Una velada con Stella Li

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

El lanzamiento del Dolphin fue aprovechado por la Vicepresidenta Global de BYD, Stella Li, para visitar México y ver de cerca la realidad de esta marcha china de tecnología, no solamente en la adopción de la nueva tecnología, sino específicamente de su marca y aún más, de la movilidad eléctrica que es a lo que apunta BYD en el mundo.

Build Your Dreams es el nombre de la marca conocida como BYD (la forma de pronunciar es, según los ejecutivos de la marca, es con las siglas en inglés) que es una marca de tecnología metida al negocio de la movilidad por estrategia. La misma Stella fue una de las empleadas en la compañía (se unió en su segundo año de existencia) que hoy tiene presencia global, tanto, que la gran mayoría de los dispositivos móviles con los que nos comunicamos tienen algún componente de BYD.

Autobuses, máscaras, paneles solares, baterías recargables, procesadores, y demás son producidas por la empresa que creó una subsidiaria para el desarrollo y fabricación de autos, con tal éxito que hoy es el mayor productor de autos eléctricos en el mundo.

Su presencia en México ya tiene varios años, Vemo, la empresa de movilidad eléctrica compartida, ha utilizado los vehículos D1 de BYD desde 2022 y después de un año de tener sus autos en México, pudieron lanzar la marca en nuestro país.

“Aquí se da una gran competencia”, reflexionó Stella durante la cena que compartimos con ella hace unas semanas, “tenemos a alemanes, coreanos, japoneses, americanos, franceses e italianos en este mercado” y aprovechó para comentar del gran trabajo de las marcas chinas que han llegado antes que la suya, pues estas empresas (JAC, Chirey, Omoda, MG) han abierto el mercado y ganado buena reputación para la industria automotriz china.

Globalización

Stella Li es la artífice del crecimiento internacional de BYD, ella fue quien abrió la primera operación fuera de China (Hong Kong en 1997) y posteriormente en Europa y Estados Unidos. Sus esfuerzos se vieron coronados al convertirse en el proveedor de baterías para Motorola, Nokia, Siemens y LG, para luego también proveer carcasas para estas marcas de dispositivos móviles.

Actualmente su división de autos es lo que más llama la atención, en México llegaron a cuatro modelos con la presentación del Dolphin. Está ya planeado un centro de manufactura en Brasil y dos en Europa (México sería considerado más adelante en su estrategia), actualmente ocupan en China un área que equivale a dos islas de Manhattan.

Pero más que el tamaño de su planta de manufactura en Shenzhen, impresiona que “75% de los componentes de nuestros autos se producen inhouse”, presume Stella y agrega que “ninguna otra empresa del tipo tiene esta capacidad, nosotros hacemos nuestras propias baterías, chips e incluso desarrollamos el software”.

El tener bajo el mismo paraguas la gran mayoría de los componentes hace la integración mucho más fácil y efectiva, pero Stella agrega que esto tiene un impacto directo en la innovación, “podemos ser más rápidos al innovar y por ende, empujamos mucho más hacia la innovación”.

La Vicepresidenta de BYD se enorgullece de las tecnologías creada por la compañía en distintos frentes, pues estas contribuyen a la reducción de la huella de carbono; “estamos ayudando a las empresas a llegar a sus metas de descarbonización”, expresa, en muchos más ámbitos que la movilidad eléctrica pues entre sus productos están paneles solares y baterías de almacenamiento de energía eléctrica.

Movilidad inteligente

“Próximamente en Monterrey verán más modelos de BYD”, compartió Stella, pues uno de sus sistemas de transporte colectivo utilizará sus modelos de transporte, los cuales también vio a promover a México pues si bien sus autos eléctricos son un éxito en el mundo, no son su única solución para movilidad.

BYD cuenta en su portafolios mundial con autos eléctricos, híbridos, híbridos enchufables y autobuses eléctricos; varias de sus vehículos utilitarios ya también circulan por nuestras calles, transportando productos de Bimbo, Femsa y Lala, entre otras compañías mexicanas que han emprendido esfuerzos serios por emitir menos gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Stella acepta que las empresas con un alto componente logístico les hace todo el sentido electrificar su movilidad, en parte porque tienen centralizados sus centros de distribución, lo que permite hacer lo mismo con la carga de sus baterías.

Actualmente, BYD posee 30% del mercado mundial de autos eléctricos, una de las razones de este éxito está en el precio en los que puede ofertar sus modelos, por debajo de Tesla, precisamente por el desarrollo inhouse de los componentes.

La intención de BYD es “aumentar cada vez más nuestra presencia global” y México es ya desde hace algunos años parte de esta estrategia. Con empresas privadas como Femsa están trabajando en adaptar sus tecnologías a las demandas locales, tanto para los servicios de logística de las empresas como para el transporte público.

“Además de las flotas comerciales, a nivel corporativo queremos aumentar la flota de Uber, para lo cual el BYD D1 es perfecto”, comentó.

El futuro

Stella Li considera que el éxito de la industria automotriz china se debe principalmente a la competencia, en un mercado con muchos actores, todos han buscado ser el mejor “y eso impulsa el crecimiento, el hacer mejor las cosas”.

Para México tienen planes, no solamente con la mencionada planta de manufactura, “que permitirá agilizar la cadena de suministro así como los servicios para nuestros diversos productos a nivel local”, declaró Stella y anunció además que tienen planeado un programa de becas con los cuales algunos mexicanos serían seleccionados para ir a prepararse a sus instalaciones en China.

El ecosistema necesario para el desarrollo acelerado de la movilidad eléctrica ha pasado, en visión de la ejecutiva de BYD, gracias a los apoyos gubernamentales y pone el ejemplo de China, donde había un subsidio para quien compraba un auto eléctrico (el gobierno pagaba a la armadora un porcentaje del precio final).

Hablando de México, Stella comenta que “he venido desde hace diez años, cada vez veo más tráfico y contaminación, al final van a tener que cortar todas las emisiones. Estamos un poco decepcionados por la falta de incentivos para el auto eléctrico aquí”.

En los próximos meses BYD presentará más modelos; el rango de precios va desde el Dolphin de poco más de medio millón de pesos hasta modelos de lujo que superarán fácilmente el millón. Su meta es cerrar 2023 con al menos 5 mil unidades vendidas, pero para 2024 duplicar sus modelos (al menos cinco más) y que estos estén disponibles en 50 agencias en toda la república.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

Oil and Gas Alliance: Líder global en innovación y conexiones estratégicas

La CFE está preparada para la jornada electoral del próximo 2 de junio

Agua en CDMX

Rotoplas invierte $73 Millones en soluciones hídricas y reducción de huella ambiental en 2023