Región Centro-Bajío-Occidente busca reducir impactos ambientales negativos según el Índice de Gestión Energética y Cambio Climático

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El Índice de Gestión Energética y Cambio Climático servirá de herramienta para facilitar el trabajo coordinado en gobiernos y entidades subnacionales, captando oportunidades y riesgos que no se incluyen en los análisis financieros convencionales. 

La Fundación Konrad Adenauer en México (KAS), presentó la primera edición del Índice de Gestión Energética y Cambio Climático (IGECC), instrumento que facilitará la implementación  de mejores prácticas ambientales en el país, y particularmente a nivel subnacional. Tras la presentación, encabezada por Hans Blomeier, Representante de KAS en México, Eduardo Walsh, Gerente de Proyectos de KAS, y Pablo Necoechea, CEO de ESG Academy, en el Hotel Sheraton María Isabel, se realizó un panel para dialogar acerca de “La importancia de los gobiernos subnacionales en la gestión energética y el combate al cambio climático” junto a los especialistas e invitados especiales: Cecilia Patrón Laviada, Diputada Federal, Integrante de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Adán Larracilla Márquez, presidente Pro Local A.C., así como Joel Tonatiuh Vázquez Pérez, coordinador de Transición Energética y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria A.C. y Mauricio Doehner, vicepresidente de Responsabilidad Social de COPARMEX.

Durante la presentación, Hans Blomeier destacó la necesidad e importancia de realizar un estudio con este enfoque, para promover e incentivar el desarrollo de políticas públicas en materia ambiental y energética en el país: “La KAS México entiende la relevancia de realizar un análisis de la gestión energética y cambio climático, como un factor fundamental para catalizar la transición hacia una economía regional sustentable”, afirmó. 

En esta primera edición, el IGECC evaluó a cinco estados ubicados en la región Centro-Bajío-Occidente, siendo esta la región con el mayor crecimiento económico sostenido de México y encaminada a convertirse en el territorio con mayor Índice de Desarrollo Humano de Latinoamérica, así como 16 municipios pertenecientes a dichas entidades con una población mayor a 250 mil habitantes; concluyendo en que todos los gobiernos estatales analizados tienen un importante avance sobre la gestión del medio ambiente y los distintos aspectos que se relacionan e influyen directamente en el equilibrio de éste, pues un 100% de los encuestados demostraron contar con planes de trabajo para la reducción de impactos ambientales negativos. 

No obstante, existen iniciativas que aún no se implementan en la región, por lo que se identifica una gran área de oportunidad para generar beneficios al respecto: El 33% de dichos gobiernos subnacionales aún no cuentan con procesos de gestión de riesgo en cuestiones ambientales, y respecto a temas energéticos, únicamente la tercera parte ha implementado comités de trabajo especiales.

“Los resultados del IGECC permiten a los gobiernos subnacionales comprender su puntuación y conocer potenciales áreas de oportunidad que requieren atención, para eventualmente, avanzar hacia un desarrollo sostenible. A su vez, los actores financieros se benefician de recibir información práctica y comparable para tomar en cuenta frente a sus activos. Y por supuesto, el estudio tiene la intención de ser una herramienta que permita a los diferentes grupos de interés comprender la gestión energética y ambiental mediante ilustraciones comparativas.”, comentó Eduardo Walsh, Gerente de Proyectos de KAS en la presentación. 

La metodología del estudio fue diseñada de forma cuidadosa en base a importantes iniciativas internacionales que buscan combatir el cambio climático, reducir los riesgos financieros relacionados a éste y propiciar la adopción de energías limpias como fuente primaria de consumo. “El IGECC se basa en una metodología alineada a las recomendaciones del Task Force on Climate-related Financial Disclosures (TCFD), las Contribuciones Nacionalmente Determinadas, los objetivos del Acuerdo de París, y Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Y, tiene la meta de apoyar a los gobiernos estatales y municipales en la gestión de temas energéticos y medio ambientales, así como facilitar a diferentes grupos de interés información estratégica para la toma de decisiones, mejorando su desempeño y gestionando riesgos asociados al cambio climático.” expuso Pablo Necoechea, CEO de ESG Academy y autor principal del IGECC. 

El estudio evalúa diez ejes vinculados a temáticas como: agua, biodiversidad, contaminantes, energía eléctrica, gobernanza, energías fósiles, residuos, energía limpia y renovable, transporte e industria, así como vida marina y terrestre, enfocado en esta primera edición a los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí, los cuales cuentan con planes de trabajo para reducir los impactos ambientales negativos, como Leyes Estatales de Protección Ambiental y de Cambio Climático.

El IGECC pretende incluir año con año nuevos estados y municipios, con el objetivo de abarcar la mayor cantidad de entidades subnacionales. En la segunda edición del estudio, la cuál comprende entre el segundo semestre del 2021 y el primero de 2022, se suman a la evaluación Chihuahua y Yucatán como los nuevos gobiernos estatales analizados, así como los municipios de Mérida, Chihuahua y Ciudad Juárez.

Los resultados del Índice permiten a los gobiernos evaluados tomar decisiones que favorezcan y potencien el valor e importancia en materia energética y de medio ambiente; con la oportunidad de atraer inversión privada o pública y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.  

Para conocer más sobre los resultados de las entidades evaluadas en este primer estudio visita: www.igecc-mex.org 

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Diesel cotiza casi en 28 pesos por litro en el norte del país

CRE incrementará visitas de verificación

Grupo Empresarial Nuvoil obtiene certificación en materia antisoborno