Sisu Vicari: “Las sanciones de EE. UU. contra Nord Stream 2 en Europa tienen como objetivo reducir la influencia geopolítica de Rusia”

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El gasoducto europeo Nord Stream 2 ha ido más allá de un marco puramente económico. Mientras Estados Unidos puede imponer sanciones extraterritoriales al gasoducto, Alemania expresa su apoyo al proyecto al más alto nivel. El jefe del Comité de Energía del Bundestag, Klaus Ernst, propuso imponer sanciones a aquellos senadores estadounidenses que introdujeron nuevas medidas restrictivas contra el proyecto de gas.
Madalina Sisu Vicari, experta en política energética europea y geopolítica en Bruselas investiga cómo Nord Stream 2 afectará las relaciones entre Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos.
En colaboración con el Instituto IRTTEK

  • Hay opinión de que las sanciones adicionales propuestas por Estados Unidos contra Nord Stream 2 afectarán directamente a más de 120 empresas de más de 12 países europeos en medio de la actual situación económica difícil. Las sanciones pondrán en peligro unos 12.000 millones de euros de inversión en la infraestructura energética de la UE. ¿Qué compromiso en esta situación es más preferible tanto para Europa como para Rusia?
  • La inclusión de la Ley Europea de Protección de la Seguridad Energética (PEESCA), que amplía las sanciones a Nord Stream 2, en la Ley de Defensa Nacional de 2021 (NDAA), ha limitado gravemente o incluso descartado las posibilidades de un posible compromiso entre los Estados Unidos, por un lado, y Alemania y la Unión Europea por otro. Dado el apoyo bipartidista al proyecto de ley de sanciones y el hecho de que la futura adopción de la NDAA es inevitable, parece muy poco probable que se llegue a un compromiso sobre las sanciones entre las tres partes.
    Además, a pesar de algunas declaraciones de varios funcionarios y expertos, la respuesta de la UE a las sanciones de PEESCA será difícil de implementar. Hay otros problemas que actualmente están aumentando la división entre EE. UU. y la UE. Por ejemplo, los aranceles.
    Por tanto, en este contexto, la mejor segunda opción para Alemania y la UE, por un lado, y Rusia, por otro, es prepararse para mitigar las consecuencias de las sanciones estadounidenses para el proyecto.
    El proyecto seguirá viéndose desde una perspectiva geopolítica. Especialmente en países donde la sensibilidad hacia Rusia es fuerte, es probable que persista la oposición al proyecto. Además, mientras persista esta oposición, es probable que siga avanzando en la agenda de la UE y provocar debates europeos.
  • La posición de Alemania sobre este tema ya ha sido expresada por la canciller Angela Merkel, quien afirmó en el Bundestag que las autoridades alemanas consideran necesario completar la construcción del gasoducto, y las sanciones de EE. UU. son extraterritoriales y no corresponden al entendimiento legal alemán. Económicamente, ¿Nord Stream 2 es más rentable que las consecuencias y “castigos” de Estados Unidos?
    A menos que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro publique una lista completa de las entidades que están sujetas a las sanciones de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), es difícil calcular posibles pérdidas económicas por las sanciones. Por lo tanto, actualmente es difícil evaluar el daño económico en comparación con la posible rentabilidad del proyecto Nord Stream 2 para Alemania.
    Sin embargo, desde un punto de vista general, está claro que las consecuencias económicas serán más severas a corto plazo, y afectarán principalmente a las organizaciones alemanas involucradas en el proyecto y principalmente a las empresas que financian el proyecto (Uniper y Wintershall). Pero, como se mencionó anteriormente, si se toman medidas para aliviar las sanciones a corto y largo plazo, los costos económicos de las sanciones pueden compensarse gradualmente.
  • Además, hay opiniones de que existen intereses económicos de EE. UU. que quiere aumentar el suministro de su GNL a Europa. ¿Es así?
    El gas ruso adicional de bajo costo que ingresa a Alemania a través de Nord Stream 2 definitivamente afectará al mercado europeo del gas. Aunque Alemania no es un importador significativo de GNL, el mercado mayorista europeo de gas fluctuará, especialmente en medio de la convergencia de precios spot en Europa y Asia, así como de grandes volúmenes de almacenamiento en Europa. De hecho, volúmenes adicionales de gas ruso a precios competitivos podrían reducir la capacidad del mercado europeo para suministros de GNL de los Estados Unidos, al menos a corto y medio plazo.
    En mi opinión, las sanciones no están dirigidas principalmente a “derrotar” al competidor de GNL en el mercado europeo. En primer lugar, se trata de la estructura estatal geoeconómica estadounidense destinada a reducir la influencia geopolítica de Rusia y aumentar la influencia de Estados Unidos.
  • ¿Cuál es el conflicto de intereses, a quién le molesta Nord Stream 2?
    Han surgido varios tipos de intereses en torno a Nord Stream 2, que representan a diferentes partes. Se pueden dividir en dos categorías principales: intereses económicos y geoeconómicos y geopolíticos.
    Sin duda, para Ucrania era de interés económico mantener su papel como principal vía de exportación de gas ruso a Europa. Esto era contrario a los intereses de Rusia, que quería desviarse de esta ruta y crear una nueva. Cabe mencionar que otros participantes apoyaron a Ucrania en la protección de sus intereses: algunos países de Europa Central y Oriental, especialmente Polonia; Estados Unidos y la UE, desempeñaron un papel fundamental en la negociación del acuerdo de tránsito de gas firmado en diciembre de 2019.
    El principal interés geoeconómico, en mi opinión, está asociado con la promoción del GNL de Estados Unidos y el cierre de contratos de largo plazo. Aparte de los aspectos comerciales obvios, el tema del GNL de EE. UU. También implica los planes geopolíticos de Washington para ayudar principalmente a los países de Europa del Este a reducir su dependencia energética de Rusia y así reducir la influencia rusa.
    Reducir la influencia geopolítica de Rusia es el principal interés geopolítico no solo de Estados Unidos, sino también de varios estados miembros de la Unión Europea. Algunos países aseguraron su dependencia energética de Moscú y vieron el gasoducto Nord Stream 2 como una herramienta que amenazaría su seguridad energética. Y como existía una convergencia entre los intereses de estos países y los de Estados Unidos, Washington apoyó, incluso con sanciones, la oposición a Nord Stream 2.
    Mikhail Smyshlyaev
    Instituto IRTTEK

Últimas noticias

Coinciden en estrategia de la triple hélice durante Foro Global de Energía y Negocios

Emerson modernizará un complejo de energía hidroeléctrica y asegurará el suministro de energía renovable en América Latina

Primer MB articulado 100% eléctrico entra en operación en la CDMX