. Debe restablecer la comunicación y las relaciones de buen vecino que se vieron truncadas durante la administración Trump y
lo debe hacer en un momento muy complicado política y económicamente debido a la Reforma Energética propuesta por Andrés Manuel López Obrador.


Salazar representa los intereses del gobierno estadounidense, pero también los intereses de su población y, como parte de ella, están los cientos, los miles de empresarios de aquel país que tienen su dinero invertido en negocios en México.

Si bien la Reforma Energética es responsabilidad y competencia del gobierno mexicano, no afecta únicamente a los mexicanos, sino que lo hace a todo aquel que ha visto en nuestro país un lugar confiable en donde poner su dinero.
Dicho sea de paso, muchas de esas inversiones extranjeras han servido para dar empleo a miles de mexicanos, que en el caso de irse de nuestro país, también se verían muy gravemente afectados pues se quedarían desempleados.
El Embajador Ken Salazar recibió a Líderes Mexicanos para hablar de esto y más cosas el martes 29 de marzo durante aquella mañana nos dijo con ánimo tranquilizador que los empresarios mexicanos “vean la manera en que estamos alineados los Estados Unidos y México, el 18 de
noviembre estuvimos con el presidente López Obrador y el presidente Biden por casi ocho horas en la Casa Blanca y ahí fue fundamental lo que se reconoció entre los dos líderes que las economías de Estados Unidos y México son el poder del futuro. Y ya tenemos un marco legal con el T-MEC, que es una ley que define la relación”.


Desde aquella plática y, hasta el cierre de esta edición, muchas cosas han pasado, dos visitas de Salazar a Palacio Nacional los días 6 y 8 de abril, declaraciones a través de twitter y retomadas por la prensa mexicana, en el sentido de que la deci- sión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de avalar la constitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica abrirá litigios. Lo cierto es que todo ello deja ver la enorme preocupación que se tiene con respecto a esta reforma en el país vecino y así lo manifestó Ken Salazar:

“La esperanza mía, la esperanza de los Estados Unidos es que tenemos que apoyar las energías renovables y asegurar que estamos haciendo todo para confrontar la crisis climática que vemos en el mundo. Por eso el secretario Kerry ha venido a México, ese es el mensaje que hemos dado y vamos a seguir dando, porque si vamos a tener solución en esto del cambio climático, se van a requerir muchísimas cosas, incluyendo la genera-
ción de la energía limpia. Ese es el futuro del mundo. Y eso es lo que nosotros estamos esperando que pase con estas reformas”.

Inmensa convivencia
La frontera norte de México y sur de Estados Unidos mide 3 mil 152 kilómetros, con semejante espacio de convivencia el comercio diario es totalmente natural, millones de productos van y vienen de un lado al otro de aquella frontera día a día. Por ello es indispensable poner orden e incluir en las agendas políticas y económicas de
ambos países estos temas.


“En esa agenda vamos con reuniones que han ocurrido en los Estados Unidos y también aquí, dándole el mensaje a los empresarios de que aquí en México y en los Estados Unidos es el lugar donde se tiene que invertir, porque aquí es donde va a haber más prosperidad, porque estas dos naciones son el centro más poderoso, distinto a las economías y las realidades de China o de Rusia. Entonces yo le digo a los dos gobiernos, a los dos presidentes, que nuestro futuro es muy unido por la geografía, por nuestra gente, por las oportunidades que tenemos en todo esto de la economía”.

Marcos durables

La relación de México y Estados Unidos es sumamente compleja, abarca infinidad de temas que necesitan nuestra atención, desde los temas económicos y comerciales de los que hemos venido hablando hasta temas de seguridad y migratorios que, sin duda, son también de vital importancia para los ciudadanos de ambos países.
Ken Salazar está consciente de todo ello y de la importancia que tiene que las estrategias duren y no cambien cada vez que cambie una administración.

“En la administración anterior se rompió mucho, incluyendo la relación entre los Estados Unidos y México. No habíamos tenido un diálogo de economía o de seguridad por cinco años. ¿Cómo pueden dos naciones que tienen una agenda tan conjunta no estar en diálogo? Entonces el presidente Biden, gracias a Dios, le ganó al otro.

“Y desde antes de la elección comenzamos una etapa nueva entre México y los Estados Unidos. Por eso yo, aunque tengamos problemáticas en distintos lugares, tengo un gran optimismo, estamos en una
transformación nueva en la relación entre México y los Estados Unidos. Y lo que pienso es que debemos hacer marcos durables para que no llegue un personaje como el presidente anterior y rompa la relación. Por eso el T-MEC es una cosa muy buena, pero debemos hacer cosas semejantes en seguridad, también en migración y en otras cosas. Y esto lo estamos trabajando día y noche”.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Inscripción para el Emerson Exchange 2022 abierta Conferencia de líderes de automatización

Gestión eficiente del agua al alcance con el servicio integral de Wavin Water Network Management

Empresas globales y ONGs piden un ambicioso tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos