Volvo Cars acelera hacia la sostenibilidad

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Linkedin

Volvo Cars compartió nuevos avances dentro de su estrategia de sostenibilidad, estableciendo objetivos audaces para los años 2030 y 2040. Además, la compañía también reforzó su compromiso hacia la biodiversidad, fijando la meta de que para 2025, toda su deuda esté ligada a iniciativas de financiamiento sostenibles.

“Tomar acciones para combatir el cambio climático es innegociable y la transición a vehículos completamente eléctricos es un paso crucial en nuestro camino como pioneros”, afirmó Jim Rowan, CEO de Volvo Cars. “A medida que avanzamos para reducir las emisiones de nuestra cadena de valor, tenemos la responsabilidad de hacer más y abordar nuestra huella de biodiversidad, así como ayudar a mejorar la vida de las personas.”, concluyó.

Entre los objetivos de sostenibilidad de Volvo Cars para 2030 se encuentran la reducción de emisiones de CO² por vehículo en 75 % en comparación con 2018, la disminución del consumo energético por automóvil y el incremento de materiales reciclados en su línea de vehículos. La compañía también se enfoca en reducir a la mitad el uso de agua en sus operaciones y en asegurar que al menos el 99 % de sus residuos sean reciclados o reutilizados.

De cara al 2040, Volvo Cars se propone alcanzar un balance neto de cero emisiones de gases de efecto invernadero. La empresa ha logrado ya importantes avances, como el funcionamiento de 69 % de sus actividades con energía neutra en términos ambientales y la reducción de las emisiones de CO² por vehículo en 19 % desde 2018. Volvo Cars se centra en la reducción efectiva de emisiones, priorizando este enfoque sobre la captura de carbono, e invita a sus proveedores a adoptar prácticas similares.

Para 2025, la empresa sueca tiene como meta vincular completamente su financiamiento a prácticas sostenibles, demostrando la importancia de las finanzas en el desarrollo sostenible. En 2030, Volvo Cars aspira a convertirse exclusivamente en un fabricante de automóviles eléctricos y reducir las emisiones de CO² por vehículo en 75 % comparado con 2018. La empresa confía en que la combinación de ventas de vehículos eléctricos y la disminución de emisiones en su cadena de suministro y operaciones la acercará a sus metas de reducción de CO².

En cuanto a la economía circular, Volvo Cars ha priorizado este enfoque desde 2019, con materiales reciclados jugando un papel importante en sus vehículos más recientes. Para 2030, la compañía apunta a que 30 % de los componentes de sus vehículos sean reciclados y que 99 % de sus residuos sean reutilizados o reciclados.

La marca también busca tener un impacto positivo en la biodiversidad, adoptando iniciativas de restauración y colaborando con socios en su cadena de suministro para aumentar la conciencia sobre estos temas. La empresa ha realizado un estudio de impacto ambiental para guiar sus esfuerzos hacia un futuro beneficioso para la naturaleza.

Finalmente, Volvo Cars planea lanzar nuevas iniciativas sociales y medioambientales el próximo año, buscando proteger tanto a las personas como al medio ambiente.

Últimas noticias

Aggreko prueba un generador de hidrógeno y una batería de celda híbrida

EE.UU. y Canadá actualizan tratado para mejorar generación hidroeléctrica

Donald Trump

Donald Trump sufre atentado en Pensilvania y resulta herido

Hackean AT&T: roban registros de casi todos sus clientes