Se lograría en T-MEC soberanía energética

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

La soberanía energética sólo es posible a través de una integración en el sector con Norteamérica, alineada con los objetivos del T-MEC, considera México Evalúa.

De lograrlo, el País podría disminuir en un 80 por ciento las emisiones contaminantes, incluso, con las inversiones adecuadas en energías renovables se podrían cubrir hasta en 100 veces las necesidades eléctricas del país en 2024.

No será viable alcanzar los objetivos de soberanía energética en la ruta actual del Gobierno.

Incluso si proyectamos la producción nacional a partir de una capacidad de refinación al 80 por ciento, más la producción de la refinería Olmeca y las importaciones de Deer Park, se necesitaría importar 20 por ciento de la demanda de combustibles en 2024, expuso.

De acuerdo al informe La Paradoja Energética: Motivos para Abandonarla, a pesar de que se han destinado 404 mil millones de pesos para rehabilitar refinerías, la compra de Deer Park y la construcción de Dos Bocas, la dependencia de importaciones ha aumentado debido a que prácticamente no aumenta la producción nacional.

El valor del comercio energético entre Estados Unidos y México sumó alrededor de 58 mil millones de dólares en 2021, de los cuales 72.4 corresponden a importaciones desde Estados Unidos, cifra más alta en nueve años de acuerdo con la Agencia de Información de Energía de ese país (EIA, por su sigla en inglés).

Ante las consultas solicitadas por Estados Unidos y Canadá por las inconformidades en la política energética de México que ha vulnerado sus inversiones y proyectos -y que de no llegar a un acuerdo escalaran a un panel arbitral-, México Evalúa consideró indispensable respetar el Estado de Derecho.

Pero en caso de cambiar la Constitución, indemnizar a las empresas y asumir los costos económicos, políticos y ambientales.

También propone que se consideren los resultados de la reforma energética de 2013, para analizar datos como la atracción de inversiones en el sector eléctrico e hidrocarburos, y poder hacer perfectibles los esquemas que comenzaban a dar resultados.

México depende de las exportaciones hacia Estados Unidos y Canadá porque ese es nuestro principal motor de desarrollo y de crecimiento.

Si esas exportaciones se vieran afectadas, o se llegara al extremo de convocar a la cancelación del Tratado, lo que estaríamos haciendo es invitar a una tremenda depresión en la economía mexicana, advirtió.

El análisis puntualizó que esto significaría un empobrecimiento sistemático de todo lo nacional y la extinción de la inversión privada nacional y extranjera por décadas.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Inscripción para el Emerson Exchange 2022 abierta Conferencia de líderes de automatización

Gestión eficiente del agua al alcance con el servicio integral de Wavin Water Network Management

Empresas globales y ONGs piden un ambicioso tratado mundial para acabar con la contaminación por plásticos