Un escenario donde todos ganemos es posible

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Es un hecho que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe fortalecerse. No obstante, la manera en la que el gobierno lo está planteando implica un retroceso para México y es un modelo que podría replicarse en mercados diferentes al energético. La propuesta de Reforma Eléctrica va en contra de las reglas de transparencia, a las cuales todos los participantes del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) deberían sujetarse bajo el actual esquema de libre competencia.

La CFE cuenta con el potencial de ser extremadamente eficiente en los eslabones de la cadena donde ya es fuerte. Las inversiones deberían dirigirse a los monopolios que tiene actualmente -transmisión y distribución. De esta manera, generaría ganancias y utilidades mayores a las que percibe hoy. Dejar a las empresas privadas participar como hasta ahora en el MEM implica, más allá de las inversiones, que ellas asuman los riesgos, eliminando estos riesgos para la CFE.

Este escenario conlleva un ganar-ganar para todos: una CFE con estados financieros sólidos, los privados podrán invertir en el país, y los mexicanos, gracias al esquema de libre competencia, se beneficiarán de precios bajos en su recibo de luz.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Lentitud para permisos ‘ahorca’ a gasolineros

Producción de los contratos de hidrocarburos alcanza los 101 mil barriles diarios

Captación de agua de lluvia, solución ante sequía provocada por el cambio climático