Recuperación de vapores

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Después de visitar el laboratorio de CIEFSA, donde Andrés Gutiérrez y su equipo nos dieron una explicación del delicado proceso de analizar combustibles, nos hablaron también sobre otro de sus futuros servicios, la evaluación de los Sistemas de Recuperación de Vapores (SRV) de las Estaciones de Servicio.

El campo de aplicación de la NOM-004 abarca principalmente municipios y alcaldías dónde se ha demostrado que los altos niveles en el consumo de combustible se asocian a una alta emisión de Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), siendo estos precursores de Ozono Troposférico (O3). Por lo que las estaciones de servicio dentro de ese campo de aplicación están obligadas a contar con un Sistema de Recuperación de Vapores.

“Recuperación de vapores es un departamento nuevo en el que hemos estado trabajando arduamente los últimos dos años”, indica el Director General de CIEFSA, Andrés Gutiérrez, “ha sido un proceso complejo ya que frecuentemente se están aprobando nuevos modelos prototipos. Por lo que nuestro personal se capacita y actualiza constantemente para trabajar en los distintos SRV ya sean recientes o vencidos”.

Andrés señala que “al momento de intentar obtener la aprobación, se debe considerar el amplio abanico de SRV existentes, los cuales cuentan con diferentes tecnologías y principios de operación. Por lo tanto, como laboratorio de pruebas no puedes enfocarte en un solo tipo de sistema, debes evaluar adecuadamente todas las tecnologías existentes en el mercado”.

Conociendo esta situación, CIEFSA se ha encargado en dedicar el tiempo suficiente para poder ofrecer un servicio de calidad, ya que “Realmente queremos conocer de todo para poder hacerlo bien, por eso llevamos haciendo esto por dos años. De qué nos serviría que en seis meses obtuviéramos la aprobación y salir al mercado sin tener la capacidad adecuada ¿Realmente seríamos capaces de evaluar correctamente cualquier SRV?”.

Recuperación de vapores.

Una de las características de los combustibles (como algunos otros líquidos) es la tendencia a evaporarse y generar contaminación (son más dañinos evaporados que quemados). Los tanques ya sea en las estaciones de servicio o en los automóviles, van acumulando vapores. Por lo que las estaciones tienen la obligación de instalar un SRV el cual es capaz de recuperar, almacenar y/o procesar las emisiones de vapores a la atmósfera, producidos al realizar el despacho de combustible, ya que en cada litro de gasolina que se despacha, idealmente se debería recuperar un litro de vapor.

El que estos SRV estén operando óptimamente será en parte responsabilidad de CIEFSA, evaluando de manera correcta el SRV con el equipo y el personal capacitado para resolver las necesidades del cliente.

Dos días de pruebas

Durante 2 días se realizan las pruebas, para verificar que el SRV opere correctamente. El objetivo es que los sistemas cumplan con una eficiencia cómo mínimo del 95% al ser aprobados como prototipos. Sin embargo, al realizar las pruebas periódicas subsecuentes, la eficiencia solamente debe ser cómo mínimo del 85%. Un dato importante es que sí la estación de servicio tiene una eficiencia del 85%, estaría dando cumplimiento a la norma, pero en caso de contingencia ambiental la estación tendría que cerrar.

Cerrar operaciones es la gran calamidad para una estación de servicio, ya que implica pérdida económica. Por eso el objetivo es obtener al menos el 90% de eficiencia del SRV, de esta manera cumplirían con la Norma y permanecerían abiertas en caso de contingencia.

“Al realizar el primer día de pruebas, lamentablemente se tiene que cerrar la estación por un periodo de tiempo para poder evaluar correctamente la hermeticidad del sistema”, refiere Andrés y agrega: “en ocasiones nos preguntan ¿Podemos hacer las pruebas de noche? Pero no, las pruebas se realizan en horario diurno, porque así lo establece la norma”.

“Durante el día uno de pruebas, lo primero que hacemos es verificar la hermeticidad del sistema, porque si no existe una buena hermeticidad en la estación, se está propenso a presentar fugas o a introducir aire de más a los tanques de almacenamiento”, señala Arturo Cervantes, Jefe de Recuperación de Vapores en CIEFSA.

“Checamos de igual manera que exista la pendiente correspondiente desde los dispensarios hacia los tanques de almacenamiento, para comprobar que exista paso libre de vapores o en su caso algún condensado existente en la línea de recuperación de vapores”.

También se revisan las válvulas de presión vacío, eso es muy importante y no muchas estaciones lo toman en cuenta. Estas válvulas sirven para garantizar la integridad del tanque de almacenamiento tanto a presiones muy altas (presiones positivas) como a presiones muy bajas (presiones negativas), pues en ambos casos se puede ocasionar que se deforme el tanque de almacenamiento.

Realizadas las pruebas de hermeticidad, se realiza el segundo día de pruebas “Eficiencia del SRV” -medular de toda esta norma- y detalla Arturo: “nosotros en el segundo día evaluamos diez vehículos en cinco puntos de la estación: interfaz pistola vehículo, línea de retorno de vapores, venteo, unidad procesadora de vapores (si cuenta con esta), y tanques de almacenamiento, prueba conocida como emisiones fugitivas”.

A grandes rasgos, se monitorea la presión, temperatura, concentración de hidrocarburos totales y volumen, “tomamos registro de esos datos durante el tiempo establecido en la norma, hacemos un análisis y procedemos a calcular la Eficiencia del SRV de la estación”.

Por último, CIEFSA cuenta con unidades móviles que le permiten llegar a cualquier lugar de la República para realizar estas pruebas, dispuestos siempre a brindar un servicio de calidad.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Precio del petróleo toca su mejor nivel en más de un mes: sube casi 2 dólares por barril.

81% de los mexicanos encuestados avala reforma al PJ: Claudia Sheinbaum

Continuará proyecto “Agua Saludable para La Laguna”: Claudia sheinbaum